GRUPO PLAZA

ENTREVISTA Al presidente del PP de gandia

Víctor Soler: “Lo revolucionario hoy en día es ser joven y del Partido Popular” 

FOTO: ÀLEX OLTRA
13/02/2016 - 

Víctor Soler, concejal de Gandia y diputado en las Cortes Valencianas, es un joven político con un objetivo bien claro: Hacer que el PP sea el gran referente de un centro político moderno, liberal y sin complejos. Su nombre siempre ha estado vinculado al ex alcalde de Gandia Arturo Torró. Fue Torró quién le tendió la mano para que fuese el Presidente de las Nuevas Generaciones del PP en Gandia, durante el mandato del PP convirtió a Soler en su mano derecha y, tras su marcha, ha permitido el relevo generacional del Partido. Un relevo que Víctor Soler afronta con valentía.

-    Con la marcha de Arturo Torró usted es nombrado Presidente del Partido Popular, ¿Cómo valora el mandato de su predecesor? 

Desde el Partido Popular debemos estar muy agradecidos a Arturo Torró porque antes de su llegada el PP era un partido dividido, que siempre había tenido escisiones. Arturo Torró es el presidente de la unidad, lo que nos conduce a conseguir la primera Mayoría Absoluta y, por tanto, la primera vez que el Partido Popular ostenta la alcaldía. Son logros que nunca podrán quitar a Arturo Torró y al equipo que le hemos acompañado en estos años. Se ha dejado la piel por su partido y por su ciudad y ha sido muy generoso cuando ha visto que debía dar un paso hacia atrás para proceder al relevo y a la regeneración del partido.

-    ¿Qué retos se debe plantear el PP de Gandia a corto plazo?

Tres retos fundamentales: Transparencia; a nivel de gestión ordinaria del partido, en el día a día con los compañeros del Comité Ejecutivo y con los afiliados. Regeneración; de caras, de formas y de ideas para que sirvan de enganche, sobretodo, a la gente joven que se está descolgando del partido. Diálogo; porque es importante que tengamos todos un dialogo fluido y que todos los compañeros estén cómodos.

¿Qué autocrítica hace de esa situación?

No estamos hablando su lenguaje. En política es importante hablar el lenguaje de la sociedad y que la gente vea que los políticos del Partido Popular tenemos ganas de cambiar las cosas. Lo revolucionario hoy en día es ser joven y del Partido Popular. Este es el discurso que debemos trabajar. El PP es un partido que pese a todas las dificultades que hemos tenido, somos gente con carácter reformista que desde una vertiente de centro liberal podemos simpatizar y estar en la misma honda que están muchísimos jóvenes. 

Arturo Torró dijo que su salida podría facilitar un acuerdo con Ciudadanos, ¿es de la misma opinión?

Creo que Ciro Palmer está muy cómodo con el actual gobierno y que juega muy ambiguamente con la moción de censura. No sé con qué objetivo. Si efectivamente para Ciro Palmer Arturo Torró era un problema, ya no lo tiene porque ya no está. En todo caso, desde el Partido Popular hemos asumido que en los próximos años vamos a estar en la oposición y estamos responsabilizados con la tarea e ilusionados de ser el único partido que está en la oposición. La moción de censura no depende de nosotros, depende de una persona que ha demostrado que a día de hoy está más cómoda con un gobierno de izquierdas. Si algún día esa persona quiere dar el paso, veremos si el Partido Popular cree que es bueno o no para la ciudad que se produzca esa moción de censura. Repito, ya hace tiempo que el Partido Popular dejó de pensar en la moción de censura y nuestra única preocupación es ejercer de oposición a un gobierno que no está sabiendo gestionar los problemas de los ciudadanos.

El actual gobierno de Gandia ha criticado duramente la gestión del Partido Popular en la época de Arturo Torró, ¿qué se hizo bien?

Se hicieron muchísimas cosas bien. Cuando accedimos al gobierno, con la inmensa deuda que tenia el Ayuntamiento de Gandia, sólo teníamos dos opciones: Parar la ciudad y castigar a los ciudadanos por una gestión de la que ellos no habían participado o ser valientes e intentar dinamizar la ciudad. Entendíamos que en la situación de crisis económica no podíamos dejar morir la ciudad y apostamos por nuestros sectores productivos, incentivar turismo y comercio y, en definitiva, que la ciudad no parara. Fuimos un gobierno honrado que trabajó siempre con la máxima del interés general. Lo hicimos en sólo cuatro años, en un momento muy difícil y con un ayuntamiento muy endeudado. Se hicieron cosas muy buenas y el resultado está ahí, que el Partido Popular en las elecciones municipales se quedó a escasos 300 votos de la Mayoría Absoluta.

Y dígame, ¿qué se hizo mal?

No mantener un dialogo más fluido con la oposición, la eliminación de las dedicaciones y los secretarios, precipitarnos a la hora de tomar algunas decisiones fruto un poco de las ganas de hacer cosas o estar tanto tiempo sin dar una solución al tema de los préstamos bancarios.

El Partido Popular se está encontrando con muchos casos de corrupción a todos los niveles, ¿qué debe hacer la dirección de su partido al respecto?

La presidenta del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig, y el resto de compañeros de la dirección está actuando de una forma honesta y decidida. Hay que dar explicaciones, dar la cara y reconocer que el sistema del estado de derecho funciona. Como partido debemos pedir perdón porque la conducta de los compañeros no ha sido adecuada, hacer propósito de enmienda y que esas conductas no se vuelvan a repetir. Debemos tener un sistema que detecte esas conductas, que las juzgue y que las castigue si es el caso. Como partido debemos respetar la justicia y pedir las responsabilidades políticas que toquen.

¿Y en Gandia?

Lo mismo. Siempre hemos actuado con estricta legalidad y, sobretodo, respetando cualquier decisión en el ámbito judicial. En la anterior legislatura, el Partido Popular llevó a los juzgados diversos casos que entendíamos que no eran del todo correctos de personas con mucha relevancia dentro del Partido Socialista, como son el exalcalde de Gandia Jose Manuel Orengo y la ex concejal de Hacienda Ana García -ambos están imputados. Si uno observa una conducta que es reprobable legalmente, debe ponerlo en conocimiento a la justicia.

 Su nombre figura entre la lista de investigados del caso Púnica pero, al ser aforado, no tendrá que declarar, ¿va a tomar alguna medida al respecto?

La operación Púnica en Gandia sencillamente no existe. Se han escrito muchas páginas de periódico mencionando Gandia e intentando culpabilizarnos de algo que no existe. A quién le ha interesado crear este clima de corruptelas es al Partido Socialista, tanto a nivel mediático como judicial. La Guardia Civil requirió una serie de documentación, declaramos ante ella y luego ratificamos ante la Audiencia Nacional. En mi caso no he comparecido ante ningún juez, no estoy imputado/investigado porque no hay ningún auto de imputación a día de hoy. Si en algún momento tengo que comparecer para dar las explicaciones oportunas, lo haré sin ningún empacho. Todo lo contrario, iré con muchísimas ganas porque soy el principal interesado en que toda esta pesadilla acabe. Siempre he defendido mi inocencia y la del Partido Popular y tengo ganas de que se levante el secreto de sumario y que los que han manchado desde el partido socialista mi nombre y el del Partido Popular de Gandia, pidan perdón y rectifiquen por el daño que han causado. Confío en la justicia y que esta causa se sustancie lo antes posible y que todo el mundo vea cómo no hay absolutamente nada.

En su opinión, ¿la imagen del Partido Popular en Gandia, con la salida de Arturo ha quedado debilitada? ¿cómo debe proceder la dirección de Gandia?

No. Si un activo tiene el Partido Popular de Gandia es que tiene a gente muy válida y muy capacitada para asumir ese testigo. La dirección la tomo con mucho orgullo y honor porque cuando me afilié a los 18 años nunca pensé que iba a llegar a ser presidente del partido. También con responsabilidad porque el PP de Gandia es la primera fuerza de la ciudad, tanto por los resultados electorales como por la masa de afiliados que tiene. Voy a poner todo mi ser y toda mi fuerza para sacarlo adelante y hasta el próximo congreso vamos a intentar que el partido funcione con normalidad y siendo el referente de centro derecha moderno en Gandia.

¿Es Arturo Torró su referente político?

Arturo Torró me dio la oportunidad de ser Presidente de las Nuevas Generaciones del PP en 2007, fue la primera persona que políticamente confió en mi y para mi es un referente, igualmente que lo es para mucha gente a nivel de partido. Ha estado nueve años como presidente y se han conseguido muchas metas que nunca antes no habíamos conseguido y, por tanto, el nombre de Arturo torró va a estar siempre ligado como una buena época del Partido Popular de Gandia; con sus luces y sus sombras pero creo que en este caso las luces son mayores que las sombras.

¿Cuáles son las metas de Víctor Soler a corto o medio plazo?

Dar tranquilidad al partido. La sociedad está esperando unos políticos a la altura de las circunstancias porque hasta ahora, y ahí incluyo a todos los políticos de cualquier formación, no lo hemos estado. Debemos ser responsables de eso y rebajar los niveles de crispación y gestionar el día a día con normalidad. La sociedad ya está cansada de que nos tiremos los trastos a la cabeza, que estemos hablando siempre de nosotros y no de ellos: la ciudadanía.

¿Y se ve como aspirante a alcalde?

Estoy centrado en el día a día. No puedo hacer cuentas de la lechera ni plantearme metas a largo plazo porque los retos que tenemos a corto plazo son tan importantes y tan difíciles que lo que me preocupa es eso. A partir de ahí asumiremos, o no, nuevas metas.

 

 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email