X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

análisis

Vida nueva para Indra

10/01/2019 - 

MADRID. Borrón  y cuenta nueva para Indra. Tras haber dejado atrás un año 2018 horrible -perdió en bolsa un 27,79%-, nos queda el consuelo de ver como el inicio del presente año se presenta con un valor que ya ha realizado un movimiento correctivo significativo. De hecho ha pasado de cotizar en la parte alta del canal lateral de largo plazo que viene delimitando al precio desde el pasado año 2014 hasta la parte baja de dicho canal. 

Indra, por tanto, se encuentra muy próximo al rango de 7,60€ - 7,90€, que ya ha servido como soporte fiable al valor en los pasados años 2014, 2015 y 2016 y debería servir de freno a la corrección que se iniciaba a finales de 2017 y que se extendió durante todo 2018.
 

 
Viendo la evolución del valor más a corto plazo, en el segundo gráfico mostramos como desde mediados del pasado mes de diciembre comenzó a desarrollarse una divergencia alcista entre el precio y el MACD (marcado en naranja), que se daba muy cerca de alcanzar el precio el rango bajo del canal lateral que comentábamos previamente. En el momento de redactar este artículo es cuando estamos asistiendo a un fuerte movimiento a alza en Indra que le está permitiendo superar los máximos registrados en las últimas sesiones y confirmando la divergencia alcista detectada. 

A partir de aquí, Indra podría ir a buscar la directriz bajista de medio plazo que vino actuando como resistencia para el valor durante todo el año 2018. Esta directriz pasa en la actualidad por los 9,50 euros, nivel que se corresponde con el máximo relativo anterior alcanzado en el pasado mes de noviembre. El margen a este nivel es superior al 11%. La superación de este nivel es clave para dar por finalizada este tendencia bajista y poder aspirar a alcanzar mayores cotas, con un siguiente objetivo situado en los 11 euros.

Por la parte baja, una pérdida del nivel de los 7,60 euros haría que el aspecto técnico del valor empeorase de manera drástica, dado que perdería su nivel más relevante en el largo plazo y no encontramos una nueva referencia para el precio hasta los 5,80 euros.


Ignacio Zarza es analista de Auriga Global Investors

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email