X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Al otro lado de la colina / OPINIÓN

Vida y muerte sobre Israel, ¿habrá una tercera intifada?

Esta no es una historia de buenos y malos, es una historia de la supervivencia de dos pueblos, el de Israel y el Palestino

24/10/2015 - 

Esta no es una historia de buenos y malos, que aunque los hay, geopolíticamente hablando es una historia de la supervivencia de dos pueblos, el de Israel y el Palestino. En la resolución 181/1947 la Asamblea de la ONU les otorgó sendos estados sobre el Mandato Inglés en Tierra Santa, y tras continuados enfrentamientos e incluso guerras, se ha transformado en un problema enquistado que sangra a la menor oportunidad.

Esta Historia está tan repleta de desencuentros que incluso es utilizada como ejemplo de problema irresoluble en algunas Escuelas de Negocios y de Liderazgo en el Método del Caso; pero lamentablemente las personas siguen sufriendo los zarpazos del terrorismo, ya sea en forma de suicidas con bombas, criminales al volante o asesinos con cuchillos, como podemos ver estos días.

Por eso y para acercarnos al problema hay que buscar la esencia del mismo (que otra cosa es solucionarlo) dejando a un lado las antiguas y posibles afrentas acaecidas en torno a la cuestión, que si la Declaración de Balfour de 1917, el Tratado de Versalles en 1919, el Tratado de Sevres en 1920 y un largo etcétera de acuerdos internacionales y acciones de facto.

Primero, la ONU repartió el antiguo territorio en dos partes; una de ellas la judía lo acepto y creó su estado, Israel; la otra, los árabes, no lo aceptaron, y los países árabes vecinos atacaron al recién creada nación de Israel al día siguiente de su creación el 15 de mayo de 1948.

Segundo, desde 1948 hasta el fin de la guerra fría, han existido varias guerras en 1956, 1967, 1973, en las que militarmente ha ganado Israel, y tras las cuales ha firmado la paz con Egipto en 1979 y posteriormente con Jordania (1994). Se creó la OLP con Yasser Arafat (Al Fatah ) como principal interlocutor palestino, organización expulsada de Jordania tras los combates del septiembre negro de 1970, para ir al Líbano, país que iniciaría su guerra civil en 1975 y que en 1982 Israel invadiría para acabar con las bases terroristas palestinas.

Tercero, tras la Conferencia de Madrid (1991) llegan los acuerdos de Oslo firmados en Washington (1993), en los que la OLP reconoce el derecho a existir de Israel. Se crea la Autoridad Nacional Palestina, para Gaza y Cisjordania, en 2005 Israel se retira de la Franja. Otro interlocutor palestino, el grupo Hamas, no aceptó los acuerdos de Oslo ni el derecho de Israel a existir.


hay dos posiciones: israel, un estado de derecho,y palestina, dividida en dos facciones

Cuarto, en 2006 Hamas gana las elecciones palestinas imponiéndose sobre Al Fatah. Tras un enfrentamiento civil Al Fatah se hace con el control de Cisjordania y Hamas con Gaza. A partir de entonces la interlocución Palestina es múltiple, unos, Hamas (apoyado por Irán) son contrarios a la propia existencia de Israel, otros, la ANP que aceptan que exista pero que en 2010 no aceptan reconocer claramente a Israel como el Estado del pueblo judío, logrando en 2012 el reconocimiento de la ONU como estado observador no miembro.

En la actualidad existen dos posiciones, la israelí, un estado de derecho y democrático de corte occidental y por otra la palestina, dividida en dos facciones (al menos) en la que unos pocos aceptan a regañadientes la existencia de Israel y los más quieren su destrucción, con una población que vive bajo una gran tensión con un elevado grado de desgobierno e ínfimo nivel socioeconómico, provocándoles todo ello un alto grado de frustración, por lo que la negociación entre ambas partes se torna cada vez más complicada.

Y cuál es la solución a todo esto, se estarán preguntando, muy difícil, porque el primer paso para solucionar un problema es sentar a los dos interlocutores enfrentados, la parte israelí existe pero la otra no tiene un claro interlocutor; en segundo lugar sería el reconocimiento mutuo del derecho a existir, cuestión que a Israel no le conceden completamente, es por eso sus contundentes reacciones, recordemos que ha sufrido un Holocausto y que no puede permitirse el lujo de perder no ya una guerra si no una batalla porque supondría su desaparición.

Así en las últimas semanas hemos visto nuevos ataques terroristas en suelo israelí, que rememoran a las intifadas de 1987 y 2000, e incluso en las redes sociales algunos lo llaman la ‘intifada de los cuchillos’ o ‘de las mujeres’, aunque no llegará a tanto, y donde vemos lo fácil que supone destruir y lo complejo y difícil en construir la paz y el orden. A los judíos les toca resistir para sobrevivir, a los palestinos evolucionar para conseguir un liderazgo único, y entonces llegará algún momento en que ambas partes se puedan sentar a negociar y así dejar abierto el camino a la Paz.



Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email