GRUPO PLAZA

santuario animal

Waikiki: ¡ojo al gato!

Tres mujeres nacidas en Francia, Italia y México mantienen una colonia de gatos en un solar cedido por el Ayuntamiento de València. Elvis, Señorita Park o Prince dejaron de ser animales callejeros para pasar a vivir con todo tipo de cuidados en un descampado junto a la avenida de la Plata

11/05/2022 - 

VALÈNCIA.- Señorita Park corretea por el solar luciendo un pelazo que es la envidia de todo Waikiki. Y por ese aspecto de gatita presumida, y porque la encontraron escondida en una aparcamiento, Alessandra Moccia le puso el nombre de Señorita Park. Esta gata callejera es uno de los cuarenta y dos felinos que habitan en la comunidad que se ha instalado en un descampado cedido por el Ayuntamiento para cuidar de estos animales abandonados. Allí, de manera altruista, tres mujeres hacen un trabajo exhaustivo para que los mininos estén sanos, seguros y bien atendidos. Para que un gato, en definitiva, no lleve una vida de perros.

Las tres mujeres llegaron a València medio de rebote. «Somos como el chiste», bromea Alessandra sobre sus nacionalidades porque ella es italiana, Valeria Jaime es mexicana y Dolly (Mª Dolores Ortiz), aunque es hija de valencianos, nació y vivió muchos años en Francia. Dolly, que es la mayor de todas, ya está jubilada y se encargaba desde hace años de una colonia felina que había en la avenida del Puerto, en un solar donde iban a empezar a construir y que se vio obligada a abandonar. Por una casualidad, casi todos sus gatos son negros, así que les llama a todos Pepe y Pepa porque los ve a todos iguales menos a uno, Pepo, que tiene un mechón blanco en el pecho.

Valeria fue la última en llegar. Ella se mudó con su marido de Roma a València y viven cerca de la avenida de la Plata, donde se abre un pasillo que desemboca, bajando una rampa, en el solar donde están Waikiki y otras dos colonias vecinas. Encima de la rampa, hay como un balcón al que cada cinco o diez minutos se asoman los curiosos para ver aquella urbanización gatuna. La verdad es que llama la atención aquel terraplén lleno de casitas, jaulas y gatos deambulando por allí.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

La tercera pata de este proyecto es Alessandra Moccia, una italiana de Varese, tierra de ciclistas y baloncesto al norte del país, casi en la frontera con Suiza. Ella llegó a València hace siete años, después de que la empresa para la que trabaja, dedicada al control de plagas, abriera aquí una oficina. Tras el confinamiento, en mayo de 2020, comenzó a atender una colonia felina en Ruzafa, donde vivió de cerca la crueldad de los vecinos que no quieren animales abandonados alrededor de su casa. «Una vecina empezó a envenenarlos con sosa cáustica y la mitad de los gatos murieron. Estamos en juicio y esa misma vecina denunció al dueño de un solar privado abandonado en la calle Cádiz porque allí había más gatos que yo alimentaba. A raíz de esa denuncia, curiosamente, el Ayuntamiento me autorizó a trasladar mi colonia a este espacio en la avenida de la Plata».

* Lea el artículo íntegramente en el número 91 (mayo 2022) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

emprendedores

La tecnología da la vuelta a la industria deportiva

Por  - 

La transformación digital ha llegado al deporte no solo como entretenimiento, sino que atañe a todas las áreas: la salud y el rendimiento de los jugadores, el equipamiento deportivo, los clubes, los patrocinios o los lazos con los aficionados

el dedo en el ojo

Colomer y la cruzada de la tasa turística

Por  - 

Francesc Colomer, secretario autonómico de Turismo, ha amagado con un portazo si se aprobaba la tasa turística. Al final, el impuesto se ha aprobado pero nadie lo aplicará. Todos contentos

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email