GRUPO PLAZA

El proyecto más destacado es el colegio Pla de la Mesquita, con más de 6 millones de euros

Xàtiva marca la hoja de ruta 2021-2023: un plan director de inversiones de 15'3 millones de euros

2/03/2021 - 

VALÈNCIA. Las actuaciones previstas para los tres próximos años en la ciudad de Xàtiva, ya están ilustradas en una hoja de ruta: el plan director de inversiones 2021-2013. Este documento contempla un total de 19 obras que, desde el consistorio califican como "las más importantes para próximo trienio", y que están valoradas en 15.310.230,62 euros.

Los principales proyectos que se ha marcado el ayuntamiento para los próximos años se centran, principalmente, en materia de educación, servicios asistenciales, cultura, deporte y medio ambiente. Entre estas actuaciones, la que supondrá una inversión más importante es el nuevo colegio de Educación Especial Pla de la Mesquita, previsto para 2023 y dotado con 6,08 millones de euros. La administración local ya cuenta con la delegación de competencias y el proyecto está en proceso de redacción, tras su adjudicación en el mes de junio.

"Es, con diferencia, la inversión más grande que ha afrontado este equipo de gobierno. Es un proyecto complejo, cuando los técnicos le den el visto bueno empezarán las obras. Se trata de un colegio muy especial y queremos que quede bien, que de un buen servicio, no queremos hacer chapuzas", ha subrayado el regidor de Hacienda y Obras, Ignacio Reig. Además, el alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, ha asegurado que la dotación económica para este plan director de inversiones está "asegurada": "No será un problema de dinero poder ejecutar este plan".

Cabe destacar que la financiación para llevar a cabo estas actuaciones vendrá, mayoritariamente, del Pla Edificant de la Generalitat Valenciana, así como de otras consellerias, y del Plan de Inversiones de la Diputació de València. Mientras que, en menor medida, algunos de los proyectos se financiarán con fondos propios del consistorio.

Otra de las obras más destacadas de esta hoja de ruta para los próximos tres años es el proyecto de un Centro de Día Comarcal. Eso sí, Reig, ha admitido que es "de los que más verdes están" pero, aun así, considera que "tiene entidad suficiente como para agendarla y adoptar el compromiso de llevarla a cabo hasta donde podamos". En este sentido, el edil señala que necesitarían la financiación del gobierno autonómico, ya que está valorado en 2,09 millones de euros. De momento, desde la administración local tienen previsto cambiar la titularidad de los terrenos en los que se ubicaría, que actualmente es de uso educativo, para convertirlo en uno de uso asistencial, redactar el proyecto y ejecutar los trabajos arqueológicos, a la espera de la financiación necesaria.

El tercero de los proyectos con una mayor dotación económica es de carácter deportivo: el desdoblamiento del pabellón Francisco Ballester. Esta actuación cuenta con un 1,81 millones de euros que serán íntegramente recursos municipales. Está previsto para el próximo año y ya cuenta con un proyecto redactado que contempla un nuevo pabellón anexo al actual.

Otras dos actuaciones destacadas corresponden al ámbito educativo y también dependen del Programa Edificant del gobierno valenciano. Se trata de la ampliación del IES Josep de Ribera y de la reforma del CEIP de Formación Profesional La Costera, con un coste de 1,25 y 1,13 millones de euros respectivamente. El primero de ellos, va un poco más adelantado, ya que se encuentra en fase de licitación, mientras que el otro todavía está a la espera de la delegación de competencias por parte de la Generalitat Valenciana.

Entre el resto de inversiones previstas de menor volumen se encuentra la finalización de las fases VI y VII del Plan de Seguridad de Vías Urbanas que, una vez concluido, supondrá el cambio del 100% de la iluminación de la ciudad; el proyecto del Centre Raimon d’Activitats Culturals; o la reparación de la Casa de la Llum y la Cova Negra, afectadas por la última DANA. Así como el aparcamiento del hospital Lluís Alcanyis, tras la negativa de Sanitat de llevarlo a cabo; o el Plan Urbano de Actuación Municipal (PUAM). Este último consiste, según ha explicado Cerdà, "en un instrumento de planificación respecto a las acciones urbanas que el ayuntamiento tiene que ejecutar en los próximos 20 años. La Diputació pretende que todos los ayuntamientos tengan esta estrategia de inversión para tener una estrategia a nivel provincial. Así, cuando tengamos que pedir proyectos, deben estar contemplados en esta herramienta".

Políticamente, el plan ha tenido un apoyo mayoritario, ya que ha salido adelante sin ningún voto en contra . El primer edil lo ha valorado "positivamente" y considera que es un "buen punto de partida". Unicamente el Partido Popular se abstuvo y su portavoz, Maria José Pla, lo ha justificado señalando que "el horizonte es extensivo más allá de este mandato, y aunque dicen que con esta planificación se reduce la posibilidad de fracasar, es sinónimo de lucimiento político". 

Así pues, el regidor de Obras ha confiado en que este documento sea "el hilo conductor de los próximos tres años" y ha hecho hincapié en su carácter de largo plazo: "estas actuaciones podrán ser o no compartido por gobiernos posteriores, pero tienen una orientación de continuación en la próxima legislatura, ya que algunas de ellas acabarán más tarde de junio de 2023". Reig ha puesto el acento en que, el hecho de que la gestión  municipal tenga una visión anual, "provoca que se dejen de lado proyectos que necesitan de una continuidad a lo largo de varios ejercicios. Entendemos que un Plan Director genera una dinámica muy positiva alrededor de las obras estratégicas".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email