GRUPO PLAZA

tendencias escénicas

Xavi Castillo celebra 30 años de azote a los yonquis del dinero

El Teatre Micalet estrena el repaso definitivo de Pot de Plom a la corrupción en València y una exposición de fotografías

9/02/2022 - 

VALÈNCIA. En un ejercicio de introspección instigado por este medio, Xavi Castillo se declara un yonqui de meterse en líos, un adicto a la parodia. El cómico de Alcoi lleva 30 años satisfaciendo esa sana necesidad con los enganches insanos al dinero y el poder de toda una cohorte de políticos del Partido Popular que dilapidaron las arcas de la Comunitat Valenciana a principios de este siglo. Su compañía Pot de Plom ha hecho mofa de la indignación que le han provocado la malversación, la prevaricación, el tráfico de influencias y el blanqueo de capitales; el robo a manos llenas, en suma, de dirigentes en la primera línea del poder en les Corts, la Generalitat, las diputaciones provinciales y el Ayuntamiento de València.

En sus descacharrantes y escatológicos chous, Castillo ha mutado en una pedestre Rita Barberá y un melifluo Francisco Camps, como también en caricaturas de personas corrientes, caso de su pescatera de Mercadona Maribel, un niño que te la lía en cuanto lo pierdes de vista y responde al nombre de Jordiet Llopis y un sobradísimo capitán moro de Alcoi que corea junto al público un mantra de la autocrítica a la idiosincrasia valenciana: “Això ho pague jo!”.

La formación celebra su 30 aniversario del 9 al 27 de febrero en el Teatre Micalet con el espectáculo Yonkis del dinero, donde repasará la turbiedad administrativa que empañó durante décadas a nuestro territorio. La pieza es una lectura libérrima de la novela homónima de Sergi Castillo (Cuadrilátero de Libros), donde el periodista repasa metódicamente las 10 grandes historias de la corrupción valenciana. 

Yonkis del dinero se completa con una exposición de carteles en el Teatre Micalet. Más adelante, Pot de Plom realizará una muestra itinerante de fotografías, escenografía, monigotes, dibujos y carteles. Hasta el momento tienen cerrada la exposición en una sala del Ayuntamiento de Alcoi y en la UJI de Castelló. 

La propuesta pretende ser un reconocimiento y agradecimiento al trabajo de investigación del periodismo. “Tanto mis monólogos como los guiones de mis programas de humor Veriueu-ho! están basados en artículos, así que esta obra es una manera de reconocer el trabajo de gente como Laura Ballester, Francesc Arabí, Sergi Castillo y Rodrigo Terrasa, que me han facilitado información para hacer el teatro que me gusta, sátira política apegada a la actualidad”, explica el actor y autor teatral, quien describe la mesa de su local como atestada de dossieres con recortes de prensa de la visita del Papa, la pederastia de la Iglesia, los escándalos del rey emérito… 

De la rabia encendida a la carcajada

El libro en el que ahora se inspira recoge profuso material sobre los desmanes de Vicente Sanz, el Bigotes, Alfonso Rus, Ricardo Costa, Eduardo Zaplana… personajes públicos de los que Xavi Castillo se ha ido mofando estas tres décadas a su manera socarrona y burra.

El cómico alaba “lo bien estructurado que está este repaso al choricismo” y el título de los capítulos, con cimas como «Esteban Cuesta, el enfermero de Albacete que vivió el sueño de ser Richard Gere» y «El yate de las orgías, la ambición... y la basura», dedicado a Enrique Ortiz.

“Mis propuestas son una forma de diversión, pero aspiro a dar un poquito más de información. Quiero llegar al público, pero explicar bien la banda que crearon. Esto es Uno de los nuestros, Los Soprano… Les dan cien vueltas a Peaky Blinders, El padrino se queda corto. Es una animalá”, se va creciendo el humorista.

Como previene Mamen Mendizábal, en el prólogo del libro, “prepárense para indignarse mientras atan todos los cabos sueltos de un cuarto de siglo de caciquismo”.

A pesar de su especialización, a Xavi todavía le han sorprendido detalles revelados por el libro, como el escándalo de los residuos en Alicante, donde un millón de toneladas de basura fueron enterradas ilegalmente en suelo rústico de Orihuela con la contaminación consiguiente de los acuíferos. 

Mafiosos de cine

“Son años y años de corrupción. Es muy fuerte. Yo me dedico a calentarme la cabeza y contarlo y cantarlo. Hacemos cabaret con toda esta mierda. Lo hago de coña, pero es inevitable indignarse. Lo delicado está en como hacer un espectáculo cabaretero sobre Vicente Sanz, un tipo que se estuvo sacando la chorra en los despachos de Canal 9 durante años, o reproducir lo que han dicho ciertas figuras eclesiásticas, como el obispo de Orihuela-Alicante (José Ignacio Munilla), que es una perla fina, sobre aborto, la homosexualidad y los abusos”, plantea Castillo.

Castillo avanza que aunque la publicación estará en un atril durante las representaciones, el montaje no va a ser recitativo, porque hará suyo el texto con “paridas”, imitación de personajes y canciones: “Habrá un micro en escena y canturrearé temas de coña que tengo por ahí, como una versión de la Credence Clearwater Revival dedicada a Juan Cotino, u otra de The Doors, para Rita”.

La muerte de la que fuera alcaldesa de València durante más de 20 años le sirvió al monologuista para reflexionar sobre el trato que la política recibió por parte de su propio partido. En el video Un minut de silenci, apareció guardando la ropa y los accesorios de los que se servía para imitarla. “Ahora la quieren promocionar como la alcaldesa emblemática, como icono de una época. Eso es chulo para hacer coña de los rastreros que son, porque la dejaron abandonada en Madrid. Son una colla de miserables”.

Con el cambio de Gobierno al Pacte del Botànic, al de Alcoi le han soltado a menudo en redes y en directo que se le había “acabado el chollo” y reprochado que no haga chanza con los nuevos políticos en el poder. El monologuista se defiende: “Evidentemente ahora no es lo mismo, pero mucha gente de entonces sigue estando ahí. Las consecuencias de aquello no han terminado. Además, no se trata de tener el deber de hablar de todo y de todos. A menudo me preguntan, ¿por qué no te metes con Mònica Oltra?, y yo les respondo: “Atontado, porque hago broma de las cosas que me indignan y me sublevan”. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme