GRUPO PLAZA

tribuna libre / OPINIÓN

¿Y después, qué? Cuando los ICO no son suficiente

Foto: EDUARDO PARRA/EP
29/11/2021 - 

Los datos del Banco de España sobre el creciente riesgo de impago de los créditos ICO son una señal de alarma contundente: en los dos últimos meses se han duplicado los créditos considerados “en vigilancia especial” y ya suman el 16% del total. Otro 2% ya está directamente catalogado como de dudoso cobro. Un porcentaje muy elevado si consideramos que la mayoría de ellos aún se están beneficiando de los periodos de carencia concedidos a las empresas antes de empezar a devolver el dinero prestado por los ICO.

La previsión económica para los próximos meses hace pensar que la situación puede empeorar y el riesgo de impago de los créditos ICO va a aumentar, a pesar de que el Gobierno ha autorizado la prórroga de los avales hasta el 30 de junio de 2022. El Banco de España ya ha señalado en el horizonte una doble amenaza a corto plazo: un rebrote de la pandemia y una inflación que se convierta en permanente, con el consiguiente impacto en la economía doméstica por la devaluación de los salarios y el encarecimiento de los suministros. Esto se une a la ya probada dificultad de los sectores más castigados por la crisis del coronavirus para recuperar la solvencia perdida: hostelería, restauración y transporte siguen teniendo dificultades.

Con todos estos ingredientes en la coctelera es evidente que los créditos ICO no van a ser suficiente tabla de salvación para muchas empresas. Por eso es imprescindible que cualquier empresa, independientemente de la situación en la que se encuentre, se anticipe a la situación y prevea otras fórmulas de financiación para asegurar el cumplimiento de su plan de negocio, sea cual sea. En el próximo año la recuperación económica va a tener que sortear los problemas que acarrea la inflación galopante y el encarecimiento de la energía y las materias primas. Además, el proceso de fusiones bancarias no ha acabado y eso acota cada vez más el número de operadores del pool de financiadores: sabemos que se va a reducir y que será imprescindible incorporar nuevos.

achada de la sede del ICO (Instituto de Crédito Oficial). Foto: EDUARDO PARRA/EP

Por eso recomendamos a todas las empresas que recurrieron a los créditos ICO para superar la primera embestida de la pandemia que se anticipen ya a los posibles problemas de liquidez: es hora de acudir a nuevas fórmulas financieras, como la búsqueda de otros bancos y de las opciones de la banca alternativa. El momento de buscar soluciones y alternativas es ahora, antes de que la situación de liquidez sea insostenible. Será la única manera de poder financiar las compras y ventas o asumir inversiones y operaciones necesarias. Basta con un ejemplo muy real para reflexionar sobre la situación actual a la que se enfrentan los empresarios: ante el encarecimiento de los precios, que incrementará la facturación y obligará a tener más limites de circulante, ¿los financiadores actuales van a incrementar las líneas en un 20% o 30% para seguir financiando la misma actividad? ¿van a entender este nuevo escenario y aportar soluciones a las empresas?

Pensemos que un 41% de las empresas con créditos ICO de la pandemia se han acogido a la ampliación de pago o carencia ofrecida por el Gobierno español. Y que ese 16% de créditos ICO en situación de especial vigilancia suponen 22.000 millones de activos dudosos. La banca española ya tiene en sus balances 93.000 millones de créditos en vigilancia especial a día de hoy. Y el Banco de España apunta un previsible repunte de la morosidad en 2022, cuando a partir del segundo trimestre venzan las carencias y muchas empresas hayan de afrontar la devolución de los ICO.

Es un momento difícil para muchas empresas y en los próximos meses se podrá valorar el alcance de la recuperación. Una prueba que exige liquidez a las compañías y previsión para afrontar nuevas necesidades de financiación. Afortunadamente, las posibilidades financieras se han aumentado, hay nuevas fórmulas y nuevos actores que pueden aportar soluciones interesantes a los empresarios a los que la pandemia ha golpeado. Ahora han de abrirse a estas maneras de financiarse, antes de que sea tarde para darse cuenta de que los ICO no han sido suficiente.

José Roca Barrachina es socio director de Kaizen Consulting Vlc

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email