X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

santiago cabanas, embajador de españa en argelia 

"Con las restricciones, Argelia busca producir más en su país y a ser posible, con socios españoles"

6/03/2018 - 

Cabanas ha recalado este lunes en el Foro Empresarial sobre Argelia celebrado en Casa Mediterráneo. Allí, el presidente de la Cámara de Comercio de Alicante, Juan Riera, ha destacado que en la actualidad hay 3.104 empresas de la Comunitat Valenciana exportan mercancías a Argelia por un valor de 500 millones de euros y ha anunciado que la Cámara “ha organizado una misión comercial a Argelia en el mes de octubre ante el especial interés para las empresas de sectores como el agroalimentario, construcción y hábitat, o la industria química, entre otros". También ha participado el presidente del Club de Exportadores e Inversores, Antonio Bonet. “Desde hace tres años, Argelia se ha vuelto un país complicado para las empresas exportadoras e inversoras. Hemos visto cómo han aumentado las medidas proteccionistas, las barreras regulatorias y las restricciones a la importación”, ha señalado Bonet. Pese a este panorama más desalentador, Bonet cree que las perspectivas para las compañías españolas podrían mejorar en los próximos años, siempre que se cumplan algunas condiciones en el plano de la política económica.


-¿Cómo son actualmente las relaciones comerciales entre España y Argelia?

-Tenemos unas excelentes relaciones con Argelia en todos los órdenes: política, en la cooperación securitaria, cultural, educativa...Siempre se puede mejorar, pero la verdad es que tenemos una relación excelente. Para España, Argelia es un socio estratégico, un socio crucial para la estabilidad del Meditarráneo, y también para nuestra economía. La caída de los precios del crudo está haciendo que Argelia esté pasando unos momentos de dificultad y eso ha obligado a tomar unas medidas para intentar reducir su déficit, y para intentar diversificar su economía. Están intentando favorecer la producción local frente a los productos exteriores. Eso está afectando estas medidas, como subidas arancelarias, restricciones en las importaciones, sugerencias a los bancos,...y todo ello está causando que las relaciones comerciales se vean afectadas. 

"LA CAÍDA DE LOS PRECIOS DEL CRUDO ESTÁ HACIENDO QUE ARGELIA ESTÉ PASANDO UNOS MOMENTOS DE DIFICULTAD"

Y de ahí la bajada de las exportaciones españolas y que hayamos perdido posiciones relativas en estos momentos. Somo el tercer cliente y el quinto proveedor. Hay que hacer un esfuerzo para ganar esas posiciones perdidas: las posibilidades son reales, hay un entendimiento fácil, porque hay una tradición de comercio entre España y Argelia, y porqué es verdad que las empresas españolas tienen prestigio en Argelia. Tenemos que hacer entre todos un esfuerzo para recuperar unas posiciones y superar los obstáculos. Siempre que hay una crisis, hay un punto de inflexión y se pueden aprovechar las dificultades para transformarlas en oportunidades. Argelia siempre será una plataforma de negocios importantes para España, y un país crucial para nuestra política exterior. 

-¿Qué sectores económicos pueden tener más oportunidades actualmente en Argelia?

-Fundamentalmente, la construcción. Hacen falta 1,5 millones de viviendas, incluso, un poco más. Hacen falta infraestructuras, desaladoras, gestión de agua, ...hay muchos sectores. Sanidad, gestión de residuos sólidos, turismo, etc....En todos estos sectores, España tiene un know how importante y hay y habrá oportunidades. En el aspecto negativo, los sectores más afectados por las medidas de restricción han sido la siderurgia, por la subida de los aranceles y por la sustitución de importaciones por otras más baratos, y el sector de la cerámica, por la prohibición de los productos, que afecta a Castellón fundamentalmente. La industria de la cerámica había invertido mucho en ese cliente que era Argelia, y se esta viendo afectada. En los en los que hay oportunidades son muy diversos y la siderurgia y la cerámica, en los que hay más problemas.

-Las restricciones de las que habla son temporales...

-Sí. Son suspensiones temporales, así vienen definidas y esperemos que así sean. Corresponde a los argelinos decirlo. No va a ser por un tiempo corto y debemos ser conscientes de ello. 

-Lo digo por si el sector de la cerámica, que ha hecho inversiones muy importantes, vuelve a tener otra oportunidad...

-La respuesta que nos están dando la parte argelina es que tenemos que ver si conseguimos cambiar un poco el modelo de negocio del país; que no sea sólo exportar, sino también exportar tecnología, know how y lograr aliados para producir mayor incorporación de producto local y producirlo preferiblemente en Argelia. Es decir, que habrá oportunidades, pero también es verdad que se atraviesa un momento de dificultad, pero hay que intentar transformar estas dificultades en oportunidades. En definitiva, Argelia busca producir más en su país y a ser posible, con socios españoles. 

-¿Hay empresas españolas interesadas? 

-Hay un centenar de empresas que ya está operando en Argelia. A pesar las dificultades a las empresas españolas -como el caso de Dulcesol o Palco- les va bien. Han hecho inversiones y están creciendo. Hay posibilidades para industrias como el papel, la celulosa, el mármol, por citar algunos ejemplos.

"HAY MOVIMIENTO: LAS EMPRESAS DE TRANSPORTE MARÍTIMO, COMO TRANSMEDITERRÁNEA Y BALEÀRIA, ESTÁN INTENTANDO AMPLIAR SU NEGOCIO"

-En tiempos de dificultad, como usted mismo define, ¿cómo son los flujos de población?

-La comunicación es adecuada: hay vuelos de Argel y Orán a Barcelona, Madrid y Alicante. Hay ferries que van a Barcelona, València y Alicante. Y además, hay movimiento: las empresas de transporte marítimo, como Transmediterránea y Baleària, están intentando ampliar su negocio. Y es posible que se creen nuevas líneas de comunicación aérea. Hay una fuerte demanda de visados de argelinos, el año pasado dimos unos 90.000 visados entre los dos consulados, que es una cifra muy considerable; hay un interés real y, además, hay una comunidad argelina en España de unas 60.000-70.000 personas registradas, que es importante y que contribuye a reforzar esa relación bilateral. 

-En la época de la crisis más dura en España, los argelinos invirtieron mucho en Alicante...

-Lo que percibo es que Alicante se ve como una ciudad fantástica para vivir. Los argelinos la ven cercana y, al mismo tiempo, idónea, que ha conseguido convertirse en una ciudad de innovación tecnológica, pero, a la vez, una ciudad muy grata para vivir, con oportunidades de negocio. Alicante es muy admirada y querida. Su gran aspiración, la gran aspiración de los argelinos, es tener un piso o un apartamento en Alicante para vivir; es su sueño.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email