X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tres semanas después de hacerlo con la primera

Antonio Vicente, fundador de Panama Jack, liquida su segunda sicav

14/10/2016 - 

VALENCIA. Era un secreto a voces porque, tal y como venía contando este diario, la segunda sicav del fundador de Panama Jack, IVG Ahorro, tenía los días contados a la vista de como venía menguando su patrimonio día a día en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). No hay que olvidar que en dicho mercado, concretamente en el segmento específico para sicavs, las sociedades de inversión de capital variable -su nombre completo- cotizan como si de una acción de Telefónica y/o BBVA se trataran por poner un par de ejemplos.

Pues bien, IVG Ahorro está en proceso de liquidación, tal y como lo acordó por unanimidad su junta general extraordinaria el pasado 28 de septiembre. Aunque para ser más exactos habría que decir el propio Antonio Vicente Giménez  -fundador y presidente de la celebérrima marca de botas amarillas-, dado que según el último informe semestral un solo accionista controlaba el 98,60% del patrimonio y nadie duda de que no sea Vicente.

"Cada vez hay más miedo entre los tenedores de sicavs por el cambio regulatorio que se avecina una vez que haya un gobierno en firme. No hay que olvidar que caso de que siga mandando el PP ya llevaba en su programa de diciembre pasado que cada partícipe de una sicav tenga al menos el 0,55% del capital y eso son 13.200 euros en una sociedad con el mínimo establecido en los 2,4 millones" apuntan desde una gestora de fondos de inversión. 

Y no les falta razón porque así lo recogía el programa económico de la formación conservadora para evitar la figura de los 'mariachis' u 'hombres de paja' exigiendo a cada partícipe que tenga al menos el 0,55% del capital para que puedan computar como accionistas para llegar al mínimo obligatorio de 100. "Solo hay que ver el ritmo de cierres de sicavs en las últimas semanas para hacerse una idea de que la amenaza es más que latente", añaden. Incluso entre el propio clero como publicó Valencia Plaza a finales del mes pasado.

Cierto es que también existe la otra posibilidad a la hora de liquidar una sicav que no es otra que la necesidad de liquidez. Qué mejor forma que recurrir a esta figura en lugar de ir al banco. Sin embargo, y dado el carácter tremendamente hermético de los dueños de estas sociedades, resulta harto difícil saber si detrás de una liquidación hay razones de necesidad o de miedo por aquello de lo que pueda pasar.

Discrección

Este diario ha intentado conocer la versión del fundador de Panama Jack a través de su entorno, pero las fuentes consultadas han declinado ofrecer explicaciones sobre el motivo de la liquidación de la sicav. "Antonio Vicente es muy discreto en lo que se refiere a la gestión de su patrimonio personal", han señalado. El empresario, además de la actividad de su compañía, se ha adentrado ahora en el mundo de la filantropía con idéntica discreción.

Lo cierto es que las dos sicavs de Antonio Vicente (Faviren Ahorro e IVG Ahorro), que sumaban conjuntamente más de 40 millones de euros al cierre del primer semestre siendo dos de las más potentes de toda la Comunitat Valenciana, han pasado a mejor vida en cuestión de tres semanas. Ahora toca el papeleo de dar de baja del registro de sicavs de la CNMV y la exclusión de sus acciones del MAB para acabar liquidándose oficialmente.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email