X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El 'Aquarius' transferirá 500 inmigrantes a otros dos barcos y viajará a València

Completado el traslado de 250 de los migrantes del 'Aquarius' a barcos italianos para ir hacia València

11/06/2018 - 

MADRID (VP/EP). El barco Aquarius que gestionan Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée transferirá a dos barcos italianos de rescate a 500 de los 629 migrantes que tiene a bordo para después partir juntos hacia el Puerto de València.

Las labores para el traslado desde el buque 'Aquarius' a los barcos de la Marina y la Guardia Costera italiana de parte de los 629 migrantes rescatados por las ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée ya ha comenzado y una vez se complete la evacuación de 400 de ellos comenzará la navegación hacia el puerto de València, donde podrán desembarcar.

Según ha informado en Twitter SOS Mediterranée, "250 personas ya han sido trasladadas desde el 'Aquarius' a uno de los dos barcos italianos". "Una vez la operación de traslado se haya completado, los tres barcos se dirigirán a València para el desembarco de las 629 personas rescatadas en el mar el sábado", ha precisado la ONG.

La vicepresidenta de SOS Mediterranée, Sophie Beau, ha reconocido que la solución alcanzada "no es la mejor para las personas rescatadas" pero al menos es un "alivio" ya que se ha encontrado una opción para que puedan desembarcar. "Sin embargo, el viaje no ha terminado y las personas rescatadas deberán navegar otros 1.500 kilómetros antes de llegar a puerto seguro" en València, ha resaltado.

Mientras esto ocurre, ha subrayado, "la gente sigue huyendo de Libia mientras el 'Aquarius' está lejos de la zona de búsqueda y rescate en el Mediterráneo Central y los medios de rescate son totalmente insuficientes".

Foto: EFE/Oscar Corral 

En este sentido, ha defendido que "en los últimos días hemos visto que personas, ciudades y países pueden y están dispuestos a movilizarse con fuerza, pero la cuestión del rescate en el mar debe convertirse en una prioridad absoluta en el orden del día de los estados europeos". Por ello, ha apelado a los países europeos a "poner la seguridad y la protección de las personas por delante de las consideraciones políticas".

MSF también ha confirmado el inicio del traslado de parte de los migrantes, entre los que hay mujeres embarazadas y más de un centenar de niños, a los buques italianos y ha incidido en que, por extraño que parezca, "400 de estas personas fueron trasladadas al 'Aquarius' desde barcos de la Marina y la Guardia Costera italiana el pasado fin de semana".

La ONG ha indicado en Twitter que los migrantes a bordo del 'Aquarius' han contado al equipo de MSF que "están contentos de estarse dirigiendo finalmente a un puerto seguro después de ser rescatados en el Mediterráneo, pero sobre todo de no ser devueltos a Libia".

El 'Aquarius' junto con los dos barcos italianos llegarán previsiblemente el sábado al puerto de València, después de que el Gobierno de Pedro Sánchez se haya ofrecido a permitir el desembarco de los 629 migrantes a bordo, tras la negativa de Italia de abrirles sus puertos.

La Comunitat aumentará los traductores, forenses y fiscales por el Aquarius

La Comunitat Valenciana va a aumentar el número de traductores, de forenses y de personal al servicio de la Fiscalía para atender las necesidades jurídicas de los migrantes del barco Aquarius cuando desembarquen en el puerto de València.

Así lo ha señalado la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, quien ha considerado que a quienes que viajan a bordo de este barco se les podría aplicar la figura de "refugiados de prima facie", que se aplica en el caso de salidas masivas de países de personas cuya vida corre grave riesgo por guerras o catástrofes naturales.

Bravo ha hecho estas declaraciones a los medios de comunicación tras reunirse con representantes judiciales, de la Fiscalía, el Tribunal Superior de Justicia, el Colegio de Abogados, el Instituto de Medicina Legal y la Abogacía para coordinar los medios necesarios para defender los derechos de esas personas migrantes.

La consellera ha recordado que el barco viajan 123 menores no acompañados, que requieren de medias especiales de protección que son competencia de la Fiscalía de Menores, la cual ha solicitado disponer de más fiscales y de más personal para poder atenderles.

En los supuestos en que haya dudas sobre la edad, habrá que llevar a cabo "de forma rápida y eficaz" pruebas radiológicas por parte del Instituto de Medicina Legal de València, donde se va a crear un servicio de guardia especial con el fin de atenderles, ha indicado Bravo.

Además, como también viajan a bordo madres con niños que no cuentan con documentación que acredite el parentesco, se va a reforzar el número de forenses en genética, para que lleven a cabo las pruebas de ADN que acrediten la relación materno-filial.

 

MSF descartó el viaje hasta València

Aunque a última hora del lunes MSF descartó el viaje hasta València al no estar garantizada la seguridad de la navegación, un acuerdo alcanzado a primera hora de este martes con las autoridades de rescate italianas, cuyo Gobierno se negó el lunes a permitir el desembarque de los migrantes rescatados en su territorio, según informan MSF y el médico de abordo y portavoz en el Aquarius Aloys Vimard. Los casos más delicados, como enfermos y embarazadas, sí serán acogidos en Italia.

"La intención y el plan actual es transferir a 500 personas en dos barcos italianos (militares) de manera que 129 se quedarían aquí y todos juntos navegaremos a salvo a Valencia. Estamos muy cansados, pero también hay mucha gente aquí con ansiedad y frustrados y esperemos pronto poder llevarlos a un puesto seguro", ha señalado Vimard.

Conforme explicaba a primera hora de este martes Médicos Sin Fronteras, "el Aquarius está recibiendo víveres, coordinado por las autoridades italianas de rescate", que han enviado barcos con suministros para los pasajeros y la tripulación.

El Aquarius está recibiendo víveres, coordinado por las autoridades italianas de rescate

"La intención del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Italia en Roma (MRCC por sus siglas en inglés) es transferir a parte de la gente desde el Aquarius a barcos italianos y enfilar hacia Valencia juntos", señalaba en Twitter la organización humanitaria.

"La mejor opción sería desembarcar a las personas rescatadas en el puerto más cercano para que después, puedan ser transferidos a España o a cualquier otro país seguro para su protección y su proceso legal", insiste la organización humanitaria, que viene recordando que el barco se encuentra a 700 millas de Valencia, pero a menos de 30 de los puertos de Italia o Malta.

Médicos Sin Fronteras pide "poner la seguridad de las personas por encima de las políticas" y recuerda que este plan significará que personas rescatadas "que ya están exhaustas", pasen cuatro días más de viaje marítimo.

Baleares, Valladolid y Euskadi 

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha asegurado que la capital vallisoletana se ha "ofrecido" y será "una de las destinadas" a acoger a los inmigrantes que viajan en el Aquarius, que viaja por el Mediterráneo con destino al puerto de Valencia. 

Según ha apuntado el regidor ante los periodistas, antes de intervenir en unas jornadas sobre el agua, la distribución de estas personas se coordinará a través de la Red de Municipios de Acogida de la Federación Española de Municipios y ProvincIas y Valladolid "forma parte de ella". Puente ha subrayado que "esta misma mañana" ha hablado con la FEMP para clarificar que Valladolid "acogerá" a parte de estos inmigrantes y que le parece "muy oportuno" que los municipios españoles lo hagan. 

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ofreció ayer a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, los puertos del archipiélago para recibir a los inmigrantes que permanecen a bordo del Aquarius, según ha confirmado en el Parlament autonómico. El Gobierno Vasco también ofreció ayer su disposición para acoger en Euskadi a un diez por ciento de los 629 inmigrantes que se dirigen hacia España.

"Cómo han cambiado las cosas que España ahora es uno de los países que más se preocupa por las personas que están muriendo en el Mediterráneo", ha subrayado Armengol tras reprochar al PP "la vergüenza que durante seis años" ha constituido la política de asilo del Gobierno presidido por Mariano Rajoy.

Cruz Roja prepara el dispositivo

Cruz Roja desplegará en València el dispositivo de primera acogida para los 629 inmigrantes que se encuentran a bordo del barco Aquarius y que está previsto que desembarquen en Valencia.

Según ha explicado la vicepresidenta del Gobierno valenciano y Consejera de Igualdad y Política Inclusiva de la Generalidad Valenciana, Mónica Oltra, en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, la entidad social esta "preparando camas, alimento y todo lo que hace falta para cuando desembarquen y a partir de ahí se pondrán en marcha la logística de las derivaciones".

Oltra ha asegurado que "los primeros momentos" del desembarco están "bastantes hilvanados porque es Cruz Roja que tiene experiencia en este tipo de emergencias quien se encargará los primeros días". Posteriormente, según ha explicado la vicepresidenta valenciana, habrá que "hablar de como son las derivaciones".

Lección de solidaridad

España, y en particular la Comunitat Valenciana, dio este lunes una lección de solidaridad que debería colorear la cara del Gobierno italiano y la de toda la Unión Europea. Después de que el nuevo ministro de Interior, Matteo Salvini, ordenara el cierre de los puertos italianos y de una vergonzosa discusión entre Italia y Malta para evitar dar acogida a los 629 inmigrantes del Aquarius, el Gobierno de Pedro Sánchez ofreció el puerto de València para recibir a los inmigrantes, entre los que se encuentran 123 menores no acompañados, otros once niños y siete mujeres embarazadas.

El 'Aquarius'. FOTO: EFE/ Christophe Petit Tesson

Fue el alcalde Joan Ribó quien tomó la iniciativa de proponer València como puerto de llegada del barco, minutos después de que lo hiciera su homóloga de Barcelona, Ada Colau. El president Ximo Puig se sumó al ofrecimiento y, horas después, Sánchez anunciaba la decisión, que al parecer no se llevará a cabo al menos en la forma prevista, el viaje del Aquarius.

Y es que las ONG responsables del buque Aquarius, Médicos Sin Fronteras (MSF) y Sos Mediterranée, descartaban en torno a la medianoche viajar a España por la inseguridad que generaría un viaje de entre tres y cinco días hasta València. La enviada especial de Euronews Analise Borges, a bordo del barco, explicó que las condiciones meteorológicas empeorarán en los próximos días y la previsión es que el trayecto hasta València, de más de 1.300 kilómetros, se prolongue entre tres y cinco días. 

Poco antes, desde la ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) había reclamado que se permitiera el desembarco inmediato de los 629 migrantes rescatados en el Mediterráneo y expresado su preocupación por la posibilidad de que el buque tuviera que desplazarse hasta València, ya que ello supondría reducir notablemente la capacidad de respuesta ante un posible nuevo naufragio.

Además, MSF expresó su "preocupación" por la seguridad de los migrantes rescatados que están a bordo del Aquarius, entre ellos "enfermos, heridos, mujeres embarazadas y menores".

Rechazados por Italia

Un total de 629 inmigrantes, entre ellos 123 menores no acompañados, otros once niños y siete mujeres embarazadas, fueron rescatadas durante el fin de semana frente a las costas de Libia en varios operativos realizados por el 'Aquaeius', la Guardia Costera y la Armada de Italia y buques mercantes.

Aunque la intención del Aquarius era llegar a Catania, en Sicilia, el nuevo ministro de Interior, Matteo Salvini, ordenó el cierre de los puertos italianos, subrayando que sigue el modelo de gestión migratoria de otros socios de la UE, entre los que ha citado a Francia y España.

Este lunes, Pedro Sánchez dio instrucciones para que España acogiera el barco, para lo que ofreció el puerto de València. Joan Ribó había ofrecido horas antes la ciudad para acoger a los inmigrantes, igual que Ximo Puig.

La OIM anticipa una tragedia en el Mediterráneo 

El director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), William Swing, agradeció hoy a España por recibir el barco de inmigrantes "Aquarius", pero anticipó que habrá graves crisis en esa ruta marítima si los países se niegan a rescatar este tipo de embarcaciones.

"Estoy complacido de que España haya dado un paso adelante para terminar esta crisis, pero temo una tragedia mayor si los Estados empiezan a negarse a rescatar inmigrantes amenazados", dijo. Mediante una declaración leída por su portavoz, Swing sostuvo que actuar de esa manera "no va a disuadir a otros migrantes de intentar cruzar a Europa".

Ante la negativa de las autoridades de Italia y Malta a permitir que el "Aquarius", que lleva a bordo a 629 refugiados atraque en alguno de sus puertos, el Gobierno español anunció que la embarcación podrá hacerlo en Valencia, aunque tardará de tres a cuatro días en llegar hasta allí.

En el "Aquarius", con el que la ONG francesa SOS Méditerranée acude al rescate de inmigrantes en situación de naufragio, hay siete mujeres embarazadas y 120 niños que viajan solos.

Swing pidió a los países reflexionar y que entiendan que "detener uno o más barcos en el Mediterráneo no es una respuesta a los desafíos migratorios que tiene Europa, que requiere dotarse de una política integral y de las instituciones necesarias para aplicarla".

Felicitaciones de todo el mundo

Organizaciones internacionales aplaudieron la oferta del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de recibir al Aquarius. "Gracias, España", escribió el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, en un 'retuit' al mensaje publicado por Moncloa en esta red social para proponer España como puerto seguro.

Desde el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia también aplaudieron la propuesta española: "Nos alivia que estas 629 personas sean acogidas en nuestro país. Entre ellas hay 123 niños solos o no acompañados que nos preocupan particularmente", dijo el director ejecutivo de UNICEF Comité Español, Javier Martos.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), también perteneciente a la ONU, celebró igualmente que haya un país dispuesto a recibir al Aquarius, según la jefa de la misión de la OIM en España, María Jesús Herrera.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email