X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tanto almussafes como la planta de EEUU fabricaron coches para el país

Arde otro Ford Kuga, esta vez en Nueva Zelanda

La multinacional investiga si el siniestro es un caso aislado o si se debe a un defecto en el modelo como ocurrió con los Kuga de Sudáfrica y EEUU, que tuvieron que ser llamados a revisión

10/02/2017 - 

VALENCIA. El Ford Kuga fabricado en 2013 sigue dando problemas. El último incidente se ha producido en Nueva Zelanda, en la ciudad de Auckland, donde se prendió fuego un nuevo vehículo de este modelo el pasado 16 de diciembre, según confirman a Valencia Plaza fuentes de Ford Europa.

Los hechos descritos por la dueña del coche coinciden con lo ocurrido en los 39 incendios registrados en Sudáfrica y los 13 que tuvieron lugar en EEUU -todos con unidades fabricadas el mismo periodo-: el motor del Kuga se calentó y, de pronto, se prendió fuego -según describió Eden O'Connor a la prensa local-.

Sin embargo, Ford Nueva Zelanda todavía no ha concretado si el problema es exactamente el mismo ni si el vehículo siniestrado también montaba el motor 1.6 de los siniestros de Sudáfrica y EEUU. Preguntadas al respecto fuentes de Ford Europa explican que la compañía está investigando si el resto de las unidades del Kuga vendidas en el país -alrededor de 1.300- también pudieran corren riesgo de incendio. En tal caso -como se hizo en Sudáfrica y en EEUU- la enseña llamaría a los vehículos a revisión.

Se da la circunstancia de que los Kuga vendidos en Nueva Zelanda fueron fabricados tanto en la factoría Almussafes como en otra ubicada en EEUU, según indican fuentes de la planta valenciana. Ford no ha precisado la procedencia del vehículo accidentado.

Como informó este diario, los 39 vehículos incendiados en Sudáfrica fueron ensamblados en la factoría de Almussafes, si bien los motores -donde se originó realmente el incidente- eran de procedencia británica. Por contra, los 13 vehículos siniestrados en EEUU se fabricaron en Norteamérica.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email