X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de octubre y se habla de JUSTICIA INTRAMURS 9 d'octubre Marina d'Or MÚSICA FESTIVAL
GRUPO PLAZA

el consell empieza las reparaciones

Avanqua se quita de encima el Ágora y pagará menos canon a Cacsa

21/03/2017 - 

VALÉNCIA. Avanqua, la empresa gestora del Oceanogràfic, se ha quitado un peso de encima. Y es que, dentro del contrato al que optaron por licitación, también estaba la gestión del Ágora, un edificio hasta ahora inservible y que recuperará la Generalitat para poner en marcha el CaixaForum, según confirman fuentes de la administración pública.

Esta situación ha sido desbloqueada gracias a la reunión de este lunes entre el director general de Cacsa, Enrique Vidal, y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras anunciar finalmente que el espacio de La Caixa se instalará en el edificio diseñado por Santiago Calatrava. 

Incluso se fijó par este mismo martes las obras, que se centrarán en el nivel superior y en el trencadís, que sufrió un fuerte deterioro meses atrás. Recuperar el edificio permitirá a Cacsa establecer una fórmula directa entre la gestión del edificio y La Caixa, por lo que será necesaria una resolución parcial del contrato.

La operación favorece  a Avanqua, que no solo tendrá un dolor menos de cabeza sino que además, por el lucro cesante, se le reducirá el coste del canon que paga a la sociedad pública. Todavía falta acordar la cifra, que será llevada al Consejo de Administración la semana que viene.

Una obra de continuidad

El coste de estas obras se ha cifrado en 4,6 millones de euros y se prevé su finalización en doce meses. Un cantidad sensiblemente inferior a la que se había estimado inicialmente y que se situaba en torno a los 20 millones de euros. 

Cierran la obra las mismas que lo hicieron a través de la UTE-Ágora, formada por Lubasa, Cyes y Rover Alcisa. Esto se debe a la inseguridad que podría provocar si surgiera algún defecto de la obra realizado anteriormente.

Con todo esto, el coste ascenderá a prácticamente los 100 millones y Calatrava se llevará un 12% del coste de los 4,6 millones, como ya hiciera con el desembolso realizado años pasados. No obstante, fuentes de Cacsa destacaron que este proyecto se ha llevado a cabo en colaboración con el arquitecto, que ha sido el encargado de la redacción el nuevo proyecto para cerrar las obras, después de que el consejo de administración de Cacsa considerara "inasumible" finalizar el proyecto en los términos previstos inicialmente.

Un Ágora 'inservible'

El Ágora lleva sin actividad desde que en 2015 una auditoría revelara que el edificio no estaba en condiciones para los usos proyectados por Avanqua, quien debía explotarlo los próximos quince años. 

El informe señalaba importantes deficiencias en la cubierta, problemas de seguridad y deterioro de elementos estructurales que hasta ahora han impedido que el edificio pueda estar operativo. 

De defectos estructurales, como la ausencia de falsos techos, la rotura de algunos frentes a puertas de cristal o las filtraciones de agua por el mal estado de la cubierta.  Unos deterioros que se sumaban al proyecto de finalización y que se calculaba aumentaba el coste de terminar el edificio, inicialmente, en diez millones de euros. 

La no finalización de la cubierta del edificio también ha ido incrementado el coste a lo largo de los años. Según uno de los últimos informes de la Sindicatura de Comptes, las lamas y mecanismos que conforman este remate han supuesto para la empresa pública unas pérdidas de 13 millones de euros por "el deterioro del valor contable de dichos elementos".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email