X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

culminará con la integración tecnológica

Bankia completará la absorción de BMN en menos de doce meses

28/06/2017 - 

VALÈNCIA. Faltaba un minuto para las ocho de la mañana de ayer, cuando la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recogía un hecho relevante de Bankia y cinco minutos después otro de Banco Mare Nostrum (BMN). Los dos con un nexo común: los consejos de administración de ambas entidades aprobaban el proyecto de fusión. Aunque para ser más exactos la compra del banco formado por Caja Murcia, Caja Granada y la balear Sa Nostra por parte de la entidad fruto de la integración de CajaMadrid, Bancaja, Caja de Canarias, Caja Rioja, Caja Ávila, Caixa Laietana y Caja Segovia.

Más que nada porque los accionistas de la entidad presidida por Carlos Egea recibirán una acción de Bankia pero para ello tendrán que poner sobre la mesa 7,82 títulos suyos. La operación se articulará mediante la entrega de 205,6 millones de acciones de nueva emisión de Bankia a los accionistas de BMN, lo que supone valorar a ésta en 825 millones de euros, es decir, 0,41 veces su valor en libros.

Mientras las 'bankias' se disparaban en la apertura casi un 5% -aunque al cierre las ganancias se redujeron hasta el 3,53%-, José Ignacio Goirigolzarri manifestaba que el precio es "razonable y muy equitativo", rechazando comparar esta oferta con la que se recibió con anterioridad por BMN. Se refería a la única expresión de interés recibida por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que valoraba el 100% de la entidad en plena absorción por Bankia en unos 1.300 millones de euros o 1.061 millones en caso de que fueran necesarios ajustes por ruptura de acuerdos de seguros y gestión de activos.

Con sentido industrial, financiero y laboral

'Goiri' valoraba positivamente que esta fusión tiene sentido industrial, financiero y laboral. En concreto, se trata de una "excelente oportunidad para los equipos de BMN y Bankia", ya que "se incorporan a un proyecto nuevo más potente, que genera oportunidades de carrera". No obstante, rechazó evaluar si la fusión conllevará cierres de oficinas o despidos. "Es demasiado pronto para hablar de cifras, ni de personas, ni de oficinas", apuntó. "Quedan seis meses para terminar el año y los equipos de BMN y Bankia tienen que estar a lo que tienen que estar: al mercado y a los clientes. Hoy no es tiempo de hablar de número de oficinas ni de empleados", ha explicado.

Según el calendario de ambas entidades, el proceso culminará antes del 30 de junio del próximo año y será la integración tecnológica el último paso, tal y como ha venido sucediendo con las integraciones bancarias realizadas en España a lo largo de los últimos años. Un proceso que se inició a mediados de marzo pasado, cuando el FROB decidió fusionar ambas entidades


A partir de ahora queda la solicitud de nombramiento de un experto independiente, la recepción del informe de dicho experto programado para el mes que viene donde también se tendrán que convocar las juntas generales extraordinarias. Será en septiembre cuando se celebren y a lo largo de ese mes se solicitarán las pertinentes autorizaciones como al Ministerio de Economía, Banco de España, Comisión Nacional del Mercado de Valores, Competencia... Si todo va según lo previsto, la transacción se cerrará a finales de año.

Para Nuria Álvarez, analista de banca de Renta 4, la operación es "positiva" para Bankia, ya que permite a la entidad incrementar de forma "significativa" tanto su escala como su base de clientes. Asimismo también valora positivamente en términos financieros el impacto que supondrá la absorción de BMN para Bankia en 2020, ya que permitirá a la entidad incrementar su beneficio neto en 245 millones de euros para esta fecha, entre otros factores.

Menor exposición a crédito promotor

En este sentido, la experta, que recuerda que tanto Bankia como BMN son "muy sensibles a los tipos de interés", cree que un entorno macroeconómico "favorable" en España, junto a una posible normalización de la política monetaria, favorecerán a la recuperación de los ingresos de la entidad. 

Además, subraya que la sociedad resultante del proceso de fusión seguirá siendo la entidad con menor exposición a crédito promotor del sector financiero español, con tan solo un 1,5% del activo. Por todo ello, Renta 4 se encuentra revisando el precio objetivo de las acciones de Bankia, que se situaba en 3,80 euros por título, con recomendación de 'mantener', antes de que se concretase el precio de la operación. Un precio por debajo de los 4,17 euros a los que echó el cierre ayer.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email