X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de septiembre y se habla de coche oficial primark Dulcesol Parque central AYUNTAMIENTO DE VALENCIA
GRUPO PLAZA

Proyecto Islero

La bomba atómica que no tuvo España

Si algún día se cansa de trabajar, dice que se irá a vivir a Xàbia, donde veranea desde 1963. Es el general del Ejército del Aire Guillermo Velarde, a quien el Gobierno encargó diseñar la bomba atómica española. El bautizado como 'Proyecto Islero' se prolongó entre 1962 y 1981, con la Dictadura y con la Democracia. Esta es su historia

15/04/2017 - 

VALÈNCIA.- En plena Guerra Fría, España inició un plan secreto para producir armamento nuclear, pero Franco decidió, en 1966, paralizar el Proyecto Islero que fue reactivado por Arias Navarro. Con la llegada de la democracia, Adolfo Suárez mantuvo el programa en activo. El director de la investigación, Guillermo Velarde, desvela los entresijos de la operación que pudo situar a España entre las potencias atómicas.

El plan para construir la primera bomba atómica española tiene nombre de toro. «Lo llamé Proyecto Islero en recuerdo del toro que mató a Manolete porque pensaba que tarde o temprano me mataría no a cornadas sino a disgustos, como casi ocurrió», bromea con aplomo el general del Ejército del Aire Guillermo Velarde, presidente del Instituto de Fusión Nuclear y padre de la versión española del Proyecto Manhattan, nombre en clave de la investigación norteamericana para obtener la primera bomba atómica. Su minuciosa memoria recuerda todos los detalles del plan, que relata en el libro Proyecto Islero. Cuando España pudo desarrollar armas nucleares, de la editorial Guadalmazán. Entre toda la información que aporta se reserva un pequeño dato, su edad; «es el secreto mejor guardado de las Fuerzas Armadas», apostilla con humor castrense.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

El hoy catedrático emérito de Física Nuclear de la Universidad Politécnica de Madrid fue uno de los jóvenes científicos españoles enviados en los años cincuenta del pasado siglo a Estados Unidos para ampliar su formación nuclear. Guillermo Velarde vivió durante su estancia en California la crisis de los misiles de 1962 entre la Cuba de Fidel Castro y los Estados Unidos de Kennedy. El investigador trabajaba en Atomics International, compañía pionera en el diseño de reactores nucleares y uno de los centros clasificados como «reservado» por el Pentágono. Allí recibió instrucciones de cómo actuar en caso de ataque, «aunque daban por seguro un acuerdo entre soviéticos y norteamericanos», según explica, que finalmente evitó la confrontación bélica.

(Lea el artículo completo en el número de abril de la revista Plaza)

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email