X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el empresario halla en su administrador concursal UN ALIADO para recuperar el poder

Carlos Turró se aferra a sus acciones en Urbem con una demanda contra la banca

1/02/2018 - 

VALÈNCIA. Nuevo intercambio de disparos en la guerra sin cuartel entre Carlos Turró y José Pastor por el control de la promotora Urbem. Ambas partes siguen avanzando en su estrategia con paso firme: Turró, tratando de llevar a la práctica el dictamen del Tribunal Supremo -recogido este miércoles por el Borme- que el pasado mes de octubre tumbó las ampliaciones de capital realizadas en su día por su rival; y los Pastor, tratando de ejecutar la prenda de unos Créditos que compraron a Caixabank -precisamente para garantizarse la mayoría accionarial-.

Por lo que respecta a esta última cuestión, cabe recordar que los Pastor acudieron al concurso de acreedores de Inversiones Mebru -filial de la Cleop de Carlos Turró en la disputada Urbem- para comprar a la entidad financiera unos créditos impagados de esta última que tienen como garantía sus 46.000 acciones en la histórica promotora valenciana. Es decir: si la familia lograra ejecutar la prenda obtendría de nuevo la mayoría al hacerse con las acciones de Turró.

Pero el empresario se defiende con uñas y dientes contra esta ofensiva. Primero se querelló por esta cuestión contra el notario y las hermanas Pastor -las compradoras de los créditos-, una querella que realmente fue presentada por el administrador concursal de Mebru, Fernando Lesmes, y que ya ha sido archivada sin posibilidad de recurso, según la familia Pastor.

No obstante, Turró, como es habitual, sigue lanzando ataques judiciales como estrategia de defensa. Entre ellos llama la atención una demanda presentada contra la propia Caixabank por la venta de los créditos a las hermanas Pastor, según ha podido confirmar este periódico. Entre los argumentos de Mebru se encuentran cuestiones como que el tipo con el que salió a subasta era abusivo, entre otros aspectos.

La subasta, sin embargo, se ha reanudado, de modo que los Pastor avanzan por esta vía para garantizarse la mayoría en la mercantil. Pero Turró también lo hace por otro flanco: el de la aplicación de la sentencia del Supremo que tumba las ampliaciones de capital realizadas en su día por José Pastor.

La ejecución de la sentencia contaba con la complejidad de que al frente de Mebru se encuentra un administrador concursal -no el propio Turró-. En consecuencia, el administrador es quien debe convocar la junta para relevar a José Pastor como administrador de Urbem, pero se da la paradoja de que tal medida -según la familia- pondría en riesgo económico a la mercantil al suponer la devolución a Pastor de las ampliaciones de capital que realizó y, además, supondría perjudicar los intereses de los acreedores del concurso -las hermanas Pastor tras la compra de los créditos- a los que el administrador tiene el deber de proteger.

No obtante, Lesmes se ha alineado con Turró y ha realizado un requerimiento en el que pide la convocatoria de la junta. Ante esto los Pastor replicaron que quien realmente ha de convocarla es el juez, y en ese punto se encuentra por el momento el conflicto.

Nueva querella

En paralelo, los Pastor también han presentado una nueva querella -que ya ha sido admitida a trámite- contra Carlos Turró, Marcos Turró, Cleop e Inversores Mebru por un presunto delito de alzamiento de bienes en el impago del crédito a las hermanas Pastor.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email