X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de septiembre y se habla de referéndum cataluña ivo SANIDAD HOSPITAL GENERAL
GRUPO PLAZA

grand place / OPINIÓN

Cherchez la femme…!

12/09/2017 - 

Hoy también quería hablar de Catalunya, pero me contendré porque tendrán ustedes resaca tras la Diada soberanista. Además, aún no entra en mi ministerio, el de política internacional -conste el deliberado adverbio de tiempo “aún”-. Así que lo mejor será que me circunscriba a lo mío… Aunque les advierto que, si quieren la clave del Procès, sólo hay que seguir la pista del dinero: Cherchez la femme!.

Así que, eso vamos a hacer. Porque si Catalunya se enfadó, fue por esto. “La pèla és la pèla”. Justo cuando se acabó el “café para todos”. Justo cuando el Gobierno en Bruselas le dijo a España, hay que recortar. La Ley 16/2010, de 16 de julio, del régimen de cesión de tributos del Estado a la Comunidad Autónoma de Cataluña fue la espoleta. Dos meses antes, el FMI y Bruselas respaldaban el plan de recorte del déficit del presidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, el primero con recortes sociales.

Vamos, pues a buscar el dinero, el de todos. ¿Recuerdan la declaración del Gobernador del Banco de España tras su comparencia ante la “Comisión de Investigación de la crisis financiera de España y el programa de asistencia financiera”, el pasado mes de julio en el Congreso de Diputados? Luis M. Linde reconoció que el Banco de España fue detrás de la crisis y admitió errores para “pinchar” la burbuja inmobiliaria. Tiempos de vino y rosas. Pero lo de ahora es más bonito.

Recordemos también el Informe sobre la crisis financiera y bancaria en España, 2008-2014, del que también habló en el Congreso, ahora actualizado: Al menos 60.613 millones de euros del rescate financiero no se van a recuperar. El Tribunal de Cuentas ya lo advirtió en su informe de fiscalización, calculando que se perderían 60.718 millones de euros. Esto supone que se perderá casi el 80% del dinero invertido en sanear básicamente a las Cajas de Ahorros, que recibieron ayudas públicas por valor de más de 76.410 millones de euros.

En este contexto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) hace un año que lleva pidiendo perdón a Grecia por haberla endeudado para los próximos “mil” años -permítanme la exageración-. Los últimos informes de uno de los integrantes de la Troika, junto a la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, revelan que el fin principal era la protección de la política monetaria de la Unión, objetivo que cargaron sobre las espaldas del ciudadano griego. Y del irlandés y del portugués y del español, diría yo… Aunque nuestro plan de rescate fue muy sui generis.

El gobierno español bajo el mandato de Mariano Rajoy aceptó lo que Zapatero se negó a hacer, y de ahí su dimisión. El Gobierno popular español cargó sobre la espalda de todos sus ciudadanos la deuda bancaria a través de la reestructuración del sistema financiero español. Es decir, convirtió en deuda pública la deuda privada bancaria, su mala gestión y su voracidad en los años que precedieron a la crisis. Lo que conllevó al aumento de la deuda y el  déficit público, entre otros. Y de ahí la famosa prima de riesgo, con la que nos desayunábamos cada mañana hace unos años.

Como no me cansaré de repetirlo, dado el mayúsculo escándalo que supone y que debería haber hecho salir a la calle a más gente que a catalanes el día de su Diada, resumo aquí las conclusiones del último informe del Banco de España, hecho público como regalo el día de mi santo, 7 de septiembre, santa Regina, virgen y mártir.

La nueva estimación oficial es que sólo uno de cuatro euros del rescate público va a volver a las arcas del Estado, que debe por su parte responder al préstamo de la Unión Europea. Según el Banco de España, de este capital "perdido" en el salvamento de la banca corresponden a los contribuyentes a través del público Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) 39.542 millones de euros. Es decir, que los ciudadanos españoles estamos pagando la mala gestión del sector bancario y la nula supervisión de los órganos de control del Estado. No me extraña que los catalanes se quieran bajar del barco…

Y, como la memoria es débil, vamos a recordar, por enésima vez, la promesa hecha por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en junio de 2012, al anunciar el negado rescate a la banca, por cierto con el beneplácito del FMI: “La tercera reforma financiera que ha aprobado este viernes el Gobierno culmina la reestructuración del sector, (…) aprovechando la ayuda financiera de la Unión Europea, con un objetivo básico y fundamental, que no cueste un euro al contribuyente" -por favor, pinchad el link-. Vaya, ¡encontramos a la femme!

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email