X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

cofundador de intrinsic

Christian Almenar, el valenciano que evita desde Silicon Valley el 'hackeo' de datos a empresas 

23/04/2018 - 

VALÈNCIA. No son pocos los valencianos que han decidido salir de la ciudad en busca de oportunidades y retos, sobre todo durante la etapa universitaria. Entre ellos Christian Almenar (1985), cofundador de Intrinsic, una empresa de ciber seguridad en Silicon Valley que permite que el hackeo de datos a empresas termine con una situación desagradable.

Almenar, quien estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universitat Politècnica de València, decidió marcharse hace más de tres años a Estados Unidos a terminar la carrera. Pero no, no fue directo a San Francisco. Nueva York fue su destino, concretamente The Cooper Union, en Nueva York. 

Cooper Unión es una de las pocas instituciones americanas de educación superior que ofrece enseñanza gratuita a todos los alumnos, por lo que también es una de las más selectivas de los Estados Unidos, aceptando alumnos por debajo del 10% de las solicitudes recibidas. "Eso me permitió no tener una gran deuda por mis estudios y poder moverme con mayor libertad", explicaba Almenar en un encuentro en la misión de startups valencianas a Silicon Valley.

Decidió marcharse a San Francisco con su mejor amigo de la carrera, que estudiaba en Stanford. Allí asistió a algunas clases para al final convertirse en cofundador de Intrinsic. Tras salir de la universidad no todo fue un camino de rosas, incluso llegó a dormir en el pasillo del piso donde vivía en el barrio de Mission par alquilar su habitación aunque también trabajó en el Media Lab, el centro insignia del Massachusetts Institute of Technology (MIT). 

Intrinsic se basa en años de investigación académica en los campos de seguridad y sistemas en Stanford. "Nos encontramos con unos papers muy buenos y pensamos que podíamos comercializar la tecnología que se había creado en la universidad. Empezamos a evolucionarla para que se pudiera utilizar en empresas", explicaba. Se trata de una tecnología para asegurar datos en la red de empresas que puedan estar expuestos a posibles hackeos.

Andreessen Horowitz, entre sus inversores

Fundada junto con David Mazières, Deian Stefan y David Rifkin, entre sus inversores más importantes está el fondo de capital riesgo Andreessen Horowitz. Previamente habían sido invertidos por sus propios profesores de Stanford. "Lo bueno de la universidad es que la mitad de los profesores tienen empresas e invierten en proyectos de muchos alumnos". A estos se unieron otros inversores que sumaron 3,5 millones de financiación en una fase seed.

Intrinsic ha desarrollado un sistema para proteger lenguajes de programación. La empresa que les contrata es quien decide -con su ayuda- cuáles son los datos más sensibles que fluyen por su web, app o incluso están en la nube y que necesitan asegurar. Su tecnología los encripta de forma que en el caso de ser robados -como ocurrió con Facebook- tan solo encontrarán código sin ningún sentido.

"Tú defines lo más sensible de tu base de datos y nosotros lo encriptamos de forma que la propia aplicación siga procediendo con esos datos pero que en realidad no tenga acceso al dato de verdad", señalaba. "Si hackean la aplicación o tiene alguna vulnerabilidad que permita el robo se llevarán un montón de datos que no son verdad". 

Ahora han cerrado los primeros acuerdos con clientes, lo que les va a ayudar a crear un círculo virtuoso para implementar su tecnología, que se ha visto favorecida por la nueva ley de protección de datos europea. "Nosotros le explicamos al cliente como fluyen los datos por su app y qué es vulnerable. La mayoría de empresas no tienen ni idea de dónde están los datos en sus aplicaciones", reconoce.

El nexo entre València y el Burning Man

Además, Christian Almenar es uno de los responsables de la vinculación del conocido festival de música Burning Man, celebrado en Nevada. El ingeniero valenciano se topó de bruces con este macroevento que reúne a algunos de los artistas (y también millonarios) más destacados del país. 

Almenar, Harvey (fundador del festival), Peter Hishberg y Stuart Mangrum (colaboraboradores del festival)

Ante sus ojos, algo que le hacía sentirse como en casa: cuando el festival acaba, los 'monumentos' creados por familias, asociaciones o grupos de personas, son pasto del fuego. García había participado, de hecho, en la construcción de alguna falla dentro de su comisión fallera cuando era pequeño. Aquel vínculo entre el gran festival y las Fallas le llevó a, un tiempo más tarde, abordar al fundador Larry Harvey y hablarle de lo que sucedía en su València natal. Una acción que terminó con un hermanamiento entre el festival y las fallas que ha dado a conocer València entre los asistentes al festival.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email