X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Compromís baja el listón en la respuesta a la corrupción

3/07/2018 - 

VALÈNCIA. La Comisión de Coordinación Institucional de Compromís se reunió este lunes y acordó que la coalición "se mantendrá a la espera" de que se alce el secreto de sumario de la operación Alquería para actuar "en consecuencia con la contundencia y la coherencia que la caracteriza".

De esta manera, este órgano continuó la línea marcada la semana pasada por la dirección de Compromís y también del Bloc, partido al que pertenece una de las dirigentes investigada en el caso, Agustina Brines, cogerente de Divalterra.

Así, tal y como se anunció el viernes, no se suspenderá de militancia a Brines, quien anunció que se apartaba de las funciones de su cargo en el partido y en la institución. Esto, según recalcaron fuentes de la coalición consultadas por este diario, significa que la cogerente no ejercerá su cargo ni tampoco percibirá el salario correspondiente hasta que no se aclare el asunto con el levantamiento de sumario.

Así pues, los socios en el Consell -PSPV y Compromís-, que también lo son en la Diputación, han evidenciado una diferencia de comportamiento respecto a los hechos acaecidos. Los socialistas, con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a la cabeza, han enseñado la puerta de salida al presidente de la corporación provincial, Jorge Rodríguez, quien ha sido suspendido de militancia y forzado a dimitir de la institución, si bien de momento solo se ha apartado temporalmente de la Alcaldía de Ontinyent sin dejar el consistorio definitiva.

Por su parte, Compromís no ha ido tan lejos en esta ocasión; permitiendo la continuidad como militante de Brines y apartada de sus diferentes cargos hasta que se aclare el asunto con posibilidad de regresar a sus puestos. Una estrategia que ya siguieron con el estallido de la presunta financiación irregular cuando Lluismi Campos, jefe de Gabinete de Enric Morera en Les Corts, se apartó dos meses de su cargo hasta declarar en la comisión de investigación del Senado. Una maniobra a través de la cual criticaron al PSPV, que no tomó ninguna decisión en aquel momento sobre sus dirigentes salpicados. Ahora, las tornas han cambiado y la formación socialista ha sido más intransigente ante el presunto caso de corrupción.

Transparencia como "seña de identidad"

Por su parte, en un comunicado posterior a la reunión, Compromís remarcó este lunes su aportación de "mejoras y trabajo en firme por la transparencia y el buen gobierno en las instituciones", algo que calificaron como sus "señas de identidad".

Asimismo, señalaron que en la cita se trató "la necesidad y el compromiso por garantizar en todos los ámbitos de gobierno el trabajo para continuar haciendo de las administraciones herramientas útiles para la vida de los valencianos y valencianas".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email