X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los socialistas meditan vender el edificio blanquerías por la deuda heredada de la etapa de alarte

Cuatro empresas hoteleras ofrecen entre 4,5 y 5 millones por la sede del PSPV

16/12/2016 - 

VALENCIA. El PSPV podría desprenderse de su emblemática sede situada en la calle Blanquerías en 2017. Esta es la opción que baraja la cúpula de los socialistas valencianos tras haber recibido varias ofertas -en concreto cuatro- por el edificio de la citada formación con cuya venta podría abordarse el objetivo de paliar la deuda de 9,6 millones de euros heredada tras el mandato de Jorge Alarte.

Tal y como informó este diario, la posibilidad de vender el edificio viene planeando en la cuarta planta desde hace meses. Una operación que permitiría tapar agujeros a los socialistas valencianos y emigrar a una sede más económica, reducida y operativa después del traspaso de dirigentes a puestos de gobierno acaecido tras alcanzar la Generalitat.

Así, las fuentes del partido consultadas por este diario apuntan a cuatro ofertas de empresas hoteleras, algunas a través de intermediarios inmobiliarios e incluso una de ellas llegada vía Ferraz, que se sitúan entre los 4,5 y 5 millones de euros por el edificio completo, incluyendo además la treintena de plazas de aparcamiento de las que dispone el PSPV. Este diario pudo confirmar este mismo jueves a través de operadores inmobiliarios el interés de, al menos, una cadena hotelera en las citadas instalaciones.

La venta de la sede de la calle Blanquerías es complicada por varios motivos. A la postre, constituye uno de los iconos del PSPV en el Cap i Casal con una localización privilegiada. No obstante, la deuda que arrastran los socialistas valencianos engordada durante el mandato de Alarte deja a la dirección del PSPV con una capacidad de maniobra limitada.

En este sentido, dirigentes socialistas ponen el acento en la deuda acumulada con la empresa de transporte Transvía, la que se debe al despacho de abogados de Virgilio Latorre, la reforma -pese a ser un alquiler- de la sede provincial en Pont de Fusta que costó más de 180.000 euros, si bien fuentes de la anterior dirección aseguran que solo se dejó por ello una deuda de 38.000 euros, así como otros gastos de la campaña de 2011. Estos son algunos hitos que dispararon la deuda del PSPV, que a la llegada de la nueva dirección se distribuía en cerca de un millón de euros en pagarés, casi tres millones de euros pendientes en pago a proveedores y algo más de seis millones en deuda financiera.

Así, las posibilidades de enjugar esta situación sin un golpe de timón como el de la venta de la sede son reducidas. De hecho, desde la llegada de Ximo Puig en 2012, los gastos de personal se han reducido en un millón de euros anuales, quedándose en unos 500.000 euros. Un recorte que, aunque ha aliviado en cierta medida las arcas del partido, no ha subsanado el problema y ha propiciado una disminución del músculo del PSPV ante la rebaja de personal.

Con este escenario, parece lógica la iniciativa de deshacerse del edificio de Blanquerías si las ofertas son razonables. Una opción respaldada desde Ferraz -se debe también un millón de euros a la dirección federal del partido- y que resulta razonable para varios miembros de la Ejecutiva de Ximo Puig

Ahora bien, además de las ofertas que van llegando a la cuarta planta, se estudia también la fórmula para proceder a la venta del edificio, que posiblemente se asemeje a algún proceso de transparencia que imite los del sector público, para evitar dar pie a las especulaciones que suelen flotar en el ambiente cuando se acometen este tipo de operaciones inmobiliarias.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email