X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

CAMINO HACIA LA INDEPENDENCIA

Cultura da un espaldarazo histórico al Museu de Belles Arts de València

29/10/2016 - 

VALENCIA. La Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte (CEICD) fue una de las protagonistas este viernes en la presentación del proyecto de Presupuestos de la Generalitat 2017; no tanto por el incremento general del 5,4% de su propia capacidad de gasto, en cualquier caso por encima de la que en términos generales podrá asumir el Gobierno valenciano (3,3%), sino por el acelerón que el conseller Vicent Marzà dio a los presupuestos de Cultura. Eso sí, todavía muy alejados del 'objetivo 1%' que la propia Conselleria se marca para 2020 y que tendría que crecer incluso por encima de este ritmo del 17% los siguientes ejercicios

Por el momento, y más allá de que en la actualidad la Cultura pese un 0,54% dentro de los presupuestos totales de la Generalitat, entre los grandes beneficiados de la subida ayer destacábamos al Institut Valencià d'Art Modern en particular, con una subida de casi el 10% de su presupuesto, pasando de los 6 a los 6,6 millones de euros. Sin embargo, quien ha recibido un espaldarazo histórico es el Museu de Belles Arts de València (Mubav). Un empujón cuantificable pero también simbólico: por primera vez el centro cultural tiene una línea independiente y directa de los presupuestos. Una condición de presupuesto dentro de la Generalitat que marca un punto y aparte en su actividad propia para inversiones y gestión y con el que no cuenta -a este nivel- ningún otro espacio cultural.

La acción se ponía en valor desde la CEICD el mismo viernes, como "la primera actuación tangible para poder convertir definitivamente al Mubav en un consorcio, con una mayor autonomía". El camino hacia la dependencia de su actividad y el incremento de recursos era también celebrado por su director eventual, José Ignacio Casar Pinazo, que en declaraciones a Valencia Plaza aseguraba que la nueva situación "atiende al trabajo que se ha hecho y muestra que la Generalitat ha sido sensible a la necesidad del museo por tener una mayor autonomía".

Un salto definitivo también en el aspecto cuantitativo

Casar Pinazo apuntaba que ahora el Mubav "tiene la gran responsabilidad de gestionar 5,2 millones, frente a los 3,5 que aproximadamente se controlaban ahora". Preguntado por el destino de ese nuevo status económico, el actual máximo responsable del Mubav aseguró que "servirá para poner en marcha las inicaitivas previstas y que deberían acabar de darle la vuelta al museo por completo a finales de 2018, para que abra en plenas condiciones, con un plan museológico aprobado y desarrollado, incluyendo las restauraciones esperadas, un programa editorial propio para publicaciones, nuevos programas expositivos o un plan de comunicación y difusión de las actividades". 

El Mubav deja de depender así de la caja fija de la genérica línea Patrimonio Cultural y Museos que hasta ahora le nutría. Para Casar Pinazo, además, "es importante que se sepa lo que cuesta el museo de forma unitaria y se pueda comparar también con el Consorci de Museus o el IVAM, porque también tiene sirve para su significación el hecho de que los ciudadanos y todos podamos identificar contablemente al Museu de Belles Arts". La apuesta de Casar y su trabajo por lograr la independencia deja al Mubav, en términos contables, en un estadio distinto en el año en el que se finalizan las obras de su ampliación.

Este incremento es el más relevante para un museo que, siendo de titularidad estatal, recibe del Ministerio de Cultura en torno a 90.000 euros anuales excepto -como es el caso- cuando hay cualquier tipo de obras. Durante estos últimos años de reformas, según fuentes del Mubav, "más o menos se han invertido unos tres millones de euros por año". Sin embargo, en cuanto finalicen, el dinero del Estado volverá al entorno de esos 90.000 euros, una cifra casi testimonial y que solo ayuda a redondear el nuevo escalón con el que contará el Museu de Belles Arts y que debería resituarle a nivel nacional e internacional, partiendo de unos fondos que le otorgan la vitola de ser la segunda mejor pinacoteca de España tras el Museo del Prado.

No obstante, desde dentro del Mubav la resituación que más se anhela es la del museo dentro de la propia ciudad y de la Comunitat, sabedores de que Valencia sigue desconociendo en gran medida los ricos fondos pictóricos que posee del gótico internacional, el barroco o el arte valenciano del renacimiento y de finales del XIX al XX.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email