X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

alerta de intervención

Cultura quiere resolver el caso de incompatibilidad de Livermore "lo antes posible"

27/07/2016 - 

VALENCIA. Davide Livermore puso una única condición cuando, hace ahora algo más de año y medio, la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte le propuso sustituir a Helga Schmidt al frente del Palau de Les Arts. Esa única condición, aseguran las fuentes próximas a aquella negociación, fue la de poder seguir desarrollando su carrera como director de escena y en paralelo a su cargo como intendente del coliseo valenciano. Los responsables de la conselleria le aseguraron que así quedaría reflejado en el sentido administrativo, pero la fórmula utilizada para generar esa excepción dentro de la exclusividad (por independencia y responsabilidad) para la Administración valenciana no es válida según la Intervención de la Generalitat Valenciana.

La situación, tal y como público ayer Valencia Plaza, se deriva del informe de la Intervención, incluido en la Cuenta General de la Generalitat, que alerta de que el intendente de la 'Fundación Palau de les Arts Reina Sofía, Fundació de la Comunitat Valenciana' es un puesto directivo de la Fundación sometido a la relación laboral de carácter especial de alta dirección, por lo que se atiene al marco jurídico de la Ley 3/2015, que establece la dedicación exclusiva a sus funciones sin que sea posible autorización o reconocimiento de compatibilidad expresa por órgano competente.

El secretario autonómico de Cultura y Deporte, Albert Girona, aseguró este martes que esperan alcanzar una solución jurídica esta misma semana, en declaraciones que recogió Europa Press, para que Livermore pueda compatibilizar su cargo con otras actividades. De lo contrario, ha advertido, pasarán a la "fase B" que sería sacar a concurso publico su puesto, como se ha hecho en otros espacios de la Generalitat.

Un problema de imparcialidad e independencia

Girona insistió en la satisfacción del Consell sobre la gestión de Livermore, pero aceptó que "la imparcialidad o independencia de las funciones que desempeña el intendente en su puesto directivo en la Fundación pueden verse comprometidas por el ejercicio de las funciones de dirección de escena que ha declarado realizar para otros teatros". El secretario autonómico destacó que se trata de un "contrato heredado" de la administración anterior del PP, no eludió al hilo de lo dicho la responsabildiad de la Administración autonómica: "lo deseable sería que se cumpliera el contrato y que si ha habido alguna irregularidad, que no se vuelva a repetir en el futuro".

En la idea de un plan B o "fase B" en palabras de Girona, sí se deja entrever una idea que desde la jornada de ayer ha rondado algunos mentideros de la inesperada situación: en caso de no resolver el asunto con Livermore, se lanzará un concurso al "que se pueda presentar cualquier persona acreditada y solvente, que por cierto, hay muchos valencianos y valencianas que tienen una experiencia suficiente para dirigir el Palau". No es menos cierto que, aun siendo una posibilidad todavía ficticia en este impasse, los criterios del Código de Buenas Prácticas de la Conselleria en materia salarial limitarían en gran medida la incorporación de una gran figura internacional, valenciana o de cualquier otra procedencia.

Livermore, a la expectativa

Livermore, que estos días está precisamente prestando sus servicios en el festival de Pesaro, se mantiene a la expectativa ante la situación. Fuentes próximas al italiano aseguran que tanto el anterior como el actual gobierno actúan "de buena fe", aunque él mantiene toda la atención sobre el proceso después de que se haya desatado la situación que por el momento sigue en el estadio de alerta por parte de la Intervención. Las mismas fuentes aseguran que el intendente espera "una fórmula que verdaderamente sirva" y evitar así que haya la menor incompatibilidad en los cargos.

"Es un convencido del teatro público y este aspecto es algo que le hace estar especialmente a gusto al frente del Palau de les Arts", aseguran. Veremos si, como avanzaba el secretario autonómico, la solución es inminente.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email