X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Desmantelamiento de la Conselleria de Sanidad: o a Madrid con Montón o a la cuerda floja

Foto: EVA MÁÑEZ
7/06/2018 - 

VALÈNCIA. La marcha de la hasta ahora consellera de Sanidad, Carmen Montón, a la cartera ministerial del mismo ramo tiene consecuencias inmediatas sobre el departamento que ha regentado desde 2015. La dirigente socialista, muy celosa del control de su entorno, ha diseñado a lo largo de este tiempo un equipo de confianza que, con su salida, deberá enfilar el mismo recorrido hacia la capital o, por el contrario, deberá esperar a que la sucesora -o sucesor en el cargo- desee contar con sus servicios.

Así, fuentes socialistas señalaron a este diario que el jefe de Gabinete, Carlos Maciá, el recientemente nombrado asesor Abencio Cutanda, o el director general de Asistencia Sanitaria y mano derecha de la consellera, Rafael Sotoca, pondrán rumbo a Madrid a buen seguro. No serán los únicos, también se espera que el director de Gestión Sanitaria, Germán Temprano, periodista pese a ostentar este puesto técnico, también se incorpore al equipo de Montón en la capital.

Otros dirigentes del departamento cuya continuidad generaba dudas a las distintas fuentes consultadas por este diario son el subsecretario de Sanidad, Ricardo Campos, y el director de Recursos Humanos, Justo Herrera, que dependerían de la confianza del sucesor de Montón para saber si continúan el cargo o no si es que la consellera no decide incorporarlos a su equipo en Madrid. Conviene recordar que los puestos para altos cargos en el Gobierno central no son ilimitados dado que para ocupar un cargo de director general se debe ser funcionario. Otra continuidad en el aire sería la de la asesora Antonia García Valls, exdiputada nacional y que podría tener hueco en el núcleo ministerial de Montón pero que podría salir con la llegada de la nueva consellera.

De esta manera, todo apunta a que la sustituta de Montón llegará con un amplio espacio para diseñar su propio equipo. La premisa parece clara: la consellera tuvo libertad desde que tomó el timón y también lo tendrá su sucesora, por lo que una renovación completa de la cúpula del departamento no resulta para nada descartable. Más aún si se cumplen algunas de las previsiones que circulan en los mentideros socialistas, que señalan a algunas dirigentes muy próximas a Ximo Puig como las diputadas Ana Barceló o Conxa Andrés como posibles sustitutas.

¿Cambios más profundos?

Las tesis respecto a este relevo en el Consell son amplias y circulaban libremente  este miércoles por las filas socialistas vinculadas al Gobierno valenciano. Así, algunos 'pesos pesados' del entorno de Puig no se conforman con el cambio de cromos por Montón y aspiran a variaciones más profundas que incluyan modificaciones de consellers bajo la responsabilidad de Compromís. Desde la coalición valencianista liderada por Mónica Oltra, a priori, no parecían tener intención de mover ficha dado que sus equilibrios internos -Bloc, Iniciativa y Verds-Equo conforman la formación- son más complejos que los del PSPV.

Pese a todo, algunos dirigentes socialistas incluso planteaban la posibilidad de que Puig se animara a proponer a algún hombre para sustituir a Montón -sonaba el exrector de la UV Esteban Morcillo- aunque se rompiera la paridad del Ejecutivo. Una manera de invitar a Compromís a que moviera ficha bajo la premisa de que hasta ahora los socialistas han tenido más mujeres que hombres en el gobierno.

Es más, distintas fuentes del partido admitían que incluso se han escuchado voces que apelaban a un aumento de carteras que permitiera una oferta para que Podemos entrara en el Ejecutivo. Una propuesta que desde la formación morada reconocían haber escuchado aunque de manera "informal" pero que, de salida, no se planteaban tener en cuenta.

En definitiva, una serie de posibles contrapesos complejos que invitan a pensar que la solución más sencilla sería un único cambio en el Ejecutivo. Fuentes del partido apuntaron a que, de cumplirse con la hoja de ruta más obvia, el relevo de Montón se conocería en las próximas horas pero, de producirse una operación más amplia, la designación podría posponerse hasta la próxima semana para abrir un proceso de negociación en el Botànic.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email