X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la formación se conjura para "redoblar esfuerzos" ante el govern y compromís

Els Verds apremian al Consell y exigen plan de envases y gestión pública del agua

21/05/2017 - 

VALÈNCIA. Els Verds cambian el paso. La formación ecologista integrada dentro de la coalición Compromís realizó este sábado balance de los logros alcanzados en los dos años de Consell del Botànic y se conjuró para hacer cuanto sea necesario para sacar adelante esta legislatura compromisos pendientes como la gestión pública del ciclo integral del agua en una Agencia Valenciana del Agua, la reconversión de Vaersa en una entidad de derecho público y la promesa estrella: la implantación del polémico plan de envases retornables SDDR al que se se opone prácticamente todo el empresariado y un sector del Consell.

Con ese propósito, la formación ecologista aprobó en su Mesa de País una declaración unánime para apremiar a que se cumplan en lo que queda de legislatura las propuestas medioambientales y agrícolas del programa con el que Compromís se presentó en 2015. La consigna trasladada este sábado, según explican fuentes del partido, es defender estos postulados "con todas las consecuencias que implique", tanto ante el Consell como en el seno de Compromís.

La aprobación de esta declaración se produce en un contexto de creciente descontento en el seno de Verds-Equo hacia algunas de las prioridades que está marcando la consellera Elena Cebrián al frente de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente. El clima interno de este departamento se ha enrarecido en los últimos meses a cuenta de las diferencias de criterio en asuntos que la formación ecologista se había impuesto como prioritarios, como la apuesta por la agricultura ecológica y la eliminación de los alimentos transgénicos o la implantación desde el próximo año de un sistema de depósito y devolución de envases retornables (SDDR).

Las relaciones se volvieron más tensas desde que la consellera decidió reorganizar su equipo de confianza con la salida de dos de los asesores nombrados en su momento por Verds-Equo, hasta el punto de que la formación maniobra en varios frentes para recuperar la influencia perdida dentro de la conselleria.

Tal y como viene informando este periódico, el enfriamiento que se ha producido en la implantación del SDDR ha sido uno de los factores que más ha minado el ánimo del partido, incluido el del secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro, principal defensor de la implantación de este sistema. Su objetivo declarado era poder iniciar la tramitación parlamentaria del mismo este verano.

Desde que la consellera impuso a principios de año un volantazo en la gestión de este asunto y aceptó abrir una mesa de negociación con la patronal, el número dos de la conselleria ha evitado pronunciamientos sobre este asunto a la espera de que concluyera la ronda de contactos con la patronal CEV.

No obstante, en paralelo ha continuado trabajando a favor de la implantación de este sistema con una campaña de sensibilizacion en colegios de la Comunitat o la presentación en el Congreso de los Diputados de una proposición no de ley para el impulso de la economía circular a través de la implantación "por ley" a nivel nacional del SDDR.

La negociación técnica entre Medio Ambiente y las organizaciones empresariales concluyó el pasado jueves con la presentación de una contrapropuesta por parte de la CEV que la Conselleria se comprometió a estudiar, pero sin concretar plazos ni medidas. No se descarta incluso ampliar el calendario de reuniones para, tal y como dijo la consellera Cebrián, incorporar a la misma a las asociaciones de consumidores, lo que en la práctica equivale a dejar el proyecto en el limbo. El compromiso de Cebrián es que no habrá SDDR si no hay consenso entre administraciones, organizaciones empresariales y asociaciones de consumidores, sin importar los plazos.

Políticas "valientes"

El documento aprobado este sábado supone, a juicio de la formación la "renovación de las políticas valientes" frente a la "resistencia de los sectores que no quieren perder ningún privilegio". "Nos jugamos mucho. Afrontamos los próximos meses dispuestos a aumentar nuestro esfuerzo por el cambio", sostienen.

En cuanto a los objetivos conseguidos, Verds-Equo se reivindica como la formación a la que se le encargó "la tarea de organizar y dirigir la nave de la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente" al tiempo que se felicitan por haber situado la política medioambiental en el "centro neurálgico" de la acción del Consell. Al respecto, destaca haber "arrancado" la revisión del Plan Integral de Residuos, la desactivación de la construcción de grandes plantas de residuos o puesta en marcha de la recogida selectiva en un centenar de localidades de la Comunitat.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email