X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de enero y se habla de CASO GÜRTEL elena cebrián verds-equo JULIÀ ALVARO
GRUPO PLAZA

entrevista a la secretaria general de la Federación de Sanidad de ccoo-pv

Rosa Atiénzar: "Desde Farnós no teníamos una consellera de Sanidad tan inaccesible como Montón"

7/12/2017 - 

VALÈNCIA.  Rosa Atiénzar fue elegida como secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO-PV en marzo y desde entonces ha visto como el diálogo que presuponía con el 'Gobierno del cambio' en su materia, la sanitaria, ha dejado mucho que desear.

Esta falta de entendimiento ha provocado la apertura de frentes, como en el Hospital General de València o el Hospital Provincial de Castellón, por la carrera sanitaria o la premura por sacar adelante el plan de recursos humanos.

Rosa Atiénzar es enfermera de la UCI Neonatal del Hospital La Fe de Valencia y está vinculada a CCOO desde el año 2005, cuando desarrollaba su labor en el equipo de atención de Castellón llevando a cabo Elecciones Sindicales en distintas empresas. 

Ha formado parte del Departamento de Manises y de la Sección Sindical de La Fe, hasta que en 2012 pasó a formar parte de la Comisión Ejecutiva de la FSS CCOO-PV y en 2014, asumió la responsabilidad de Salud Laboral. 

-Están siendo bastante críticos con la Conselleria de Sanidad en algunas áreas. ¿Qué les parece la gestión después de pasar la mitad de la legislatura?

- Desde CCOO teníamos esperanza de cambio con el nuevo Gobierno. Recibimos de una manera muy positiva y con mucho agrado que fuera una mujer la que liderara la conselleria, pero sí que es verdad que poco a poco nos vamos decepcionando. Hay mucha lentitud en la gestión, tenemos muchos problemas que se arrastran desde hace tiempo, no se les busca solución y ni siquiera están en el calendario de negociación, entre ellos la nueva orden de bolsa. 

En muchos aspectos hay falta de transparencia, además de una falta de respeto a las personas que representan a los 50.000 trabajadores y trabajadoras de la Conselleria de Sanidad.  Hay muchas cuestiones que se informan en el ámbito público y no han sido objeto de negociación. Llevamos dos años reivindicando de forma permanente la negociación colectiva y eso no puede continuar así con un Gobierno de corte progresista. De hecho es algo inesperado en un Gobierno progresista, no nos había pasado hasta ahora.

- ¿Y cuál es su opinión acerca de la consellera de Sanidad, Carmen Montón?

- Nosotros le hemos pedido una reunión para hablar de problemas importantes y no nos la da. Los únicos momentos en los que se ha reunido ha tenido contacto con los representantes sindicales de la mesa sectorial ha sido en la firma de algún acuerdo importante, cuando hace la exposición a los medios, pero nunca ha bajado a una mesa de negociación. Nos reunimos cuando asumí la secretaría general y al inicio de la legislatura para presentarse, son contadas veces.

Además, hay una cuestión que para mí es importante, y lo he trasladado a Conselleria, y es que no tenemos interlocutor político. Las personas que están al frente de la conselleria, en mi opinión, no tienen interiorizado su papel político y nos resulta complicado entender cuál es su proyecto y cómo se va a desarrollar. 

-¿Esto pasaba con el resto de consellers?

- En mi experiencia con otros consellers yo no asumía esta responsabilidad, hacía otras cuestiones, pero sí que eran más accesibles. Cuando había temas importantes y se necesitaba una reunión se reunían. Desde Farnós no teníamos una consellera tan inaccesible. 

Se necesitan cambios en la conselleria. Hay que poner al frente gente a resolutiva. Muchas de las medidas parecen planificadas sino improvisadas y además son medidas sin presupuesto. Incumplen compromisos. 

- ¿Qué normativa clave lleva tiempo paralizada?

-Muchos desarrollos que son importantes están paralizados. Por ejemplo, el Plan de Ordenación de Recursos Humanos, que lleva casi un año negociado. Esto es la planificación de los recursos humanos a corto, medio y largo plazo. Qué voy a necesitar de cada una de las categorías teniendo en cuenta la situación de las plantillas, cuánta gente se jubila, y llevamos un año sin trabajar en ello.

El decreto de selección y provisión de personal, negociado y aprobado en la mesa sectorial de diciembre del año pasado, no se ha aprobado en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana todavía. La regulación de la bolsa para ponerle fin al bolsín todavía está pendiente.

Otra de las cosas que para nosotros era muy importante era clarificar y homogeneizar los permisos y licencias del personal. Pues en lugar de sentarse, lo vimos sometido a información pública sin hablar ni siquiera con nosotros. Es una detrás de otra. 

- Uno de los temas más polémicos de la legislatura fue la elección de gerentes previa a la convocatoria pública.

- En su momento se criticó ese sistema. Si vas a hacer una comisión de valoración, una oferta pública mirando su currículum y valorando su competencia, por qué anuncias antes los nombramientos con carácter provisional. Eramos de la opinión que podía suponer una desigualdad en las oportunidades al puesto a pesar de ser cargos de libre designación.

Podía no haber utilizado ningún procedimiento. Si en aras de la transparencia quería utilizar procedimientos objetivos, lo idóneo habría sido realizar el proceso y luego anunciar los resultados. 

-¿Debería estar el cargo de gerente más profesionalizado y perdurar en el tiempo?

- No sé si deberían perdurar en el tiempo pero sí que tiene que hacer una gestión que pueda ser evaluada de una manera objetiva. Nosotros desde la Federación de Sanidad de CCOO siempre hemos defendido la profesionalización en la gestión. Defendemos una gestión más eficiente desde la gestión pública, por eso creemos que debe estar profesionalizada, que en el puesto estén los mejores en gestión sanitaria.

- ¿Cree que se gestionó bien el acuerdo con el IVO?

- Con el tema del IVO lo que hacía falta era una fórmula de contratación pública que marcara de manera objetiva cuál iba a ser la gestión, qué procesos se iban a llevar a cabo y cómo iba a llegar el paciente. La solución final no sé si es la más o la menos adecuada. 

Siempre hemos pensado que en el pliego de condiciones faltaban las causas objetivas que determinen cuándo se van a derivar a los pacientes al IVO y cuándo no y el procedimiento para la derivación, ya que todo esto era un poco objetivo. Siempre hemos hecho las alegaciones en esta línea, que se determinara en cuánto tiempo debía estar la lista de espera para realizar una derivación, por ejemplo.

- Esas cuestiones se han aclarado en una instrucción. 

- En el IVO tenemos la mayoría de la representación a nivel de empresa. Hoy, la Conselleria de Sanidad no tiene capacidad para atender el total de casos nuevos de cáncer y darles los tratamientos por cuestiones de estructuras y número de profesionales. Por ello necesita la colaboración de otros organismos como puede ser el IVO. 

Pero es verdad que en nuestra opinión, las reglas del funcionamiento deben estar en el pliego y en el contrato, y uno cuando se presenta sabe con qué se presenta. Por eso entendíamos que en ese pliego faltaban unas condiciones, que podían haberse desarrollado en un anexo. Una instrucción, pues bueno.

 -Hace unos días acusaban a la consellera de Sanidad de declarar la guerra a los consorcios.

- Su actitud no nos ha gustado desde el principio. Hemos intentando reconducir la situación pero se dan varias circunstancias. Hay un frente abierto con el Hospital Provincial de Castellón, situaciones ancladas en el tiempo, como la presentación del plan funcional, donde se presentó a la prensa y no se negoció con la representación sindical ninguno de sus aspectos. Esto derivó en el despido de 17 personas pero se cancelaron 109 contratos que venían renovándose a lo largo del tiempo y que ya denunciamos que era fraude de ley.

Está el convenio colectivo, que está aprobado y firmado desde 2015, se ha tardado un año en hacer el informe económico y a fecha de hoy está sin publicar. El pago de la productividad, que tampoco se abona. Lo estamos ganando en el juzgado y tampoco se sienta a negociar cuáles son los objetivos para el cobro de la productividad. 

Por un lado tiene problemas para la contratación, organización de la plantilla, cuál va a ser el papel del hospital en la red sanitaria, y no se han sentado todavía a negociar. Y es una situación de enfrentamiento constante porque el pago de la productividad no se resuelve simplemente metiéndolo en la partida de presupuestos, sino sentándose a negociar. 

Sale una ley estatal donde habla de homologación del salario y del régimen jurídico. La Conselleria de Sanidad les aplica la homologación de retribuciones pero no se sienta a hablar de cuál va a ser su régimen jurídico. Pero además lo aplica sin negociarlo cuando las retribuciones son materia obligatoria de negociación.

Está haciendo una gestión de manera unilateral, vulnerando día a día el derecho a la negociación colectiva en materias de salario, contratación, condiciones de trabajo y plantillas. Uno no puede gestionar el Consorcio del Hospital General de Castellón bajo la premisa de que era un bastión del PP. No creo que lleve  a ningún sitio mantener esa situación de enfrentamiento sostenida.

Y de rebote afecta al otro consorcio, donde también quieren aplicar los recortes de una ley de Zapatero. Están aplicando medidas que afectan de manera grave a las condiciones de trabajo y que lo deseable sería que se sentaran a negociarlo con carácter previo. Pero de manera unilateral no se hacen estas cosas y no se negoció con nadie. 

-Luego está el tema del General de València. En la publicación del DOGV constaba que había sido negociado. 

- Hubo una reunión en la que se les informó pero reuniones de negociación no hubo. Pero es que la negociación de la aplicación de la ley no se hizo con nadie, apareció en la ley de presupuestos del año pasado y vuelve a aparecer en este. 

- ¿Pensáis que ha sido buena la fórmula para incorporar al personal del Hospital de La Ribera?

- La sucesión de empresas es obligatoria y hay jurisprudencia que así lo determina, que señala que el personal debe ser subrogado. La figura de laboral a extinguir es lo que también marca el Supremo. Nos preocupa la parte del personaL estatutario que durante mucho tiempo no se ha movido ni ha podido ejercer sus derechos de promoción interna, y que entendemos que se debe de activar. 

Hay muchas personas de departamento de al lado, que viven en La Ribera, y no han podido nunca ir a ese hospital si es que así lo deseaban para trabajar. También se tienen que activar los mecanismos para ello a partir del 1 de abril junto con las bolsas de trabajo, para que la contratación temporal también se haga en condiciones de igualdad, mérito y capacidad. Todo esto está por desarrollar. 

- La consellera ha manifestado que estos trabajadores podrán quedarse hasta la jubilación, pero hay profesionales que no están de acuerdo con la medida y que piden oposiciones.

- Entendemos que Montón, con estas declaraciones, muestra la intencionalidad de la Conselleria de mantener una situación análoga a la que tiene este personal actualmente. No obstante, esto no quiere decir que este personal no pueda ser cesado por las causas  legalmente estipuladas. 

En el ejercicio de su potestad organizativa, la Administración podría optar por la provisión de estos puestos a oferta pública de empleo, sin embargo, de sus declaraciones se desprende que no es esa su intención.

Para CCOO la prioridad es la reversión del modelo de concesión administrativa a la gestión directa, garantizando la estabilidad y calidad en el empleo, la continuidad de la cartera de servicios y el mantenimiento y restitución de los derechos del conjunto de los trabajadores y trabajadoras del departamento, para lo que se deberá conjugar el cumplimiento de la normativa laboral y los principios constitucionales del acceso al empleo público.

- También han sido muy críticos con Ribera Salud.

- Nosotros combatimos el modelo desde que se puso en marcha. Lo combatimos en la calle y en los juzgados, y lo perdimos. Tenemos una sentencia del Tribunal Supremo en contra donde dice que es gestión de sanidad pública y nos condenó en costas por llevarlo a recurso y aceptamos las reglas del juego.

A nosotros nos gusta la gestión pública pero aceptamos las reglas. Se acaba el contrato y justo es que Ribera Salud acepte las normas del juego. No se lo quitan, finaliza el 31 de marzo, y punto y final. Entendemos que nos les guste, pero no es recibe que se intoxique informativamente en el departamento o realicen todos los recursos que están haciendo. Están poniendo palos en la rueda en el proceso de reversión y es una decisión que como contratante se puede tomar. 

- ¿Debería recuperar Sanidad la gestión del Hospital de Dénia aunque pudiera costar dinero?

- Debería recuperar todas y cada una de las concesiones en los momentos que tenga oportunidad para hacerlo. Entendemos que para no hacer una avería en las arcas públicas se puede ir recuperando a la finalización de los contratos, pero si están incumpliendo contratos y el perjuicio puede ser superior al beneficio, deberían recuperarse. 

- ¿Cómo ven la recuperación del servicio de resonancias magnéticas?

- Nosotros ya preguntamos por escrito qué planificación tenían o cuáles eran las previsiones de las resonancias magnéticas porque entendemos que la gestión de todos los servicios que se presten en la sanidad deben ser públicas, siempre que se tenga la posibilidad. Si además tienes un informe de la Sindicatura de Comptes que dice que va a ser mucho más barato prestarlo de forma pública, pues parece lógico que se tenga que revertir.

- Pero sigue habiendo muchos servicios privatizados. 

-Nosotros lo que pensamos es que el Consell debe adoptar un criterio. Lo vamos a recuperar todo, no vamos a recuperarlo todo, pero si apostamos por los servicios públicos apostamos por los servicios públicos y aquello que no pueda prestar hoy lo podemos mantener pero debemos ir encaminados a recuperar. 

En el ámbito de la mesa de negociación de empleados públicos hay un acuerdo de legislatura donde está el compromiso de crear una comisión para las reversiones. Para poder ver de cara a la reversión de unos servicios cómo hacerlo. 

¿Y qué pasa con los trabajadores y trabajadoras? Porque no están adoptando para todas las reversiones el mismo criterio. En algunos casos los están despidiendo y nos están obligando a poner las denuncias y luego los tienen que readmitir. En ese sentido somos críticos. Pero si defiendes la gestión pública hay que trazar un calendario de reversiones y eso no se ha hecho. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email