X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

escribe a los grupos en les corts y asegura que ahorra 14 millones al año

Eresa lanza una ofensiva para evitar perder los contratos de las resonancias

Vicente Saus, presidente de Eresa. Foto: GUILLERMO LUCAS
13/04/2016 - 

VALENCIA. Erescanner Salud UTE, concesionaria del servicio de resonancias magnéticas en numerosos hospitales de la Comunitat Valenciana y controlada por Eresa, ha lanzado una ofensiva para hacer ver que su actividad genera ahorro a la administración pública a pesar del exhaustivo informe de la Sindicatura de Comptes que asegura todo lo contrario.

Un informe publicado en 2013 que concluía que la Generalitat ahorraría hasta 16,7 millones de euros anuales si prestara el servicio por sus propios medios en lugar de con este concierto adjudicado en 2008. La ofensiva de Eresa -cuyo accionista mayoritario es Vicente Saus-, que controla la mayoría del capital y la gestión de Erescanner Salud UTE, llega por varías vías, la más novedosa en forma de informe que vendría a cuestionar las conclusiones de la Sindicatura.

La segunda vía es la presión a los grupos políticos representados en Les Corts. Este martes se hizo llegar a la mesa de Les Corts y a los responsables de Sanidad de los diferentes grupos parlamentarios una carta que pretendía "aclarar cualquier duda al respecto de su gestión y la calidad del servicio" que ofrece Erescanner Salud a los pacientes de la Comunitat Valenciana, según palabras de la empresa. En ella, tiene a bien recordarles que la primera colaboración público-privada de Eresa con la administración valenciana fue con un Gobierno socialista, el de Joan Lerma, en 1986. 

La carta llegaba la víspera de que Les Corts debatan una Proposición no de ley (PNL) de tramitación especial de urgencia sobre las resonancias magnéticas presentada por Podemos, en la que el partido liderado por Antonio Montiel plantea posibles vías para revocar el concierto con Erescanner Salud. La PNL se debatirá este miércoles. Además, Eresa inició hace varios días una importante campaña de publicidad en varios medios de comunicación para promocionar un centro médico deportivo, publicidad en la que se destaca la excelencias del grupo de la familia Saus.

Todo ello, el día que Carmen Montón reiteraba en el Fórum Europa, Tribuna Mediterranea su disposición a acabar con el concierto de las resonancias, para lo que este martes anunció que otros dos hospitales -serán ya cinco- van a pasar a ser gestionados mediante el llamado Modelo C, por el que son los radiólogos de la sanidad pública y no los de la UTE los que informan de las resonancias. Esto, según Montón, permitirá formar a los radiólogos de la sanidad pública en resonancias magnéticas y recuperar progresivamente el servicio, para que cuando venza el contrato en 2018 haya suficientes profesionales para hacerse cargo del mismo.

A las palabras de Montón y la PNL, que ponen el concierto con Erescanner Salud en el centro del debate, se sumará en las próximas semanas un nuevo informe de la Sindicatura de Comptes, actualización del de 2013 que tantas irregularidades denunciaba. 

En el ámbito judicial, la sociedad Exploraciones Radiológicas Especiales (Eresa) y sus propietarios y principales directivos continúan investigados -nueva denominación para los imputados- por presunto fraude fiscal al haber creado sociedades pantalla para desviar fondos a empresas de los Saus y por presunto fraude en ayudas europeas.

Un nuevo informe con argumentos ya rebatidos

El "informe de revisión" hecho público este martes por Erescanner Salud UTE lleva fecha de 1 de diciembre de 2015y está firmado por Juan Carlos Torres Sanchis, socio de Fides Auditores, empresa que comparte rellano con la firma Saus, Cano y Sanchis SL, despacho de asesoramiento financiero de la familia Saus, ubicado en la calle Colón, 1, de Valencia. Fuentes de la UTE aseguraron ayer a Valencia Plaza que son empresas diferentes y que el hecho de que estén una junto a la otra "no es relevante".

El documento de 9 páginas pretende rebatir el exhaustivo informe de 150 páginas que la Sindicatura de Comptes realizó en 2013 respecto al contrato de resonancias magnéticas. Aquel informe fijaba en hasta 16,7 millones de euros la cantidad que podría ahorrarse la Conselleria de Sanidad si realizara las resonancias con sus propios medios en lugar de a través de una contrata.

Según Fides Auditores, "el pretendido ahorro de 16,7 millones se transforma, con los datos de producción reales, en un mayor coste anual de hasta 14,5 millones de euros si se asumiera la prestación del servicio con medios propios". Añade que "la asunción del servicio requeriría que la Conselleria adquiriese nuevos equipos" con una inversión de hasta 50 millones. Por último, el auditor considera que el "presunto ahorro" de hasta 2 millones si se implantase el Modelo C en los hospitales públicos supondría en realidad un sobrecoste de 3,66 millones para Sanidad.

El informe encargado por Erescanner Salud se basa, con algunos datos más, en los mismos argumentos que ya presentó esta UTE en sus alegaciones al informe de la Sindicatura en 2013, alegaciones que ya fueron analizadas y rebatidas de forma contundente por el organismo de control de cuentas de la Generalitat.

Fides Auditores se adelanta incluso a las conclusiones del nuevo informe que la Sindicatura de Comptes está ultimando, presuponiendo que van a ir en la misma línea que el anterior, y asegura que "el precio medio por informe se ha reducido un 6,25%" entre 2012 y 2015, lo que, añade, "evidencia que las cifras de desahorro serían superiores" a las determinadas en apartados anteriores.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email