X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

café entre los secretarios generales del pp

Eva Ortiz y Vicente Ferrer se reúnen tras el conflicto de los compromisarios

20/12/2016 - 

VALENCIA. La distancia entre la dirección regional del PP y la estructura provincial de Valencia se ha agrandado en las últimas semanas. La votación el pasado fin de semana en la capital para la elección de compromisarios de cara al congreso nacional del partido fue el colofón a una escalada de tensión que parte de la desconfianza entre la líder del PPCV, Isabel Bonig, y el presidente provincial, Vicente Betoret.

Una de las cuestiones que les ha dividido, posiblemente la principal, ha sido la aplicación de las 'líneas rojas' por parte de la líder regional a los imputados de la formación popular. Una situación especialmente sensible para Betoret, quien se ha visto salpicado -si bien no se encuentra investigado- por informaciones relacionadas con la Operación Taula

Por otro lado, el presidente provincial también ha detectado algunos movimientos encaminados a su posible relevo de cara al congreso que tendrá lugar el próximo año. De hecho, el responsable popular se encargó de anunciar días atrás su intención de presentarse para revalidar su cargo en el PP, una manera de dejar claro que está dispuesto a dar la batalla.

A todo ello hay que sumar los movimientos en Valencia ciudad. Fuentes populares vienen señalando a militantes próximos a Betoret, como el ex vicepresidente de la Diputación, Antonio Lis, como los encargados de impulsar candidaturas alternativas a los aspirantes oficialistas. Así, y al margen del conflicto acaecido en el distrito de Marítimo donde se produjeron impugnaciones, el presidente de la gestora del Cap i Casal, Luis Santamaría, afín a Bonig, encontró oposición -aunque la superó- en su distrito, Ciutat Vella, para obtener su plaza de compromisario al cónclave nacional por parte de Nacho Aneiro, una candidatura respaldada por el entorno de Betoret, según fuentes populares.  Una situación que se producía después de encontronazos vía whatsapp que ya desveló este periódico y que caldearon notablemente el ambiente.

Isabel Bonig y Vicente Betoret. EVA MÁÑEZ

Así pues, tras el round del fin de semana, este lunes se encontraron en la cafetería de Les Corts la coordinadora general del PPCV, Eva Ortiz, mano derecha de Isabel Bonig, y Vicente Ferrer, secretario general del partido en Valencia y número dos de Vicente Betoret. Una cita que, según insistieron fuentes populares, no se produjo a raíz de los últimos acontecimientos sino que se había fijado semanas atrás, si bien admitieron que sobre la mesa estaban algunas de las maniobras que se han percibido de posicionamiento contrario a Bonig por parte de algunos colaboradores de Betoret, quienes sienten a su vez que la líder regional no respalda al secretario general provincial.

Un principio de acercamiento y diálogo entre la dirección de Bonig y el entorno de Betoret que, no obstante, apunta a ser un mero intento de mínima tregua a la espera de la cita nacional. A tenor de lo visto, se antoja difícil que cesen las vigilancias e incluso las hostilidades con Valencia ciudad como epicentro de las cuitas internas.

Noticias relacionadas

XEITO I ESPENTA

El profesor Reverte

A veces nuestra profesión de “contadores de cosas” nos da la oportunidad de encontrar en el camino a personas  excelsas y fascinantes como el profesor José Manuel Reverte. Hace tan sólo una semana nos dejaba.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email