X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

el recinto aún reclama 578.000 euros por el cónclave 'popular' que acogió en 2008 

Feria Valencia gastó 4.500 euros en invitar a comer a cargos del PP en el congreso que no pagó

7/02/2017 - 

VALENCIA. Los exdirectivos de Feria Valencia no escatimaron en atenciones a los cargos del PP durante el congreso que el partido celebró en junio de 2008 en sus instalaciones. Durante ese cónclave, el recinto ferial gastó más de 4.500 euros en invitar a comer a varios dirigentes del partido. El exdirector general de Feria Valencia, Carlos de Vargas, cargó el importe de esos almuerzos al recinto como gastos de representación. A pesar de ese trato preferente, el PP aún no ha pagado a Feria Valencia la factura por organizar el congreso, motivo por el que el recinto interpuso una demanda para reclamarle 578.000 euros.

Rita Barberá, a la sazón alcaldesa de Valencia y presidenta del patronato de Feria Valencia, resultó ser una perfecta anfitriona para el líder nacional de su partido. El multitudinario congreso celebrado en Valencia no solo sirvió para apuntalar a un entonces debilitado Mariano Rajoy como líder popular frente a Esperanza Aguirre, sino que, salvo que la justicia decida lo contrario, al PP le habrá salido gratis. Ahora se conoce, además, que el recinto gastó miles de euros en agasajar a su cliente.

Así consta en la documentación aportada por los actuales gestores del recinto a la comisión de Les Corts que en los próximos días comenzará a investigar la gestión de los años en los que Barberá presidió el patronato ferial. Durante esa etapa, la Generalitat avaló a Feria Valencia para que ampliase sus instalaciones, una obra que costó 587 millones, un 80% más de lo presupuestado. Según los mismos documentos, los directivos del recinto ferial en ese momento no repararon en gastos cargados al recinto, muchos de ellos de dudosa justificación. Entre ellos se encuentran el expresidente ejecutivo, Alberto Catalá, o la directora general entre 2000 y 2006, Belén Juste, quien dejó el cargo para incorporarse al Consell de Francisco Camps.

Entre la información entregada a la comisión de investigación se encuentra la relación de gastos de representación pasados por los citados directivos durante catorce años, una relación de más de 7.000 apuntes sobre invitaciones, viajes, dietas y regalos de lujo a destinatarios en muchos casos no identificados.

Dentro del apartado de invitaciones hay dos anotaciones relacionadas con el Congreso del PP de 2008: "reposiciones congreso" Partido Popular, por la que se le facturaron a la Feria 2.500 euros, y "almuerzos congreso Partido Popular", de 2.058 euros.

En el primer caso se incluyen las consumiciones servidas en los despachos habilitados durante la celebración del congreso para Rita Barberá, Juan Costa, Francisco Camps y Gerardo Camps y también otras servidas en Vip Mall, sin especificar quienes fueron los invitados.

Gerardo Camps y Juan Costa, en el Congreso del PP de 2008. Foto: EFE

Entre el 19 y el 22 de junio, el restaurante facturó a Feria Valencia 434 euros por las reposiciones al despacho de Rita Barberá. La mayoría fueron refrescos (110 euros), café (62 euros), aguas (45 euros) y una botella de JB (20 euros).

Brandy, Beefeater y jamón de Jabugo

El gasto generado en los mismos días por el exministro castellonense Juan Costa fue de 330 euros, todo en aguas, refrescos, zumos y cervezas. Las consumiciones servidas en el despacho de Francisco Camps fueron de 232 euros, mientras que las del diputado nacional Gerardo Camps fueron de 109 euros.

En el caso de las consumiciones servidas en Vip Mall entre el viernes 20 y el domingo 22 no se especifica ni el número de comensales ni los asistentes, pero sí el contenido del catering servido por gentileza de Feria Valencia.

El día de mayor gasto fue el sábado 21 de junio. Destacan dieciséis bandejas de jamón de Jabugo (304 euros) y otras tantas de queso (160 euros), además de los 120 euros en anchoas que se sirvieron esa noche. Para beber, cafés, aguas, mistelas y Beefeater (30 euros).

La jornada anterior, el viernes 20, la cuenta total fue de 299,80 euros, de los cuales 90 se facturaron en Beefeater y 36 en botellas de brandy Cardenal Mendoza, todo pagado por Feria Valencia como gastos de representación del exdirector general.

"Sra Rajoy y otras"

La otra entrada relacionada con el congreso se refiere a los 2.058 euros en almuerzos que el exdirector general del recinto ferial pasó como gasto de representación. Se trata de 45 almuerzos y "extras" servidos en sus instalaciones durante el fin de semana del congreso, que se celebró entre el 20 y el 22 de junio de 2008.

Según se detalla en la factura, Francisco Camps organizó una de esas comidas en el despacho que se le habilitó para el congreso. Fue un almuerzo en formato reducido por el que Feria Valencia pagó 200 euros, 50 por cada uno de los cuatro comensales. Por otra de las comidas, servida en el restaurante del recinto El Pan y la Sal para cinco comensales, se pagaron 180 euros. Entre los asistentes aparece anotado "sra Rajoy y otras".

Francisco Camps, expresidente de la Generalitat. Foto: EVA MÁÑEZ

Feria Valencia demandó al Partido Popular en octubre de 2015 por el impago de ese congreso tras reclamarle en varias ocasiones medio millón de euros por vía extrajudicial. La formación política se ha negado sistemáticamente a pagar, también después de abrirse la vía judicial.

Según relata Feria Valencia en su demanda, los servicios que le contrató el partido fueron el alquiler de más de 137.000 metros cuadrados repartidos entre plenario, salas de prensa, salas de ponencias, Salas VIP, despachos, sala de informática o despacho del presidente, entre otros muchos espacios. La distribución fue decidida por los organizadores de común acuerdo con el comité organizador, de manera que el papel de la Feria se limitó a la cesión del espacio, que permaneció ocupado durante dieciocho días.

La controversia surge por la inexistencia de un contrato escrito, un hecho al que se aferra el PP para no pagar. Feria Valencia sostiene que la existencia de un contrato verbal es "evidente y difícilmente cuestionable". "El presupuesto fue aceptado verbalmente y hubo un consentimiento tácito clarísimo", asegura la institución.

Adicionalmente, Feria Valencia se encargó de los servicios de seguridad y limpieza, arcos de seguridad, asistencia médica o el alquiler de las pantallas, servicios "propios y habituales" de los congresos que alberga el recinto. El recinto valenciano argumenta que resulta "indubitado" que el congreso se celebró y que Feria Valencia no prestó sus servicios de forma gratuita.

El presupuesto que la institución ferial pasó al partido superó los 490.000 euros. La mayoría de los cuales por el alquiler del espacio y los consumos eléctrico (25.900 euros), comida (2.422 euros) o aire acondicionado (93.800).

Tal y como publicó Valencia Plaza, no todos los proveedores del PP para ese congreso corrieron la misma suerte. La firma Promedia Producción SL, vinculada a Juan Costa -su esposa entonces era socia de la firma-, recibió del partido cerca de un millón de euros por la instalación eléctrica y otros servicios del congreso de 2008.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email