X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de octubre y se habla de JUSTICIA INTRAMURS 9 d'octubre Marina d'Or MÚSICA FESTIVAL
GRUPO PLAZA

ley de sociedades de capital

Francisco Vallejo (Ivefa): "Recomendamos acordar el reparto de dividendos en el protocolo familiar"

15/02/2017 - 

VALENCIA. "Recomendamos acordar el reparto de dividendos en el protocolo familiar". Este es el planteamiento que expone Francisco Vallejo, vicepresidente del Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (Ivefa), ante la entrada en vigor el 31 de diciembre de 2016 del artículo 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital. 

Éste señala que los socios minoritarios de las sociedades mercantiles no cotizadas podrán exigir que se les compre las participaciones o acciones si solicitan que se reparta dividendo y la empresa decide no hacerlo. Vallejo señala que en las empresas familiares existe mucho accionista minoritario. "Entiendo al accionista minoritario que está en una sociedad en la que no recibe nada y se debía de articular algún tipo de medida".

Esto permite a este tipo de socios no ser cautivos de por vida en una inversión que no tiene ningún tipo de retorno económico, puesto que el precio de recompra, en el caso de que el mayoritario decidiera realizarlo, era impuesto por él mismo, lo que dejaba en desventaja al minoritario. Esta ley es aplicable a las empresas que, como mínimo, hayan cerrado su quinto ejercicio. 

No obstante, reconoce que desde el punto de vista de la empresa puede llegar a ser una contradicción ya que en muchas ocasiones la compañía no reparte dividendos por las necesidades de inversión o por la liquidez, lo que puede lastrar el crecimiento de la empresa. También señala que el Estado no aplica beneficios fiscales en el Impuesto de Sociedad si no se reparten dividendos. "Es un poco una contradicción".

Con todo esto, señala que lo más recomendable es que los socios de las empresas familiares establezcan un protocolo en el que se pacte cómo y cuándo se van a repartir los dividendos. "Tener un socio minoritario, y encima si es familiar, conviene que todos se lleven bien", apunta Vallejo.  Sobre el posible aumento de conflictos familiares por la norma, señala que la ley siempre está por encima de cualquier pacto pero insiste en que en las relaciones en las empresas familiares se debe cuidar a todos los miembros de las familias. Además, destaca que el punto clave es planificar.


next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email