X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de abril y se habla de eduardo zaplana operación lezo CVMC diseño Encuesta Compromís
GRUPO PLAZA

si no acude a la ampliación

Galiano, otrora socio de Enrique Bañuelos, diluirá su posición en Quabit hasta el 2,4%

2/02/2017 - 

VALENCIA. Quabit Inmobiliaria (QBT) iniciará pasado mañana su nueva ampliación de capital -en esta ocasión por valor de 38,03 millones de euros- para obtener fondos en su nuevo plan de negocio de cara a comprar suelos y conseguir nuevas viviendas. La cotizada fundada y presidida por Félix Abánades emitirá 20,56 millones de nuevas acciones, a 1,85 euros por título, un precio inferior a los 2,20 euros a los que cerró ayer en el parqué bursátil después de sufrir otro duro correctivo del 8,90%.

Conviene recordar que el día anterior -este pasado martes- la inmobiliaria madrileña se desplomó un 14,99% cerrando en los 2,41 euros, cuando llegó a tocar durante dicha sesión los 3,22 euros. Un precio que no alcanzaba desde finales de noviembre de 2015 teniendo en cuenta su 'contrasplit' o agrupamiento de títulos -a razón de uno nuevo por cada 50 antiguos- del pasado 12 de mayo, que fue ejecutado a 1,75 euros.

La ampliación de QBT contará con novedoso sistema de tres 'vueltas' o periodos de asignación, dado que en el último otorgará menos títulos de los que se demanden con el fin de facilitar la toma de acciones por un mayor número de inversores, fundamentalmente institucionales. Fuentes de la inmobiliaria descartan que acudan a la misma tres de de los socios relevantes -al margen de Abánades que sí acudirá con un mínimo del 5%- como son la Sareb, KKR y Martibalsa.

Actualmente el también llamado 'banco malo' -Sareb- ostenta el 7,66% del capital social de QBT, que se reducirá al 5,52%; el fondo de capital riesgo Kohlberg Kravis & Roberts & Co. (KKR), con el 2,76% hoy en día y que se rebajará al 1,99%; y Juan José Galiano, presidente de Martibalsa, otrora socio de Enrique Bañuelos, cuyo 3,30% actual se diluirá hasta el 2,38%


Un porcentaje a años luz del 20% que llegó a controlar hace menos de dos años. Precisamente la entrada de la Sareb en el capital de Quabit hace casi un año -al quedarse con un paquete de 193,5 millones de títulos que Martibalsa tenía pignoradas en garantía de un préstamo- redujo la participación de Galiano hasta el 3,30% como contó entonces este diario.

Galiano, presidente también del Grupo Crein, cuestionó la validez de la ejecución de la Sareb que provocó la reducción de su participación en la inmobiliaria madrileña. La compañía aseguró que la ejecución no derivaba de una deuda de Martibalsa, sino de una deuda impagada de Grupo Rayet, de manera que Martibalsa no mantenía "ninguna deuda impagada frente a la Sareb ni frente a ninguna otra entidad o tercero". 

El origen del 'affaire'

En marzo de 2009, CV Capital -hoy en día Vallcab Capital en proceso de liquidación y en su origen empresa íntegramente propiedad de Bañuelos- traspasó al Grupo Rayet una póliza de crédito que mantenía con Bankia por importe de 21 millones de euros. Martibalsa, que en su día llegó a estar también participada por el empresario valenciano Vicente Cotino, se constituyó entonces en garante solidario de esas obligaciones de pago y para ello pignoró parte de las acciones de Quabit Inmobiliaria por un un total de 193,5 millones de títulos.

En diciembre de 2015 venció el contrato de préstamo y a primeros de febrero del pasado año la Sareb, entidad a la que Bankia traspasó activos, ejecutó las acciones pignoradas de Martibalsa que lo garantizaban. Todo ello bajo la sospecha de que Bañuelos estuviera detrás de Martibalsa como reconocía a este diario el propio Abánades: "La relación con Galiano fue distante en su día porque siempre hemos pensado que Bañuelos podría estar detrás, pero nos consta que ya no tiene nada que ver". Asimismo manifestaba -con una amplia sonrisa- que la amistad con Bañuelos era "jurídica porque lo hemos demandado por daños y perjuicios".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email