X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Gandia paga los 3 millones en facturas que había en el cajón desde la anterior legislatura, del PP

21/12/2017 - 

VALÈNCIA. Las pequeñas y medianas empresas, autónomos, centros deportivos y asociaciones que prestaron sus servicios a la empresa pública Iniciatives Públiques de Gandia (IPG) están de enhorabuena: el Gobierno de Gandia ha realizado un pago de 3 millones de euros para saldar la deuda que tenía contraída con proveedores de IPG desde la anterior legislatura del Partido Popular. Con la lista de los 180 beneficiados por este pago, la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, ha mostrado su satisfacción por cerrar una “travesía de dos años y medio por culpa de unas cuentas que venían de la quiebra más absoluta”.  

Un pago delAyuntamiento hacia IPG que se ha realizado “en condiciones de legalidad” y que “hace frente a parte de la deuda a proveedores que tenía la empresa pública”. De hecho, según ha explicado, dicho traspaso no se ha podido hacer hasta que no hubiera orden en la empresa pública y se iniciaran los trámites para su liquidación. “Hasta que no se han hecho los traspasos de activos y pasivos deIPG era imposible hacerle transferencias para liquidar la deuda contraída por el anterior gobierno” y ha concretado que “solo eran posibles las transferencias destinadas a cubrir los servicios que se prestaban al ayuntamiento”.

Liquidados esos 3 millones de euros con los que hace frente a las facturas de los 180 proveedores,aún quedarán 7,5 millones de euros que, según explicó la alcaldesa, se espera liquidar el próximo año. Además, destacó que para el gobierno es prioritario hacer frente a la deuda de pequeños proveedores que “liquidar la deuda a largo plazo”. 

Según ha aclarado la primera edil, el gobierno de la ciudad mantuvo negociaciones con el Ministerio de Hacienda para revertir 3 millones de euros del superávit de las cuentas públicas locales de 2017 para este asunto. Un método de pago que se repetirá en el próximo ejercicio para acabar de pagar la totalidad de la deuda a proveedores de IPG —7,5 millones de euros—desde el Ayuntamiento. 

Sin embargo, la ciudad todavía tiene que hacer frente a una deuda financiera que adía de hoy asciende a 290 millones de euros, 60 millones de euros inferior a cuando llegaron al gobierno —inicialmente eran 350 millones euros—. Una cuantía que el plan de ajuste prevé liquidar en 2032. Asimismo, recordó que al inicio de la legislatura había una deuda de 72 millones de euros a proveedores y hasta la fecha ya se han liquidado 55 millones de euros del ayuntamiento más estos 3millones de euros que corresponden a IPG.  

Por su parte, la vicealcaldesa de Gandia, Lorena Milvaques, ha recordado que con estas medidas “se está bajando el periodo medio de pago a proveedores y se siguen solucionado las cifras nefastas que heredamos del anterior gobierno del Partido Popular”. En las mismas líneas se ha mostrado el representante de Ciudadanos, Ciro Palmer,que ha recordado su posición en la investidura de Diana Morant y ha recordado que este tipo de actuaciones dan razón a su postura de apoyar el mandato entrePSPV y Més Gandia y no al Partido Popular. “Mientras que el Partido Popular amenaza con querellas, nosotros seguimos dando el apoyo al pago de los proveedores. Al final el tiempo nos dará la razón y la gente entenderá la decisión de Ciudadanos de servir para solucionar los problemas”, ha sentenciado. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email