X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

feria valencia ingresa 1,7 millones con el certamen por el aumento de reservas

Hábitat aumenta un 70% sus ingresos tras separarse de Cevisama y regresar a septiembre

12/06/2018 - 

VALÈNCIA. Hábitat gana peso dentro del mix de ingresos de Feria Valencia. La tradicionalmente conocida como feria del mueble, que agrupa también los certámenes de la iluminación y la decoración, ha registrado un sustancial incremento de sus ingresos en la última edición, que se celebró en el mes de septiembre tras tres ediciones conjuntas con Cevisama en el mes de febrero, muy lejos de sus fechas históricas.

Según se destaca en el informe de gestión que acompaña a las cuentas del ejercicio 2017, Hábitat fue el segundo certamen por volumen de ingresos, solo por detrás del salón de la cerámica, que con sus 6,92 millones aporta más de un tercio de los ingresos totales del recinto (19,53 millones).

En concreto, la antigua feria del mueble reportó ingresos por valor de 1,7 millones de euros, un 42% más que los 1,2 millones de euros que facturó en 2015, y un 70% por encima que el año pasado, cuando la cifra de negocio junto a Espacio Cocina alcanzó el millón de euros.

En la comparación hay que tener en cuenta que en 2017 no se organizó el certamen Fimma-Maderalia, que tiene carácter bienal y que, a diferencia de Hábitat, se continuará desarrollando junto a Cevisama. En 2015, Hábitat aún se celebró en febrero y de forma conjunta con Cevisama y Fimma–Maderalia 

En su última edición, Feria Hábitat Valencia recibió 23.174 visitas de profesionales nacionales y extranjeros tras triplicar su dimensión en su regreso a sus fechas naturales. La superficie expositiva superó los 40.000 metros cuadrados brutos.

En cuanto a las previsiones para el certamen de este año, que se celebra entre el 18 y el 21 de septiembre, la previsión de ocupación de la superficie expositiva neta está un 23% por encima de las previsiones a cuatro meses de la cita. Según explica la organización, el certamen que dirige Daniel Marco crece en oferta comercial por el "amplio porcentaje" de renovación de las firmas que ya expusieron en 2017 –un 85% repiten este año– y la incorporación de cerca de un centenar de nuevas firmas y marcas.

Con todo las cifras está muy lejos aún de los 125.000 metros que Hábitat llegó a ocupar en sus mejores años. De hecho, fue la caída de empresas y visitantes la que motivó el cambio de fechas de la feria del mueble para hacerla coincidir con Cevisama. La reubicación en el calendario fue acompañada de una apuesta por las firmas de alta decoración y vanguardia para atraer al visitante internacional, un cambio de rumbo que implicó una subida de precios y el distanciamiento de los fabricantes nacionales.

El regreso a las fechas tradicionales fue acompañado de un cambio de estrategia en la política comercial marcada por una bajada del precio en el metro cuadrado de entre un 10 y un 15% de media sobre los de las últimas ediciones. Al mismo tiempo, se apostó por recuperar a firmas españolas de mueble contemporáneo y moderno.

Extinción de 26 contratos

Por otro lado, en la memoria que acompaña a las cuentas de 2017 los gestores del recinto explican el acuerdo cerrado en enero de 2018 para acometer un nuevo despido colectivo tras la readmisión forzosa en noviembre y diciembre de una parte de los 106 trabajadores incluidos en el ERE de 2011, declarado nulo por el Tribunal Supremo.

En concreto, se detalla que, con la mediación de la Inspección Trabajo y Seguridad Social, Feria Valencia ha acordado la extinción definitiva de 26 puestos de trabajo, diez de ellos mediante prejubilación.

La inadmisión del recurso presentado por Feria Valencia contra la sentencia y la readmisión del personal elevaron la cifra total de empleados a 166 al cierre del ejercicio 2017. Este contratiempo ha supuesto, según reconocen los gestores de la institución, un "importante quebranto económico como consecuencia del desequilibrio estructural de las cuentas de gastos e ingresos".

Durante el proceso de readmisión y despido del colectivo, según se detalla en la memoria, se han dado "diferentes escenarios" en función de las estrategias procesales y personales de cada uno de los afectados que se han materializado en distintas reclamaciones a Feria.

Tal y como explicó recientemente su presidente ejecutivo, José Vicente González, el resultado de 2017 está condicionado por los 2,94 millones de euros de la provisión realizada por prudencia contable por los litigios asociados a ese ERE. Aunque el resultado bruto de explotación fue positivo en 939.561 euros, el resultado neto arroja unas pérdidas equivalentes a la cantidad dotada por el ERE.¡

Por otro lado, en 2017 Feria Valencia recibió 3,69 millones del Fondo de Liquidez Autonómico, de los cuales 2,7 millones sirvieron para pagar a proveedores. El recinto puede acogerse a este mecanismo de liquidez desde que en 2013 fue considerado parte del sector de las administraciones públicas a efectos de contabilidad nacional, dado que es la Generalitat la que asume el pago de su deuda. Desde entonces, Feria Valencia ya ha consumido 11,9 millones del FLA y 2,7 del llamado Mecanismo de Financiación para el pago a proveedores (Mecano).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email