X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Francisco Cantos / decano del Colegio Notarial de Valencia

«Hay luchas más urgentes que el derecho civil valenciano»

Su sede de la calle Pascual y Genís, levantada en 1883, es una delicia arquitectónica. Además de haber restaurado la fachada original, en el interior acoge tesoros como la biblioteca de incunables, el Salón de actos de la Reina o la galería donde duermen las figuras conocidas como los bultos de Sant Vicent Ferrer

17/02/2017 - 

VALÈNCIA.- El Colegio Notarial de Valencia, que en realidad ofrece cobertura a toda la Comunitat Valenciana, hace gala de la enjundia que le confiere ser uno de los más antiguos de España. Y sin embargo, Francisco Cantos, decano de la institución desde noviembre del año pasado, insiste en el potencial de la profesión para ser útil a la sociedad en los tiempos modernos. 

— ¿Qué retos se plantea para los cuatro años de mandato que tiene por delante?

— Mandato me parece excesivo —bromea—. En cualquier caso, yo provengo de la junta anterior, que funcionaba razonablemente bien, pero hay que seguir actualizándose al ritmo de la sociedad. Hace quince años sólo atendíamos a los profesionales, mientras que ahora también damos servicios administrativos y de asesoría al ciudadano. El objetivo es que la sociedad nos entienda cada vez mejor y le seamos cada vez más útiles. 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

— ¿Cree que la figura del notario no está suficientemente valorada ahora?

— La concentración urbana ha hecho desaparecer el conocimiento del derecho que tenía la gente. En las poblaciones más pequeñas, se acude al notario hasta para las dudas más esotéricas. En las ciudades, uno va un día en su vida a comprarse un piso, y si es que lo compra, porque la cultura jurídica del derecho privado la tenemos desatendida. Es una pena que la gente desconozca lo útiles que somos, y lo económicos, dicho sea de paso.

(Lea el artículo completo en el número de febrero de la revista Plaza)

 

Ver comentarios

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email