X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 28 de mayo y se habla de Goerlich CVMC caso valmor OLIVA
GRUPO PLAZA

reforma del modelo de financiación

Isabel Bonig encuentra el lado bueno de no tener presencia en el Gobierno

22/11/2016 - 

VALENCIA. Pese a que la Comunitat Valenciana sea un territorio electoral clave para el PP, Mariano Rajoy no hace ningún gesto de cariño hacia la organización valenciana. Con el cordón sanitario puesto sobre una tierra que solo pisó en campaña electoral, el PPCV ha visto como su influencia en Madrid se ha reducido: de contar con al menos una secretaria de Estado –Susana Camarero fue cesada el pasado 19 de noviembre de Servicios Sociales y Igualdad para que pasara a ocupar ese cargo Mario Garcés Sanagustín–, de momento, se ha quedado sin nada. Ni en la 'pedrea' del segundo escalón han obtenido representación valenciana. Un castigo severo para una de las principales organizaciones del PP en España.

Sin embargo, la líder de los populares en la Comunitat, Isabel Bonig, se lo ha tomado con filosofía. Nombrada por Madrid y sin oposición interna reconocía que la escasa influencia del PP valenciano no era algo tan negativo.

Así, la síndica parlamentaria popular admitió este lunes después de presentar la campaña "Que no te borren la sonrisa" en la que la formación hará hincapié en la "subida de impuestos que aplicará el Consell" en el próximo ejercicio, que la ausencia del 'poder valenciano' en Madrid tenía algunas ventajas: "No hay mal que por bien no venga, así nos sentimos más libres para defender a los valencianos", señaló.

Para Bonig "lo importante al final es la actitud de los ministros, secretarios de Estado y directores generales respecto a las necesidades y problemas de la Comunitat". No obstante, desde que tomara posesión como presidente del Gobierno, Rajoy no ha incluido a ningún ministro, secretario de Estado ni secretario general valenciano en su nuevo equipo. Y tampoco tuvo premura el pasado viernes por designar a la persona que se encargará de mediar entre la capital y la autonomía para poner sobre la mesa y solventar el ya crónico problema de la infrafinanciación valenciana. 

A pesar de que a la formación que lidera Isabel Bonig le hubiera gustado "tener representación en el nuevo Gobierno", la presidenta del PPCV no tira la toalla e hizo referencia este lunes a los nombramientos que quedan todavía por hacer . No obstante, la ausencia valenciana en la cartera de Rajoy ya fue interpretada el pasado viernes por la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, que señaló que el PP "no se fía de la Comunitat" por los casos de corrupción que han ido surgiendo en los últimos años.

De momento, el PPCV todavía le queda una oportunidad para abordar en primera persona la reforma del sistema de financiación si un perfil valenciano ocupase un puesto clave para la negociación del nuevo modelo: la nueva Secretaría General de Financiación Autonómica y Local que sustituye a la anterior Secretaria General de Coordinación Autonómica y Local que ocupaba Rosana Navarro. Ahí se decidirá hasta dónde llega la libertad del PPCV para defender los intereses de los valencianos. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email