X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de abril y se habla de Pedro Agramunt encuesta electoral Mariano Rajoy pspv
GRUPO PLAZA

como cfd o contratos por diferencia

La CNMV defiende la no venta de productos complejos a minoristas sin consentimiento escrito del cliente

12/01/2018 - 

MADRID. El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, ha defendido este jueves en el Congreso la conveniencia de que, para colocar productos complejos a inversores minoristas, las entidades financieras deban requerir de los clientes cláusulas escritas "con puño y letra" de expresiones concretas.

Durante su intervención ante la comisión que investiga la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorro, Albella ha informado de que el organismo que preside prepara una nueva circular en este sentido, con el fin de exigir que la entidad "haga una advertencia estandarizada y que el inversor escriba de su puño y letra o teclee ciertas expresiones".

"Además, en el caso de diferencias significativas entre el precio de venta de un producto y el que pagaría un inversor institucional, los intermediarios deberán advertir de ello al inversor minorista", ha apostillado en su comparecencia inicial. Estas exigencias tendrían lugar en la venta de "instrumentos financieros no adecuados para minoristas debido a su complejidad", como bonos contingentes convertibles, deuda subordinada de entidades de crédito y determinados CFDs (contratos por diferencia).

Precisamente, Albella ha hecho referencia a la "experiencia concreta" de la CNMV sobre la aplicación de estas advertencias "manuscritas", pues en la comercialización de estos derivados CFDs, se requirieron a las entidades bajo supervisión la obtención "sistemática de crudas advertencias manuscritas". Según habían advertido, estos productos originaban pérdidas en el 80% de los casos.

Esta decisión de aumentar las exigencias, ha dicho Albella, "fue criticada duramente por algunas" de las entidades "por considerarlo equivalente a una prohibición 'de facto'". "Evidentemente, ello nos reafirmó en lo apropiado de la medida", ha abundado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email