X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

una pérdida de 35 espacios

La Comunitat Valenciana, entre las CCAA donde más bibliotecas se cerraron en 2016

29/03/2018 - 

VALÈNCIA (VP/EP). España contaba con un total de 6.636 bibliotecas en 2016, un 1,2 por ciento menos que en 2014: una nacional, 4.035 bibliotecas de acceso público, 2.095 especializadas, 300 de instituciones de enseñanza superior, 198 para grupos específicos de usuarios y siete bibliotecas centrales de comunidades autónomas, según la Estadística de Bibliotecas del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las comunidades autónomas donde se observaron los mayores descensos en el número de bibliotecas respecto a 2014 fueron la Comunitat Valenciana, Castilla-La Mancha y Canarias, con una disminución de 35, 25 y 14 bibliotecas, respectivamente. Por el contrario, los mayores aumentos se dieron en Comunidad de Madrid (18 bibliotecas más), Cataluña (nueve más) y País Vasco (seis más).

Respecto a la titularidad, ocho de cada diez bibliotecas eran públicas. La Administración Local tuvo el mayor número de ellas (4.092, de las que 3.863 fueron de acceso público). Por su parte, el 12,7 por ciento de las bibliotecas era de titularidad privada y el 2,6 por ciento universitaria.

Este estudio muestra que el número total de bibliotecas públicas disminuyó un 1,2 por ciento respecto a 2014: las dependientes de la Administración Local bajaron un 1,3 por ciento y las de la Administración General del Estado un 2,9 por ciento, mientras que las de la Administración Autonómica aumentaron un 0,7 por ciento.

Aumenta el número de usuarios

En cuanto al uso, el 48 por ciento de la población española hizo uso de los servicios bibliotecarios en 2016 y superó las cifras registradas en 2014 (47%) y 2012 (43,6%).

Este estudio, que el INE realiza desde 1959, revela que el número de usuarios inscritos en las bibliotecas españolas creció un 2,1 por ciento entre 2014 y 2016 hasta alcanzar los 22,26 millones de personas (17,75 millones de usuarios adultos y 4,51 millones de infantiles), y señala asimismo que el número de bibliotecas descendió un 1,2 por ciento desde 2014.

Por comunidades autónomas, las mayores proporciones de usuarios por habitante se observaron en Cataluña (73,0% de la población), Comunidad de Madrid (61,9%) y Castilla y León (54,2%).

Por otro lado, las visitas a las páginas web de las bibliotecas aumentaron en el año 2016, mientras que se redujeron las realizadas en sala: de media, cada habitante acudió a la página web de una biblioteca 4,1 veces y a su sala, 4,2 veces.

En el año 2016 el número de visitas a las páginas web de las bibliotecas (191,90 millones) aumentó un 8,5 por ciento respecto a 2014, mientras que el número de visitas en sala (197,07 millones) descendió un 4,8 por ciento respecto a 2014.

Por comunidades, las mayores tasas de visitas a la web por habitante se dieron en Castilla y León (9,1 visitas) Galicia (7,9) y Comunidad de Madrid (6,8). Por su parte, las mayores tasas de visitas en sala por habitante correspondieron a Comunidad Foral de Navarra (6,5 visitas), Cantabria (5,8) y Castilla y León (5,5).

Préstamo domiciliario

Esta estadística también muestra que los usuarios de bibliotecas tomaron en préstamo domiciliario 70,65 millones de documentos en 2016, un 7,2 por ciento menos que en 2014.

De media, se prestaron 1,5 documentos por habitante y por tipo de documento, el libro continuó siendo el más solicitado (67 por ciento del total de préstamos), seguido por documentos audiovisuales (14,8%) y los electrónicos (7,3%). Siguiendo la tendencia de 2014, el préstamo domiciliario de documentos electrónicos aumentó un 12,3 por ciento.

Por el contrario, la demanda de libros disminuyó un 8,4 por ciento, la de documentos audiovisuales un 16,5 por ciento y la de documentos sonoros un 25,8 por ciento. Por comunidades, las mayores tasas de préstamos por habitante se dieron en Castilla y León y Cataluña (2,3 documentos en ambas) y en Región de Murcia y Comunidad de Madrid (dos en ambas).

Este trabajo también revela que el 64,4 por ciento de las bibliotecas fueron accesibles por Internet a sus catálogos o a sus fondos en 2016: el 62,7 por ciento de las bibliotecas ofreció su catálogo a través de Internet (frente al 58,2% de 2014) y el 39,7 por ciento ofreció sus fondos (37,1% en 2014). Asturias, Navarra y Murcia fueron las comunidades con mayor número de bibliotecas accesibles por Internet.

Por otro lado, el INE recoge que el 91,6 por ciento de las bibliotecas disponía de acceso a Internet en 2016, frente al 90,4 por ciento de 2014 y en el 99 por ciento era gratuito. Las comunidades autónomas con mayores porcentajes de bibliotecas con servicios de Internet fueron Cataluña, Extremadura e Islas Baleares.

Libros electrónicos

En cuanto a los fondos de las bibliotecas, el total en 2016 fue de 286,49 millones de documentos, un 3,2 por ciento más que en 2014, liderado por los libros (62,2%), mientras que el conjunto de los documentos sonoros y audiovisuales supuso un 7,1 por ciento y los documentos electrónicos alcanzaron el 11,3 por ciento. Murcia, Galicia y Cantabria fueron los territorios con más aumento de fondos.

Los fondos de libros electrónicos alcanzaron los 16,12 millones en 2016, con un incremento del 25,6 por ciento respecto a 2014, Y supusieron el 5,6 por ciento del total de fondos, frente al 4,6 por ciento de 2014.

Durante 2016 se prestaron 1,12 millones de ejemplares electrónicos, un 44,3% más que en 2014. El número de lectores de libros electrónicos presentes en las bibliotecas aumentó un 29,8 por ciento, hasta los 7.541 equipos.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email