X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de agosto y se habla de fórum filatélico CIUDADANOS AUTÓNOMOS AMORES DE VERANO
GRUPO PLAZA

acuerdo entre pspv, compromís y podemos

La contradicción preside la ampliación del Pacto del Botánico

26/10/2016 - 

VALENCIA. Los representantes de PSPV, Compromís y Podemos alcanzaron este martes un acuerdo para la ampliación del Pacto del Botánico, el acuerdo de junio de 2015 que permitió a Ximo Puig ser investido presidente de la Generalitat. Una reunión que se alargó durante más de tres horas y que concluyó con el 'sí quiero' de los tres partidos a la prolongación de una alianza que ha atravesado no pocas vicisitudes en su corta existencia.

Un acuerdo que se produce en un momento complicado por la coyuntura política atravesada en los últimos días, absorbida por la abstención decidida por el PSOE -con el apoyo del presidente valenciano, Ximo Puig- para permitir que Mariano Rajoy vuelva a ser presidente del Gobierno. Los avisos y críticas de Compromís y Podemos sobre esto no evitaron que ayer se llegara a un consenso de 200 medidas sobre las políticas a aplicar por el Consell con el consiguiente apoyo parlamentario, si bien el encuentro fue presidido por algunas contradicciones.

Miquel Real, jefe de Gabinete de Mónica Oltra, y Arcadi España, jefe de Gabinete de Ximo Puig, en la reunión

Así, la representante socialista Rosa Peris aseguró que el acuerdo alcanzado evidenciaba que el pacto tiene "muy buena salud" y está "más reforzado que nunca". Una idea que contrasta con las palabras del líder autonómico de Podemos, Antonio Montiel, pronunciadas un día antes: "El Pacto del Botánico está amenazado", llegó a afirmar, algo en lo que coincidió la diputada de Podemos presente en la comisión negociadora, Àngela Ballester. "El acuerdo es ahora prisionero de Mariano Rajoy y también de Ximo Puig", aseguró, suscribiendo que el presidente de la Generalitat había "amenazado" el pacto con su voto para facilitar que el PP siga en La Moncloa.

Cabría preguntarse cómo dos formaciones llegan a un acuerdo de gobierno cuando una de ellas considera que el líder de la otra está "amenazando" el citado pacto. Una reflexión a la que respondió la propia Ballester: "Podemos no va a dejar ni por activa ni por pasiva esta comunidad en manos del PP", sentenció.

Por otro lado, la coordinadora general del Bloc, Àgueda Micó, calificó de "muy sólido" el acuerdo que será presentado oficialmente en los próximos días y destacó haber incluido un anexo en el que se han agrupado diferentes reivindicaciones al Gobierno central como la reforma del sistema de financiación así como "leyes que dependen concretamente del Estado". Un apartado en el que la dirigente de Compromís aseguró que serán "muy exigentes" y "contundentes".

De la misma manera, la dirigente socialista Peris también fue en esta línea al asegurar que su formación reafirmaba su compromiso de ser "aún más beligerantes" para conseguir que esas reivindicaciones "sean una realidad". Una afirmación -y así lo señalan desde Compromís y Podemos- que contradice el hecho de que Puig haya facilitado que Rajoy, quien se ha negado a abordar el reforma del sistema de financiación los dos últimos años o cuyo gobierno ha dejado en un bajo nivel las inversiones a la Comunitat, vuelva a estar en La Moncloa.

Rosa Peris, una de las representantes socialistas en la negociación del Pacto del Botánico

Aún fue más allá al subrayar, preguntada por la abstención del PSOE a Rajoy, que es más "probable" que muchas de las propuestas planteadas "salgan adelante con un gobierno que no con un gobierno en funciones". Un argumento que ha sido utilizado por el PP en estos meses y que, en más de una ocasión, la formación socialista ha criticado.

Por otro lado, la posición de Podemos tampoco es sencilla: la opción de intentar entrar en el Gobierno valenciano sigue aparcada indefinidamente y se limitan a la crítica a Puig amagando con graves consecuencias que, a día de hoy, tampoco son capaces de definir. Su argumento de centrar la preocupación en las políticas a través del Pacto del Botánico convive con los duros ataques verbales que profieren hacia el jefe del Consell con el que, pese a todo, seguirán caminando de la mano según lo acordado este martes. 

Mientras, Compromís, está modulando en cierta medida su discurso dado que es socio de gobierno de Puig, si bien las críticas al PSOE por parte de referentes como Mónica Oltra han sido claras en los últimos días.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email