X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El Ayuntamiento de Gandia publica la crónica de su despilfarro

La deuda de Gandia se incrementó en 144 millones en los cuatro años de Arturo Torró como alcalde

8/06/2018 - 

VALÈNCIA. Tres años han sido los necesarios para realizar la auditoria interna de la gestión del Ayuntamiento de Gandia del periodo que comprende de 2003 a 2015. Un documento elaborado para conocer la gestión realizada durante catorce años de gestión de los distintos partidos que han dirigido la Ciudad Ducal: 2003-2007 (PSOE y Bloc); 2007-2011 (PSOE y Plataforma de Gandia); 2011-2015 (PP); y 2015-2016 (PSOE y Més Gandia).  

El documento, elaborado por los propios funcionarios del Ayuntamiento, detalla cómo la deuda se dispara en los últimos años del gobierno del socialista José Manuel Orengo —a partir de 2008—, pues se pasa de una deuda financiera de 79 millones euros (al cierre de 2007) a una de 165 millones de euros.

Una época que la regidora de Compromís Alicia Izquierdo ha definido como "unos años de crisis mal gestionada”. Y es que es el periodo que coincide con los "cánones anticipados, préstamos encubiertos que se queman rápidamente y que son utilizados para aumentar la deuda bancaria".

Asimismo, también ha destacado la elevada deuda a proveedores, que según el informe es de más de 63 millones de euros. 

El periodo coincide con la crisis económica y con algunos de los "excesos" que hoy todavía se recuerdan en la gestión de Orengo: los 10 millones de euros para celebrar el Año Borgia; los 55 millones del canon del agua que recibió de Aguas de Valencia, más otros 15 del saneamiento, y que destinó a otros fines ajenos al mantenimiento de la red municipal, como pagar a proveedores.

Sin embargo, para Més Gandia, la situación dejada por el gobierno socialista de José Manuel Orengo es "una situación desesperada pero todavía corregible con medidas menos drásticas que las aplicadas años después —en 2015—". Una opinión que se refleja en el documento pues recoge que "a finales de 2011 la situación económica que se observa en el Ayuntamiento resulte muy delicada, exigiendo un severo plan de ajuste". 

Unas críticas aceptadas por el grupo socialista que, a través de su portavoz, José Manuel Prieto, ha destacado que en las legislaturas de José Manuel Orengo se dedicó el dinero de la deuda a inversiones de la ciudad. "No es lo mismo endeudar la ciudad para transformarla y reformarla que para hacer negocio", resaltó denunciando la "época de despilfarro del Partido Popular".

La deuda se dispara desde 2011

Y es precisamente la legislatura del Partido Popular, con Arturo Torró, la más criticada pues durante sus cuatro años de mandato (2011-2015), se generó 144 millones de euros de deuda, de los que 33 millones se dedicaron a inversiones.

En este sentido, el documento subraya que a partir de 2012 "no se produce el saneamiento de la situación económica sino su agravamiento, con un aumento también acusado del endeudamiento". 

Así, aunque el proceso de incremento de la deuda financiera se inició en 2003 con 45 millones; y se aumentó en 2007 (79 millones de euros), fue en 2011 cuando comenzó a agravarse (165 millones).

Salvador Gregori. Foto: ÁLEX OLTRA

Para el coordinador de Economía y Hacienda del Gobierno, Salvador Gregori, el ejecutivo anterior dejó una situación "crítica" pues "el Partido Popular dejó de pagar a todo el mundo".

La deuda dejada se repartía de la siguiente manera: 72 millones de euros en facturas (54,8 del Ayuntamiento y 17,2 de IPG), 30 millones de deuda a bancos, 21 millones por las deudas de los parking del Serpis y del Prado y 21 millones de euros por el "segundo contador a cero". En total, 144 millones de euros. 

Sin embargo, el documento señala el cambio de rumbo producido a partir de 2015, con el gobierno formado por el Partido Socialista en coalición con Més Gandia —y el apoyo de Ciudadanos—. "Hemos logrado rebajar en 70 millones la deuda que teníamos, lo que supone una rebaja del 20%", ha explicado Salvador Gregori destacando que serían necesarias dos legislaturas más para alcanzar la deuda que se tenía en 2011.  

El PP critica los "fastos" de Orengo  

Desde el Partido Popular, Guillermo Barber ha criticado que no se les haya hecho entrega del documento hasta este jueves y ha lamentado que sigan siendo "ese gobierno oscuro y gris que oculta información al PP y la ciudadanía. Hoy hemos visto que han repetido lo de siempre: ‘el PP es malo’". 

Asimismo, ha recordado que el gobierno socialista de José Manuel Orengo "ingresó 72 millones de euros para invertirlo en la mejora de la red de agua potable y alcantarillado, y como acabó confesando su concejal de Hacienda, fue dilapidado en facturitas varias". Además, ha remarcado que fue una época "de grandes fastos, como el Crucero de los Borja, encargos a prestigiosos arquitectos para obras faraónicas que no pasaron del papel y ágapes de toda clase, incluidas ya las famosas mariscadas a cargo del contribuyente".

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email