X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 19 de agosto y se habla de BICICLETAS documental salud josé luis ábalos FOMENTO benidorm
GRUPO PLAZA

basada en la formación, ofrece también representaciones culturales

La Máquina presenta su sede oficial como un espacio "pequeño, neutro y sin programación"

La organización acoge, además, la representación de la obra 'Vittoria', a cargo de Rafa Cruz, con la puesta en escena de Tina Gorina, Gretel Stuyck, y la música del pianista Stanislav Angelov

22/11/2017 - 

VALÈNCIA. El periodista y escritor Eduardo Galeano decía que “mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo”. Así lo sienten también desde La Máquina, una organización que sin ánimo de lucro ni subvenciones, pretende ofrecer a València un pequeño espacio mestizo donde juntar teatro, danza y artes escénicas. 

Se trata de un lugar pequeño sí, tal como apuntan sus fundadores nada tiene que ver a otros teatros valencianos “como el Talía”, de hecho solo caben unos 35 espectadores. Sin embargo, tan poco pretenden que así lo sea.  Durante la presentación a prensa de la ubicación oficial de La Máquina, Rafa Cruz y Gretel Stuyck, han querido dejar claro que su modus vivendi “no es el taquillaje”, sino “la creación”. Pero además, con una filosofía lejana a ofrecer programación; “no somos una sala, no vamos a programar, será algo más esporádico. Lo que queremos es hacer eventos”.  

Junto a estas premisas, Rafa Cruz también insiste en que La Máquina está emplazada dentro de un “espacio neutro y virgen”, con el fin de que “sirva para contar una historia”. Ante está calificación de ‘neutro’, Cruz explica que se debe a que no han “entrado por la política”, sino independientemente, como  “una organización sin ánimo de lucro”, para así evitar lo que, según él explica, pasa “en las grandes ciudades como Barcelona o Madrid”, donde en los últimos años se ha observado “un poco de contaminación y ojos puestos encima” de salas y proyectos. 

La Máquina, que lleva en funcionamiento un año, también se erige como un lugar de formación, así todos los días imparte talleres de danza y teatro para diferentes grupos de edades. No obstante, no se consideran “una escuela” porque no entregan ninguna titulación.

'Vittoria', entremezclando “humor, frivolidad y algo más profundo”

A tan solo “dos metros de distancia” van a poder disfrutar, los que así quieran, de la nueva obra que acoge La Máquina en su espacio oficial. Se trata de Vittoria, obra del dramaturgo Marc Rosich e inspirada en el mundo de Shakespeare. Una propuesta de una hora de duración, repartida en diez únicas funciones, que entremezcla partes en italiano y en español, y que está destinada “para todos los públicos”.

Vittoria fue creada hace siete años por Rosich, pensada especialmente para la artista Gretel Stuyck y ahora (y tras un año de reflexión) llega a València con la dirección del propio Rafa Cruz, quien hace una parabola y la compara con “una cata de vino”; “Vittoria no explica una historia, toca muchas emociones, pero no te llevas a casa un discurso, te llevas sensaciones, por eso es como una cata. Es algo más gamberro.” 

La actriz Gretel Stuyck junto con la voz “privilegiada” de la soprano Tina Gorina y la música del pianista Stanislav Angelov, dan forma a este espectáculo que basa su argumento en Ofelia, quintaesencia de las tontas de Shakespeare, y lady Macbeth, quintaesencia de las malas. Entremezclando “humor, frivolidad y algo más profundo”, Ofelia (Gretel Stuyck) está harta de morir ahogada entre flores cada noche, hasta que un día recibe la visita de una combativa lady Macbeth (Tina Gorina) que le ofrece soluciones en su peculiar surtido de “cuchillos y puñales”. Enfrentadas “como dos boxeadoras”, el árbitro es un Macbeth convertido en pianista. 

Falta saber quién ganará el combate, pero lo que ya suscita el interés de quienes sigan un poco la trayectoria de ambas artistas, es que a contracorriente de en otras ocaciones, Gretel interpreta un papel de ‘buenaza’, mientras Tina de ‘mala, malísima’. Además, para Tina, Vittoria ha supuesto una gran oportunidad de hacer algo diferente, debido a que “es un personaje que en opera grande no haría nunca” porque no está tan ligado a su voz. 

La Máquina ya ha manifestado que si “todo va bien”, repetirán la obra en primavera. Algo que parece muy posible por una acogida en la que, de momento, ya están todas las entradas vendidas para sus dos primeras funciones. Así, con un premio de 10 euros, Vittoria va a ser representada desde el 24 de noviembre al 17 de diciembre, únicamente en las noches de los viernes, sábados y domingos. 


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email