X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de octubre y se habla de ley de vivienda TEMPE inditex AEROPUERTO DE MANISES
GRUPO PLAZA

La patronal de Valencia abandonará Cierval si no pide el preconcurso de acreedores

16/12/2016 - 

VALENCIA. La CEV ya no está dispuesta a aceptar más patadas adelante en Cierval. La organización empresarial que preside Salvador Navarro exigirá que la patronal autonómica solicite de inmediato el preconcurso de acreedores. Lo hará en el comité extraordinario convocado este viernes para decidir cómo actuar ante la imposibilidad de devolver antes del día 20 los 600.000 euros que le exige la Generalitat. La CEV, que no tiene mayoría dentro de Cierval para sacar adelante esta medida, está dispuesta a abandonar la organización si la patronal de Castellón (CEC) o Alicante (Coepa) la vetan.

Con este posicionamiento, la Confederación Empresarial Valenciana evidencia el creciente distanciamiento que mantiene con José Vicente González, a quien hace seis años promocionó para presidir Cierval, y da pasos hacia su independencia de la patronal autonómica después de haber intentado sin éxito una fusión con la patronal autonómica para rescatarla de la quiebra.

Los órganos de gobierno de la CEV, comité y junta, se reunieron este jueves para decidir la nueva estrategia a seguir ante la "manifiesta imposibilidad" de rematar la reforma estatutaria de Cierval con la CEC y Coepa, a quienes responsabiliza -sin citarlas expresamente- de la falta de acuerdo para garantizar la "solvencia y viabilidad económica" de la patronal autonómica.

En un comunicado emitido tras la reunión, la CEV reiteró que actúa conforme a los informes jurídicos que encargó hace algunas semanas para calcular los riesgos que corría si se implicaba en el rescate de Cierval, habida cuenta de la responsabilidad penal abierta por el procesamiento en el fraude de los cursos de formación de la CEC, la querella de la Generalitat contra Coepa o los reiterados requerimientos de la administración para pedir la devolución de subvenciones, unos pagos de los que responde Cierval ante la incapacidad de las provinciales.

Con este firme posicionamiento a favor del preconcurso de Cierval, la CEV pretende salvaguardar la responsabilidad de sus representantes en los órganos de gobierno de la autonómica, "así como la integridad, prestigio y reputación de la propia CEV". "Si Castellón y Alicante no quieren aprobar, tomaremos las decisiones oportunas", aseguraron fuentes de la organización a este periódico.

González continúa negociando

El baño de realidad de la CEV contrasta con la estrategia que está siguiendo José Vicente González para salvar la situación. Hace apenas dos días, el presidente de Cierval pedía "tiempo" para continuar negociando más plazo con la Conselleria de Hacienda. Las negociaciones continuaban este jueves, aunque González ya reconocía lo inevitable: "Cierval pedirá el preconcurso de acreedores si es necesario".

Salvador Navarro, presidente de la CEV. Foto: MARGA FERRER

Una de las alternativas que se contemplan es conseguir que la Generalitat adelante la mitad de las ayudas que le corresponden por la Ley de Participación Institucional (2,3 millones de euros para todo el año) para compensar la deuda de 600.000 euros con el IVAT. La Conselleria de Hacienda, sin embargo, aseguró a última hora de este jueves que no había avances al respecto.

Pese a ello, la directiva de la CEV mostró su convencimiento de acogerse al preconcurso independientemente de que fructifique la negociación con el Consell porque, a su juicio, sólo serviría para alargar la agonía de Cierval, pero no para atajar de una vez por todas sus problemas reales.

De hecho, la CEV continúa avanzando en un camino radicalemente contrario. Hace un par de años adoptó la decisión de no ejecutar cursos de formación. Este mismo jueves confirmaba la incorporación como empresas directamente asociadas de Rimontgó, Slisa Soluciones Logísticas Integrales, Sodexo B&R Beneficios e Incentivos, Lafargeholcim, Vicente Gandia-Casual Investments, SGS Tecnos, Hospital de Manises y Asociación Empresarial de Restauración Social de la Comunidad Valenciana (Aersocov). Con ello, el 60% de sus ingresos ya son de procedencia privada.

Además, destacados miembros del núcleo duro de la CEV, como el presidente de la federación de empresas del metal (Femeval), Vicente Lafuente, llevan tiempo advirtiendo de los riesgos de no reconducir la deriva de Cierval. Lafuente llegó a abogar incluso por una voladura controlada de la patronal.

El objetivo durante los cuatro meses de plazo que se abrirán con la declaración del preconcurso es elaborar un plan de viabilidad para Cierval. En este punto, la patronal de Valencia considera que ya ha hecho todo cuanto estaba a su alcance y espera un gesto de la CEC y Coepa.

En el comunicado de este jueves, la CEV sacaba pecho y dejaba entrever que la situación actual es consecuencia de la falta de medidas en Cierval, Coepa o la CEC. "La CEV recuerda que la organización provincial inició su reforma con la llegada de Salvador Navarro a la presidencia, demostrando así su capacidad de  anticipación para  adaptarse al nuevo escenario económico y financiero", destacó.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email