X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de abril y se habla de festivales HORTA VALENCIANA series netflix Encuesta Compromís
GRUPO PLAZA

la inmobiliaria pierde la cota de los 2 euros por primera vez en tres meses

La sombra de Enrique Bañuelos se cruza (otra vez) en el camino de Quabit

19/04/2017 - 

VALÈNCIA. A media mañana de ayer martes, Quabit Inmobiliaria enviaba una nota informativa advirtiendo que tras la denuncia de un grupo de minoritarios se 'esconde' Enrique Bañuelos. "El escrito está totalmente infundado, carece de todo sentido y su origen está claramente relacionado con la demanda que interpuso Grupo Rayet contra Enrique Bañuelos y gran parte de los miembros del consejo de administración de Astroc. Todo indica que las acusaciones del escrito sólo tienen por objetivo influir y presionar en dicho pleito, así como tratar de dañar la buena reputación de Grupo Rayet y de Félix Abánades", se recogía en dicho comunicado.

Conviene recordar que Grupo Rayet, fundado por el propio Abánades -a la sazón presidente y fundador también de Quabit Inmobiliaria-, denunció en 2013 que los activos de Astroc fueron sobrevalorados y que graves irregularidades en su contabilidad falsearon la imagen real de la compañía. "Grupo Rayet probó y acreditó suficientemente que todo ello influyó en que la acción de Astroc se revalorizara de manera irreal y artificial, engañando al mercado y a los inversores, perjudicando especialmente a Grupo Rayet, y beneficiando a Enrique Bañuelos quien obtuvo más de 1.000 millones de euros con la venta de sus títulos", se recogía en la nota de la cotizada madrileña.

Lo cierto es que en junio del pasado año, el propio Abánades reconocía a la Revista Plaza que de la antigua Astroc ya no quedaba nada en Quabit y, además, asegurando que el empresario valenciano no cumplió con sus compromisos "y ante la situación tan crítica que se generó, a petición de las entidades financieras, finalmente tomé el control del consejo de administración en 2007". 

"No es que lo diga la compañía sino que el mercado también cree que la 'mano de Bañuelos' está detrás de esta demanda", apuntaban horas más tardes desde una mesa de intermediación bursátil consultada por este diario. "Y lo peor de todo es que llega en un momento donde Quabit (QBT) trataba de recuperar terreno perdido en el parqué y ha sido un golpe que no esperaba aunque el volumen de contratación fue bajo, lo que es un respiro", añaden. 


Finalmente los títulos de la inmobiliaria se dejaban en el camino un 3,78% en lo que fue la novena mayor caída del centenar de cotizadas que conviven en el Mercado Continuo. Solo lo hicieron peor Abengoa (-11,76%), Urbas (-11,11%), Amper (-6,11%), ArcelorMittal (-5,96%), Coemac (-4,95%), OHL (-4,58%), Ezentis (-4,24%) y Ercros (-3,81%).

La caída de Quabit, que por cierto vino acompañada de un discreto volumen de 671.997 títulos frente a una media diaria anual de casi 1,5 millones según los datos de Infobolsa, apeó a QBT de la cota de los dos euros por primera vez desde mediados de enero pasado al cerrar en los 1,961 euros -mínimo desde los 1,960 euros del 4 de enero de 2017- tras haber llegado a tocar durante la sesión los 1,941 euros. Además, el retroceso de ayer redujo las ganancias anuales hasta el 5,56%.

"Una larga historia de pleitos"

Hace dos meses, Abánades reconocía a Valencia Plaza que "lo mío con Bañuelos será una larga historia de pleitos" tras recibir la herencia envenenada de Astroc, que por cierto estos días cumple su primera década del hundimiento en bolsa. "Seguimos de pleitos y será una larga historia porque se tergiversaron las cuentas y los valores de los activos. Creemos en la Justicia", añadía el empresario alcarreño. El mismo que hace dos semanas le compraba a Juan José Galiano -otrora hombre de confianza de Bañuelos- su participación en Quabit para incrementar Abánades su peso hasta el 21,23% del capital.

Mientras tanto los minoritarios de QBT han denunciado ante la CNMV de uso de información privilegiada e incumplimiento de los acuerdos cerrados para la exención de OPA, así como de operaciones vinculadas entre Rayet y Quabit que podrían no haber resultado igual de beneficiosas para la promotora. En concreto, aluden a operaciones entre la inmobiliaria y Rayet por importes relevantes, por lo que solicitan que el organismo supervisor investigue esos acuerdos aceptados por Quabit como acreedor de Rayet.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email