X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

LA COALICIÓN presenta un vídeo explicativo sobre por qué deben desaparecer

El futuro de las diputaciones abre otra brecha entre PSPV y Compromís

28/02/2017 - 

VALÈNCIA. La tensión ha vuelto a aflorar entre PSPV y Compromís en la Diputación de Valencia. Si ambos partidos ya tuvieron algún encontronazo a cuenta de la empresa pública Divalterra, esta vez las diferencias tienen su origen en la razón de ser de estas corporaciones provinciales. Y es que, en la coalición nacionalista no ha caído nada bien que la Diputación que preside el socialista Jorge Rodríguez, lanzara una iniciativa -repartir 15.000 ejemplares en los colegios de "Quadern de la dipu"- para explicar y defender el papel que éstas tienen.

Con este escenario, el grupo de Compromís en la Diputación presentaba un vídeo este lunes sobre el papel que han jugado hasta ahora estas entidades provinciales y por qué deben desaparecer. Aunque aseguraban que si el PSPV no hubiera realizado esta maniobra, "probablemente" también habrían presentado este vídeo porque "es necesario abrir el debate y que éste esté presente", Compromís quiso dejar clara una cosa: que abogan por disolverla a pesar de que cogobiernan en ella con el PSOE. Pero no sólo eso. También dejaron espacio para demostrar que ellos mantienen "la misma posición ahora" que cuando estaban en la oposición. Un dardo envenenado con un claro destinatario –el PSPV– que el portavoz de Compromís en la Diputación, Xavi Rius, no se esforzó en maquillar demasiado.

"Para nosotros no es no, eso es lo que realmente piensa Compromís sobre las diputaciones, y no lo cambiamos", apuntaba haciendo una clara referencia al eslogan de Pedro Sánchez para oponerse a darle el Gobierno a Mariano Rajoy, y que posteriormente viró tras la caída del secretario general. Por si los asistentes no sabían leer entre líneas, añadía: "Cuando la diputación cambia de color político –cuando el gobierno de Lerma deja paso al PP– el PSPV asume el discurso de disolverlas, dicen que son obsoletas. Pero estamos viendo que a la hora de gobernar cambian y su no es no se convierte en un no, pero sí".

En cualquier caso, a Compromís le da igual jugar esta partida en solitario porque es algo que llevaban en su programa electoral y ellos "sí" tienen "intención de cumplir". Ante la coyuntura de no poder hacer que desaparezcan –ya que requeriría de una modificación de la Constitución y no cuentan con el respaldo necesario–, el grupo de la coalición en la Diputación de Valencia estudiará la forma legal de transferir sus competencias a la Generalitat, mancomunidades y municipios para "ir vaciándolas de contenido", subrayó la vicepresidenta de la corporación provincial, Maria Josep Amigó.

El presidente de la Diputación de València, Jorge Rodríguez (PSPV), y la vicepresidenta, María Josep Amigó (Comrpomís). Foto: DIPUTACIÓN

Una acción que iría dirigida a rescatar una ley aprobada en 1983 por el gobierno de Joan Lerma que reduce el peso de las diputaciones provinciales en beneficio de la Generalitat. Una de las pretensiones del ahora jefe del Consell, Ximo Puig, en 2015. 

Precisamente Puig señalaba en un acto conmemorativo del 30 aniversario de Ferrocarrils de la Generalitat -que se celebraba a la vez que la presentación de esta campaña- desconocer esta iniciativa de Compromís. Sin embargo aseguró que mientras existan las diputaciones, "deben ser totalmente subsidiarias de los poderes municipales. Posición que hay que mantener ahora". 

Un conflicto que tiene lugar días después de que los nacionalistas plantearan en la comisión de Entidades Locales del Senado una moción para instar al Gobierno a "iniciar los trámites necesarios" para suprimir estas corporaciones. Propuesta que se topó con los votos en contra el PP y del PSOE, que defendieron el papel "vertebrador" de estas instituciones, con la abstención de Ciudadanos y el apoyo de Unidos Podemos.

¿Quién está por la supresión de las diputaciones?

Si la Diputación de Valencia que preside el socialista Jorge Rodríguez, editaba este tomo para defender las bondades que tiene esta administración, para el PP son reductos a defender. Los populares han mantenido, después de las elecciones autonómicas y municipales de 2015, la presidencia en estas corporaciones con Javier Moliner y César Sánchez en Castellón y Alicante respectivamente.   

Toni Such, Jorge Rodríguez, Javier Moliner, Ximo Puig y César Sánchez. Foto: GVA

De hecho, ante el recelo que le causaba al de Alicante que la Generalitat diese luz verde al Fondo de Cooperación Municipal -programa que permite la colaboración entre las diputaciones y la Generalitat para financiar a los municipios-, Sánchez no acudió a la presentación del proyecto que el jefe del Consell, Ximo Puig, hacía el pasado mes de enero y por el que se destinarían cerca de 130 millones de euros a los consistorios de las tres provincias.  

En otro sentido, el portavoz de Compromís en la Diputación, Xavi Rius, lamentó que algunos grupos que tienen en su programa la disolución de estas corporaciones como Ciudadanos no apoyaran la iniciativa de la coalición en el Senado, algo que, sin embargo, sí hizo Podemos.

A pesar de que a Compromís no le gusta esta institución, para la coordinadora nacional del Bloc, Agueda Micó, es su "responsabilidad" trabajar en ellas mientras existan. Les gusten "más o menos por las prácticas que en ellas se han hecho y el clientelismo político que ha habido", para Micó "es importante estar en todos los espacios donde se toman decisiones relevantes para la ciudadanía y trabajar por que sean transparentes". 

Àgueda Micó, Fran Ferri, Maria Josep Amigó, Gerard Fullana y Xavi Rius. VP

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email