X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Julià álvaro persigue que la empresa no incinere ningún residuo peligroso

Las restricciones de Medio Ambiente privarían a Cemex de hasta el 30% de su combustible

30/04/2017 - 

VALÈNCIA. Las restricciones que quiere imponer Medio Ambiente a Cemex para la renovación de su permiso en Buñol privarían a la firma de hasta el 30% de sus actuales combustibles, en concreto los residuos tipificados como peligrosos que la multinacional incinera para no utilizar coque de petróleo -un combustible no considerado peligroso pero mucho más contaminante-.

Así lo trasladan a este diario fuentes conocedoras del proceso para la renovación de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la industria. En la actualidad, en línea con la praxis del sector de las cementeras en Europa, Cemex cuenta con un 30% de tasa de sustitución de combustible. Es decir: mediante la valorización de diferentes residuos reduce en un 30% el uso del mencionado coque de petróleo, el combustible que más CO2 emite a la atmósfera de todos los que utiliza la multinacional mexicana -según reconoce incluso Medio Ambiente-.

Estos combustibles alternativos pueden ser de un máximo de 115.000 toneladas, aunque en la actualidad Cemex está muy lejos de esa cifra por la acusada caída de su negocio desde la crisis. Dentro de este tope los residuos peligrosos pueden ascender hasta las 75.000 toneladas y las harinas hasta un total de 17.000 -según consta en la propia AAI de Cemex, disponible en la web de la Conselleria de Agricultura-.

No obstante, como viene informando este diario, la intención del secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro, es endurecer significativamente el actual escenario y prohibir a la cementera la quema de cualquier residuo tipificado como peligroso. Es decir: pasar de un máximo de 75.000 toneladas de residuos peligrosos a cero.

En concreto, la nueva propuesta de autorización prohibiría a Cemex la valorización de residuos con los códigos LER 140603 (otros disolventes y mezcla de disolventes), 190205 (lodos de tratamientos físico-químicos que contienen sustancias peligrosas) y 190208 (residuos combustibles líquidos que contienen sustancias peligrosas). La empresa debería dejar de utilizarlos todos, sin excepción.

Este planteamiento supone un cambio significativo respecto a lo planteado inicialmente para la renovación del permiso de la fabricante de hormigón y clínker, cuando la intención era "prohibir la quema de residuos tóxicos y reducir los peligrosos". Dicho planteamiento fue considerado insuficiente por las autoridades locales y colectivos ecologistas, y finalmente Álvaro (líder de Verds-Equo en la Comunitat) endureció los criterios.

Otras de las medidas que incluirá Medio Ambiente en la AAI consistirán en cuadruplicar la vigilancia de las emisiones de la planta de Buñol con la creación de tres puntos de control del aire adicionales que se sumen al ya existente y crear una terminal que reciba los datos de forma continua y que remita la información tanto a la conselleria como al Ayuntamiento de Buñol.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email