X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de febrero y se habla de Selecta ere encuesta electoral financiación autonómica
GRUPO PLAZA

tras permanecer suspendidos seis y cuatro años respectivamente

Los 'chicharreros', de enhorabuena: Nyesa y Vértice 360º vuelven a cotizar en bolsa

22/01/2018 - 

VALÈNCIA. Hoy volverán a cotizar las acciones de Nyesa Valores Corporación, anteriormente Inbesós -un auténtico 'chicharro' que hizo las delicias de los especuladores de turno en los 90-, tras la decisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de levantar la suspensión que pesaba sobre la inmobiliaria desde el 29 de septiembre de 2011.

El precio de referencia que se utilizará para la reanudación de la negociación de las acciones en el Mercado Continuo será de 0,17 euros por acción, que corresponde al último precio de cotización de la acción antes de la suspensión. Una 'penny stock' -valor que cotiza por debajo del euro- en toda regla o lo que siempre se ha conocido como 'chicharro' en la jerga bursátil.

Desde la suspensión de la cotización de las acciones, la empresa asegura que ha llevado a cabo una "profunda transformación", implantando las medidas necesarias para adaptar su actividad a la situación del mercado al objeto de lograr un grupo empresarial "más sólido y saneado" que estuviera en condiciones de afrontar "con garantías" un ambicioso proyecto empresarial de futuro. Con este objetivo, Nyesa se ha desprendido de los proyectos y activos que no consideraba estratégicos o viables en el entorno económico actual, ha llevado a cabo una "importante" reducción de su deuda y ha reestructurado su patrimonio. 

A este respecto, el patrimonio neto del grupo a fecha de vuelta a cotización es positivo, ascendiendo a más de 35 millones de euros, frente a los 227 millones de euros de patrimonio neto negativo que tenía a 31 de diciembre de 2011, primer ejercicio cerrado tras la suspensión de la cotización de las acciones.


El plan de negocio de la firma sigue fundamentándose en las tres áreas de negocio que ha venido desarrollando históricamente: gestión de suelos y promoción inmobiliaria, gestión de activos patrimoniales y desarrollo de proyectos internacionales, si bien, apuesta fuertemente por la gestión de activos de terceros y el desarrollo de proyectos inmobiliarios de primer nivel en mercados internacionales emergentes. 

En este contexto, sus accionistas de referencia, Aqualdre, S.L. y Fanumceo, S.L. suscribieron un acuerdo con el grupo estadounidense Gaber y con dos inversores de origen ruso, Eldarov e Ivanov, que tenía por objeto la adquisición por parte de la sociedad de un proyecto inmobiliario en Moscú valorado en más de 58 millones de euros, denominado Narva Loft.

Accionistas

Por otro lado, Nyesa ha novado la línea de capital suscrita con la firma internacional GEM Global Yield Fund LLC SCS que le permite disponer de 80 millones de euros, hasta el 31 de diciembre de 2022, para destinarlo al desarrollo de nuevos proyectos. Como consecuencia de las operaciones descritas, la composición del accionariado de Nyesa Valores Corporación, S.A. ha cambiado totalmente, siendo sus accionistas mayoritarios Grupo Gaber (27,22%), Grupo Eldarov (15,76%), Aqualdre (12,56%), Fanumceo (9,17%), Banco Santander (6,41%), Andrei Ivanov (6,33%) y Bantierra (5,78%). Adicionalmente, se han incorporado al consejo de administración tres nuevos consejeros independientes "con una dilatada experiencia profesional" para impulsar el desarrollo del nuevo plan de negocio.

De este modo, Nyesa Valores Corporación vuelve al parqué como una nueva empresa, con nuevo proyecto empresarial, nuevo accionariado, nuevo equipo gestor y nuevos activos, apostando fuertemente por sus proyectos internacionales, tanto el nuevo proyecto ruso (Narva Loft) como sus dos proyectos en Costa Rica (Gran Resort La Roca y Finca La Playa).


Por otro lado, pasado mañana volverán a cotizar las acciones de Vertice 360º volverán a cotiza tras recibir la pertinente autorización del organismo supervisor. Conviene recordar que la última vez que cotizó el grupo de comunicación fue el 15 de abril de 2014 tras solicitar después la declaración de concurso voluntario de acreedores. En su comunicado, la CNMV incide en la "especial situación de la compañía", por lo que llama la atención de los inversores sobre la información contenida en un documento publicado este viernes por la compañía respondiendo a varias cuestiones del supervisor, así como en los hechos relevantes publicados en los últimos meses. 

En ellos, los inversores encontrarán información tanto sobre el plan de pagos presentado por la compañía e incluido en la propuesta de convenio como de la evolución experimentada por la situación financiera, patrimonial y de sus negocios. También conocerán las principales circunstancias acontecidas desde que se declaró la situación de concurso de la sociedad hasta la aprobación del convenio de acreedores.

Asimismo, se explica la situación financiera y patrimonial actual de la empresa y las perspectivas futuras correspondientes a los próximos dos ejercicios, así como las características de las ampliaciones de capital pendientes de ser ejecutadas y la composición accionarial tras su ejecución.

Riesgos a los que se enfrenta

La CNMV también detalla que entre los riesgos a los que la sociedad reconoce que se enfrenta se incluyen el de entrar en liquidación, el hecho de que está en supuesto de causa de disolución, el de no obtención de los fondos necesarios para garantizar su viabilidad financiera, el de no cumplimiento del plan de negocio, el de riesgo de liquidez, los asociados al sector audiovisual, los relacionados con la estructura accionarial de la sociedad y los ligados a sus acciones.

En el documento publicado este viernes, Vértice 360º reconoce que existe un "alto riesgo" de que los precios de cotización tras el levantamiento de la suspensión "sean sustancialmente menores a los existentes antes de la suspensión", por lo que considera que los accionistas "deben valorar la situación real de Vértice antes de tomar sus decisiones de inversión". Asimismo, incide en que el hecho de que las acciones de la sociedad vuelvan a cotizar no significa que haya un mercado líquido para ellas. "En este caso, los accionistas no podrían vender fácilmente en el mercado sus acciones de no haber compradores dispuestos a adquirirlas", agrega.


Por otro lado, la institución presidida por Sebastián Albella recuerda que en los últimos meses se han llevado a cabo determinadas transacciones sobre acciones de la sociedad, entre las que destaca la adquisición por Squirrel de un 25,24% del capital social de la sociedad a Grupo Ezentis en mayo de 2016. No obstante, añade que ninguna de ellas aporta una referencia de precio representativa.

El último valor de cotización antes de la suspensión fue de 0,044 euros, es decir, otra 'penny stock' y 'chicharro' en toda regla. En consecuencia, remarca que la última referencia de capitalización bursátil de la sociedad, considerando las 337.535.058 acciones que componían el capital social de la sociedad en el momento en que se suspendió la cotización, es de 14,85 millones de euros.

Quita del 95%

El pasado mes de octubre, el consejo de administración de Vértice 360º aprobó el nuevo plan de negocio de la compañía, que contempla la reestructuración del grupo societario tras la aprobación el convenio con los acreedores en el marco del concurso voluntario solicitado por la compañía en 2014. La compañía acordó con sus acreedores una quita del 95% en el convenio para la deuda ordinaria y subordinada, cuyo importe asciende a 26,82 millones de euros, y fijo un plan de pagos que contempla el abono de la deuda subordinada de 1,34 millones de euros que mantienen las sociedades de la compañía sujetas a convenio una vez aplicada la quita. 

Dicho plan va acompañado de una 'operación acordeón', que consiste en una reducción y ampliación de capital simultáneas para compensar las pérdidas registradas en los últimos ejercicios y seguir operando, que fue respaldado por la junta general de accionistas. Tras la consumación de la recapitalización, Squirrel adquirirá una participación de control en Vértice, que puede oscilar entre un 53,75% y un 90,58%.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email