X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de octubre y se habla de ley de vivienda AEROPUERTO DE MANISES TEMPE inditex EVAP
GRUPO PLAZA

DEBATE A TRES

Los decanos de Medicina cierran filas contra la Universidad de Alicante: "Es una decisión política"

Las universidades públicas de la Comunitat señalan la "masificación" que provocaría un nuevo grado y alertan a los estudiantes sobre "el abaratamiento" de la mano de obra

22/03/2017 - 

VALÈNCIA. En 2008 había 28 facultades de Medicina en España, mientras que en 2017 se han alcanzado las 41. Esto significa que se ha pasado de un número de 4.000 alumnos a los más de 7.000 actuales. En este argumento se han apoyado los tres decanos de Medicina de las facultades públicas de la Comunitat para insistir en que un nuevo grado solo redundaría en "masificación" y respondaría a "una decisión política". Sus declaraciones cargan contra la Universidad de Alicante (UA), que promete recuperar los estudios de Grado de Medicina para el curso 2018/19, después de que le fueran arrebatados hace 20 años.

Así lo expresan Federico Pallardó, decano de la Universitat de València (UV); Antonio Compañ, de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche; y Rafael Ballester, de la Universitat Jaume I de Castellón (UJI), que este martes han participado en la mesa redonda “Apertura de nuevas facultades de Medicina. ¿Y nosotros?”, organizada por la Delegació d'Alumnes de Medicina. La cita pretende replicarse en el resto de campus después del de Blasco Ibáñez. Los tres decanos han unido fuerzas al considerar que la situación de Alicante "mañana puede ser la del resto de provincias" y han pedido que se paralice el proceso.

Desde la UA aseguran que no han sido invitados a la cita. El rector de la Universidad, Manuel Palomar, afirma que ni siquiera sabía del encuentro. En su entrevista con Valencia Plaza, el responsable del campus alicantino planteaba la oferta de este próximo grado como "una responsabilidad de la que no puedo abdicar". "Nosotros estamos ofreciendo 130 plazas de nuevo ingreso en el Grado de Medicina, mientras que hay una oferta de empleo de 210 plazas de MIR", insistía, un argumento que los decanos han desmontado en su debate: "Que hayan más plazas de MIR que estudiantes no tiene sentido porque hay médicos que van a volver a optar a esa plaza. Es una falacia y él sabe que está jugando con los números".

"Si se crea una nueva facultad, tanto pública como privada, será imposible que los hospitales de Alicante alberguen a todos los estudiantes"

Todos los participantes en el debate han recordado que, aunque es la Aneca quien finalmente aprueba el grado, la responsabilidad de poner en marcha un procedimiento de este tipo recae en primera instancia en la Generalitat. "Pasa filtros, pero solo importa la decisión del Consell", ha precisado Pallardó, quien ha argumentado en que si en su momento se rechazaron nuevas facultades privadas, "¿por qué poner en marcha otras públicas?". Los estudiantes, por su parte, han insistido en que se volverán a reunir con el rector de la UA y con la directora de Universidades, Josefina Bueno."Ella ya nos dijo en mayo que no quería ningún grado más", han revelado.

En concreto, Federico Pallardó, ha sido muy contundente al expresar que la decisión de recuperar el grado para la UA es "puramente política". "Si quieren recoger votos, que hagan otra cosa, pero que no utilicen a los estudiantes de Medicina ni a sus familias", ha espetado. También ha alertado sobre "el abaratamiento de mano de obra" que esto conlleva. "Que no os engañen", ha manifestado a un auditorio mayoritariamente conformado por estudiantes, "a la Administración le interesa esto para pagar más baratas las guardias". 

Por su parte, Rafael Ballester, se ha mostrado preocupado por perder el hospital de referencia de la UMH, que es el General de Alicante. "Si se abre el grado de la UA, es posible que nos lo quiten y a ver dónde mandamos a nuestros alumnos a hacer prácticas", ha precisado. Cabe recordar que en Alicante hay cuatro hospitales (el General, el de San Juan, el de Elche y el de Elda), que reciben un volumen de 400 alumnos al año. "Si se crea una nueva facultad, tanto pública como privada, será imposible albergar a todos", ha añadido, y ha confiado en que el Consell sepa valorar dicha situación: "De no hacerlo, estaríamos en pie de guerra".

Masificación en las prácticas

El decano de la UJI, Antonio Compañ, ha comparado la situación de Alicante con la de Castellón, en este caso apelando a "la masificación" para la realización de prácticas en hospitales. Ha recordado que en su provincia no hay suficientes centros para atender la formación de los estudiantes de Medicina, "algo que en parte ha aliviado la decisión de la Conselleria de Educación sobre limitarlas. "Nos estamos cargando a la gallina de los huevos de oro. Antes, los hospitales estaban contentos de acoger a los estudiantes, pero ahora se están empezando a cansar y eso repercute en la calidad de la formación", ha afirmado.

Pallardó hace extensible dicho problema a València. Tras la exclusión de los alumnos de las privadas de las prácticas sanitarias, la UV se ha visto obligada a ceder plazas para la Universidad Cardenal Herrera CEU. "Este curso además nos lo ha pedido la Universidad Católica", ha revelado. Aunque no se ha mostrado partidario de reducir el numerus clausus de Medicina (único grado que lo tiene por conveniencia de los propios decanos), sí ha hecho hincapié en lo delicado de la situación. "El sistema ya está al límite", ha remarcado.

Acreditación de la Aneca

Por último, todos los decanos se han mostrado contrarios al sistema de acreditación de Grados a través de la Aneca (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación), que se encarga de dar el visto bueno a todos los que se aprueban en España. "La Aneca es uno de mis temas favoritos", ha arrancado con sorna Pallardó, cuya opinión es que el organismo "no tiene suficiente capacidad para hacer un seguimiento efectivo de la calidad".

"Es difícil creerse a la Aneca como una autoridad incontestable. Incluso hemos visto que se iniciaban estudios sin informe positivo por parte de la Aneca", le ha apoyado Compañ. Ballester sí ha dicho creer en las agencias de evaluación, "pero cuando hacen un trabajo informativo y de seguimiento". En su opinión, "en España llama la atención que los criterios sean diferentes para aprobar un grado en la pública o la privada", ha concluido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email