X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

moncloa protege a la ministra tras las dudas sobre su máster

Montón salva (de momento) a Casado

11/09/2018 - 

VALÈNCIA (X. A./EP). La ministra de Sanidad, Carmen Montón, exdirigente del Gobierno valenciano que lidera Ximo Puig, tuvo que salir este lunes al paso de la información publicada por eldiario.es en la que se apuntaba a que la alto cargo obtuvo un máster "plagado de irregularidades" en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), la misma que se encuentra en el ojo del huracán por los estudios de Cristina Cifuentes -terminó dimitiendo- y del líder del PP, Pablo Casado, quién todavía sigue defendiéndose de las acusaciones.

Así, Montón ostenta un título sobre Estudios Interdisciplinares de Género del curso 2010/2011, que se impartió desde el Instituto de Derecho Público (IDP) dependiente de la citada universidad y del que también proceden los otros másteres puestos en tela de juicio que obtuvieron los dirigentes populares.

Según la información publicada, Montón, quien cursó estos estudios siendo diputada y portavoz de Igualdad en el PSOE, superó con una nota media de 8,43 el citado máster pese a que lo empezó cuando la mitad de las asignaturas ya habían finalizado.

En esta línea, siempre según eldiario.es, pagó la matrícula fuera de plazo, tres meses después, y superó la mitad de las materias sin acudir a las clases y sin tratar con los profesores. La directora del máster era Laura Nuño, imputada en el caso Cifuentes y número dos del catedrático que dirigía el polémico instituto, Enrique Álvarez Conde, desde diciembre de 2017, quien aseguró este lunes que no existió "ninguna" irregularidad en el curso de postgrado de Montón y recalcó que la ministra presentó un trabajo.

Tras esta información, que previamente había sido puesta en conocimiento de la ministra por el citado medio de comunicación en una reunión la pasada semana en búsqueda de contrastación, le tocó turno la dirigente valenciana. Montón expuso su título, el certificado académico, el trabajo de final de máster -aunque no lo facilitó a los medios-, afirmó tener una treintena de emails cruzados con la organización del curso -leyó algunos- y aseguró no haber solicitado ninguna convalidación tal y como afirma la información de eldiario.es

Además, insistió para referirse a sus faltas a clase que la directora de la titulación le expuso que podía cursar estos estudios a distancia, por lo que al principio no acudió al centro y, a los pocos meses, sí empezó a ir a clase cuando se encontraba más liberada. Una versión que al parecer no coincide con la que inicialmente planteó al medio de comunicación que publicó la noticia. 

Botella, Sánchez, Montón y Ábalos, en un mitin. Foto: EVA MÁÑEZ

Todas unas explicaciones que chocan con la información publicada por el mencionado periódico y que no terminan de disipar ciertas dudas respecto a si la ministra podría haber recibido un trato especial o determinadas facilidades para sacar adelante estos estudios. 

Ahora bien, la rueda de prensa convocada por Montón sí fue suficiente para Pedro Sánchez. Así, desde La Moncloa calificaron de "claras" y "transparentes" las explicaciones de la  ministra por lo que a priori queda descartado -al menos de momento- que se obligue a la dimisión de la alto cargo, lo que supondría la segunda salida del Ejecutivo en apenas tres meses -la primera fue la de Màxim Huerta- y también la segunda de un dirigente valenciano.

En cualquier caso, en lo que se refiere al escenario político, lo que resulta indudable es que la comparecencia de Montón celebrada este lunes benefició notablemente al líder del PP, Pablo Casado, quien se encuentra implicado en una situación similar en cuanto a la temática, aunque el contenido alberga diferencias como por ejemplo que respecto al presidente popular existiera una convalidación masiva de asignaturas. 

No obstante, si no se baja al detalle, resulta probable que la opinión pública no especializada se limite a considerar que ambos dirigentes pudieron recibir facilidades para lograr sus títulos universitarios, por lo que si Montón continúa en su puesto y si, como todo apunta, el caso de la ministra prosigue con nuevos episodios sin que se produzca la dimisión o aclaraciones absolutamente irrefutables, Casado podría conseguir de alguna manera neutralizar parte del daño de imagen que viene percibiendo por el caso de su máster.

El líder del PP, Pablo Casado. Foto: KIKE TABERNER

En esta línea, el propio líder del PP se apresuró este lunes a mostrarse magnánimo con Montón: "Yo no voy a hacer lo que hicieron conmigo, confío en sus explicaciones". Unas afirmaciones que fueron respaldadas por dirigentes del PP gallego y murciano, entre otros, quienes también se mostraron prudentes respecto a la situación de la ministra. 

Sin embargo, pese a las explicaciones ofrecidas y al respaldo del Gobierno, esta historia podría complicarse. De hecho, cabe recordar que el propio Pedro Sánchez justificaba en abril la moción de censura contra Cifuentes con la siguiente frase: "La mentira no puede presidir Madrid". 

Alguna novedad informativa que pueda rebatir o dejar en evidencia la versión de Montón, podría terminar con su salida del Ejecutivo, dado que la ministra tiene como principal asidero la cornisa de La Moncloa, puesto que no goza de excesiva devoción por la parte del 'sanchismo' capitaneada por el también valenciano José Luis Ábalos o de sus primigenios respaldos en el PSPV, como el propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email