X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 28 de mayo y se habla de Goerlich CVMC caso valmor OLIVA
GRUPO PLAZA

el pp valenciano aún aspira a situar a moragues en un puesto clave

Montoro tendrá una Secretaría General para pilotar el cambio de modelo de financiación

15/11/2016 - 

VALENCIA. El nuevo Gobierno de Mariano Rajoy ha tomado en las dos semanas que lleva activo varias decisiones con trascendencia para la solución del llamado 'problema valenciano' –la infrafinanciación de la Comunitat–, pero está todavía por nombrar la persona que pilotará directamente la negociación del cambio de modelo de financiación. Se sabe que será un secretario o secretaria general con rango de subsecretario/a, pero el puesto está vacante hasta al menos el próximo viernes, cuando se reúna de nuevo el Consejo de Ministros.

Por un lado, el Gobierno ha eliminado del Ministerio de Hacienda la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas. El cargo lo ocupaba Antonio Beteta, que se encargaba de coordinar todos los aspectos relativos a la financiación autonómica, como las reuniones del Consejo de Política Fiscal y Financiera, la vigilancia del cumplimiento de los límites de déficit y el resto de medidas para las Comunidades o los municipios incluidas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Esta Secretaría de Estado –rebautizada como "de Administraciones Territoriales"– depende ahora del Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, que ocupa la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Pero no se encargará de la parte financiera. Este ministerio se ocupará de todas las relaciones con las Comunidades Autónomas y ayuntamientos, los conflictos de competencias y, muy especialmente, del problema catalán. 

La parte financiera seguirá en manos del departamento que dirige Cristóbal Montoro. El ahora denominado Ministerio de Hacienda y Función Pública se ha reorganizado con tres secretarías de Estado: Hacienda, Presupuestos y Función Pública. El Consejo de Ministros nombró el pasado viernes a los secretarios de Estado que ocuparán estos puestos. Serán José Enrique Fernández de Moya (Hacienda), Alberto Nadal (Presupuestos) y Elena Collado (Función Pública).

SG de Financiación Autonómica y Local

Montoro no ha considerado necesaria una Secretaría de Estado para el mayor reto que tiene en esta legislatura, que es conseguir una acuerdo con las Comunidades Autónomas para poner en marcha un nuevo sistema de financiación autonómica. Esta tarea recaerá en una Secretaría General dependiente del secretario de Estado de Hacienda, Fernández de Moya.

La nueva Secretaría General de Financiación Autonómica y Local (con rango de Subsecretaría) sustituye a la anterior Secretaria General de Coordinación Autonómica y Local, cargo que ocupaba Rosana Navarro. Esta inspectora de Finanzas del Estado trabajó la pasada legislatura codo con codo con Beteta en las negociaciones con las Comunidades Autónomas, que en el caso de la valenciana fueron intensas y, en algunos momentos, tensas.

Aunque el anterior cargo de Rosana Navarro quedó suprimido el pasado sábado, cuando se publicó el cambio de organigrama en el BOE, la andaluza continúa ejerciendo esas funciones hasta que el Gobierno decida el nombre de la persona que ocupará el nuevo cargo, según consta en el Real Decreto del Gobierno. 

Según fuentes del Ministerio de Hacienda, el Gobierno designó el pasado viernes a los altos cargos que ocupan las tres secretarías de Estado y es probable que este viernes o el siguiente continúe con nombramientos en puestos de escalones inferiores, tanto en este ministerio como en el resto.

Moragues, última oportunidad

El nombre de Juan Carlos Moragues, actual delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, vuelve a sonar en círculos del PP valenciano como candidato a esa Secretaría General, después de ver frustradas en el partido sus expectativas para que ocupase una secretaría de Estado.

Sería un buen premio de consolación para el PPCV, que ha visto como el nuevo Ejecutivo de Rajoy no cuenta con ningún valenciano en el Consejo de Ministros ni, de momento, en el segundo escalón gubernamental en la decena de cargos ya nombrados.

Moragues, que fue conseller de Hacienda entre 2012 y 2015, es un gran conocedor de los problemas del modelo de financiación –que sufrió– y sus posibles alternativas. Su nombramiento dejaría libre la Delegación del Gobierno, uno de los pocos puestos de mando importantes que los populares tienen en la Comunitat, muy deseado por el aparato del PPCV.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email