X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

MICOF DE VALENCIA

Navarro se postula a presidir un Colegio de Médicos que ha perdido parte de sus funciones

8/10/2016 - 

VALENCIA, (EFE). Las cuestiones judiciales en que se ha visto inmerso el Colegio de Médicos de Valencia en los últimos años han llevado a Agustín Navarro a postularse como candidato para presidir una entidad que, dice, "ha perdido parte de sus funciones" y donde existe una "desafección" por parte de sus colegiados.

Navarro, vicepresidente de la Asociación de Derecho Sanitario de la Comunitat Valenciana, asegura en una entrevista que, aunque faltan dos años para las elecciones, cree que en el Colegio deben mantenerse los "principios y reglas éticas" que deben guiar "la conducta profesional de los médicos y de la corporación a la que pertenecen".

Este médico de Urgencias en la Casa de la Salud de Valencia pidió la dimisión de la actual presidenta del Colegio, Mercedes Hurtado, tras la querella por injurias que la anterior junta directiva presentó contra ella por el presunto envío de unos correos electrónicos dos días antes de las elecciones a la entidad colegial.

El pasado jueves, un auto de la Audiencia Provincial archivaba esta querella al no quedar probada la autoría del envío de estos correos, aunque Navarro considera que el auto "ratifica el fondo de la cuestión" "En mi opinión, queda en evidencia una clara responsabilidad ética y política, que debería asumir con su dimisión ya que presuntamente se aprovechó del efecto pernicioso de los correos electrónicos a los efectos electorales", señala.

A su juicio, "los hechos se produjeron, con la única salvedad de que no se ha podido acreditar de forma cierta quien fue la persona que encargó la compra del dominio de la candidatura ni quién envió los correos". Considera que Navarro y su junta, que ganaron las elecciones en junio de 2014 por escaso margen de votos, "presuntamente se beneficiaron del ilícito, ya que en ningún momento se produjo ningún desmentido o rectificación" y en un primer fallo se reconoció que hubo injurias y calumnias. Además, recalca que el archivo de la querella es provisional y eso permite "la posibilidad de una reapertura si se pudiera acreditar quién lo realizó materialmente".

Próximas elecciones

Aunque las próximas elecciones al Colegio se celebrarán en 2018, Navarro ya ha anunciado que encabezará una candidatura formada por "gente comprometida y profesionales intachables" que no están vinculados a partidos políticos ni a sindicatos. También destaca que la entidad colegial "no está para defender a los médicos, sino al correcto ejercicio de la profesión y que ésta se realiza en condiciones".

Considera que uno de los principales problemas del Colegio es la "desafección" por parte de sus colegiados, ya que la entidad "ha perdido parte de sus funciones" y deberían crearse comisiones "que realmente desarrollen la actividad profesional". Entre estas comisiones destaca la deontológica, que valora si la práctica clínica ha sido correcta; la de especialidades médicas, con el objetivo de que las distintas sociedades científicas participen de la actuación del Colegio; o la de defensa de la Medicina.

También critica la existencia de irregularidades en las bolsas de trabajo o que los médicos sean coaccionados para dejar su puesto de trabajo, y considera que la contratación de profesionales en el sistema público debe tener los requisitos de publicidad, igualdad, mérito y capacidad.

Respecto a las concesiones administrativas, cree que se ha "tergiversado mucho" y defiende que en ellas "se presta asistencia a la población en las mismas condiciones que en un hospital público. Sus profesionales son exactamente los mismos que en un centro público, tienen las mismas titulaciones y especialidades". "Cambia el proveedor del servicio, pero el servicio final sigue siendo el mismo", asegura Navarro, que afirma que existen "intereses políticos pero los profesionales son impecables".

Respecto a la posibilidad de que los estudiantes de Medicina de la universidad privada no puedan hacer prácticas en hospitales públicos, afirma que es necesario que todos los alumnos pasen por la pública para conocer determinadas habilidades, como el sistema informático Abucasis o cómo funciona un centro de salud.

En cuanto al intrusismo en la profesión médica, asegura que el "nivel punitivo" que tiene la detención de la persona que comete este delito "le sale muy barato", al igual que agredir a un médico.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email