X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 27 de mayo y se habla de OLIVA Goerlich CENTRO DEL CARMEN caso valmor CVMC
GRUPO PLAZA

CONVERSACIONES CULTUR PLAZA

Olga Adelantado deja la presidencia de LaVac: "Ha sido una lucha desde cero"

Tras cuatro años al frente de la asociación de galerías de arte contemporáneo de la Comunitat Valenciana, la galerista decide no renovar como líder aunque, indica, apoyará el nuevo proyecto: "No me desligo, dejo de ser presidenta"  

11/05/2017 - 

VALÈNCIA. Recuperaba Olga Adelantado, directora de la galería de arte Luis Adelantado, hace unos días en sus redes sociales la consideración de Gilles Deleuze sobre el artista, "un acto de resistencia en sí". El combate seguirá por su parte aunque, a partir de ahora, desde una posición distinta en el tablero. La hasta ahora presidenta de la asociación de galerías de arte contemporáneo de la Comunitat Valenciana (LaVac) está preparada para dar paso, tras cuatro años al frente de la agrupación, a una nueva etapa que, explica, apoyará aunque no liderará. "No me desligo, dejo de ser presidenta", indica la galerista a Cultur Plaza. Con la cuenta atrás en marcha para elegir a una nueva cabeza visible de la red de galerías, Adelantado ha tomado la decisión de no renovar el cargo, un movimiento que no espera resulte en un giro brusco del camino pavimentado en los últimos años. Explica que ha puesto en marcha el proyecto prácticamente "desde cero", un trabajo que ha coincidido con el cambio de gobierno autonómico y local y con el que se han afianzado iniciativas como Abierto Valencia, la gran 'rentrée' de las galerías en el nuevo curso. Olga se va, pero para quedarse. 

-Como diría Jeanette en la canción, ¿por qué te vas?
-La idea de cumplir un mandato de cuatro años me parece redonda. Todo lo que ha pasado ha sido muy intenso, hemos trabajado para construir una asociación casi desde cero. Hubo un principio de comunión entre las nuevas galerías del que han surgido todas las ideas que se han gestado, desarrollado y consolidado en estos cuatro años. Eso significa mucho trabajo. Toda LaVac y la junta directiva hemos trabajado intensamente, como si fuera parte de nuestro negocio, en conformar lo que es ahora. Es bueno que haya una continuidad, pero el cansancio provocado por trabajar tan intensamente no puede afectar a todos esos proyectos nuevos.

-¿Se va dejando 'todo atado'?
-Me gustaría que hubiera continuidad, que lo que se ha trabajado se pudiera seguir. Para ello tendría que estar en esa junta por lo menos personas que han estado ya y, por lógica, que asumiera la presidencia alguien del equipo directivo. 

"Queremos que la gente entienda que la galería puede funcionar como un museo"

-Dice que construyó la asociación prácticamente desde cero. LaVac aglutina perfiles bien distintos de galerías, ¿cuál ha sido el mayor reto de estos años para poner en marcha la entidad?
-Lo primero que se hizo fue constituirnos como grupo visible, creando una página web. Una cosa tan sencilla como que cuando se busquen galerías asociadas de arte contemporáneo estén ubicadas en el mismo contexto, que no sea solo un lugar en el que reunirse y hablar de los problemas que podamos tener como negocio. Seguimos con esa idea de mostrarnos como grupo coral generando el proyecto más ambicioso que tenemos en común: la inauguración conjunta abriendo la temporada expositiva, Abierto Valencia. Se busca la excelencia y también que el público valenciano nos conozca. Contactar con el sector más especializado, sí, aunque para nosotros es igual de fundamental el contacto con el público general. Se ha trabajado para que se entienda que las galerías son negocios, pero negocios culturales. Queremos que la gente entienda que la galería puede funcionar, por supuesto desde una estructura privada y más pequeña, como un museo. Precisamente en ellas puedes encontrar los proyectos que a la larga estarán en los museos. Hay una función didáctica y de mediadores importantísima que se ha generado en mi galería y que he transmitido a LaVac. Si queremos que nos conozcan tenemos que encontrar la forma de explicarnos a todos los niveles.

Foto: ESTRELLA JOVER.

-Habla de potenciar la visibilidad de la función social de las galerías, ¿se ha conseguido ese objetivo?
-Se ha avanzado muchísimo. Lograr algo significa que lo puedes meter en una carpeta porque ya está hecho. No en ese sentido, pero las visitas han aumentado cada año, precisamente en 2016 llegaron a pasar 500 personas en los gallery walks, las rutas que organizamos. Se ha construido un mapa físico y mental con el que ya se tiene presente que hay tres zonas de recorrido por València. La misión no está conseguida porque hay que seguir luchando, pero el balance es muy positivo. 

-Empezar de cero implica mucha energía e ideas que luego han de enfrentarse a la realidad, ¿le quedan cuentas pendientes?
-Aunque se inició en Abierto Valencia, queremos que haya más mesas redondas, charlas y conferencias enfocadas a la galería. Hay un proyecto que se ha gestado en Barcelona bajo el nombre Talking Galleries que es sobre y para las galerías, en el que se explican cosas muy profesionalizadas pero que ayuda a comunicar al sector. Si Abierto Valencia es una introducción al público en general, ahora nos gustaría trabajar en una parte más profesionalizada. 

"Hemos conseguido situarnos en el mapa [nacional] cuando no lo estábamos"

-En 2016 pasó a formar parte del Consorcio de Galerías de Arte Contemporáneo, ¿cuál es el peso real del circuito valenciano en Madrid? 
-Hemos conseguido situarnos en el mapa cuando no lo estábamos. El hecho de que me hayan propuesto para formar parte de la junta creo que habla de forma positiva de que quieren contar con nosotros activamente, que estemos informados de todo lo que pasa y que seamos agentes activos. Hoy por hoy no hay muchas galerías de València asociadas al consorcio, pero sí quieren que a través de mí transmita que hay problemas, como puede ser el IVA, que solo se pueden trabajar a nivel nacional. Aunque dejo de ser presidenta de LaVac, me llamaron hace pocos días para que siga en la junta y, por supuesto, voy a seguir. No me desligo de LaVac, dejo de ser presidenta.

-Cuando la asociación recibió la medalla de Sant Carles de la Universitat Politècnica de València, en 2015, pocos meses después del cambio de gobierno, dijo que se encontraban en un momento "esperanzador" pero "ni estable ni de bonanza", ¿cómo ha evolucionado ese análisis?
-Creo que seguimos igual [ríe] Las relaciones con la institución son buenas, lentas... Hay que pensar en cómo hacer entender las empresas culturales en la ciudad. No se entiende que una galería tiene que salir fuera a una feria, se vende [obra] para que el artista pueda seguir viviendo. Hay que comprender la estructura. Los artistas hacen pensamientos, a veces complicados, que se traducen en objetos y que son difíciles de vender, por eso la labor que se hace desde las galerías es brutal, porque apoyan que ese desarrollo esté ahí, ¿Cómo se mejora esto? Desde la base. Hay que cambiar la mentalidad.

-Qué objetivo tan grande. 
-Por eso estamos en asociaciones y consorcios y, cuando nos reunimos con políticos, intentamos explicar cuál es la filosofía del arte contemporáneo, qué es lo que se hace en la estructura de las galerías. El 35% de las galerías a nivel mundial pierden dinero: no es un negocio, es una pasión, se defienden intereses que van más allá del dinero. El problema es cuando en los medios se especula con que el arte bueno y malo relacionado con el dinero. Se tiene que explicar desde la base y comunicar cada acto cultural alejado del sensacionalismo. 

-Una apuesta de la sensibilidad por encima del bien material. 
-Todas las grandes ideas vienen de gente creativa. No estamos hablando de que de aquí salgan muchos artistas, hablamos de que acercarte al arte te cambia la mirada, te hace pensar de otra forma y ver las cosas al revés, y eso hace que un país sea más rico. El arte contemporáneo enseña a pensar, si es que eso se puede enseñar, a traducir en palabras emociones y situaciones.

-Ha dicho que la comunicación con las instituciones es buena pero lenta, ¿han estado a la altura?
-Valoro la interlocución como positiva. Cuando has aprendido a andar, a correr y has hecho maratones, tener que volver a empezar y explicar a alguien cómo se anda, y ver que no se levanta, te desespera un poco. Según el día de la entrevista diría que estamos desesperados o que progresa adecuadamente. Creo que lo segundo lo definiría hoy, pero es verdad que tienen tantas cosa que resolver que lo sientes como lento. No hablamos de dinero, sino de si se entiende. En ese campo se ha hecho un gran trabajo. Se reunió a todos los agentes culturales para hacernos una serie de encuestas y sacar una valoración sobre qué quiere la ciudad y cómo generar cultura a largo plazo. Este mismo viernes estoy convocada para participar de una mesa sectorial de cultura, la primera reunión que se hace después del test de Conselleria.

Foto: ESTRELLA JOVER.

-De la mesa sectorial se viene hablando desde hace mucho tiempo. Con la primera prevista para este viernes, a la que acudirá como presidenta, ¿qué quiere transmitir allí LaVac?
-Lo primero que quiero ver es la estructura porque me enteré hace dos días que seríamos doscientas o trescientas personas. Es un maratón, ahí no se puede hablar de nada. Para que haya una mesa de trabajo que funcione no puede haber más de diez personas, ese es mi punto de vista. Ahora mismo la reunión que se nos propone es para presentarnos y buscar con quién tenemos intereses comunes. No voy a pedir reivindicaciones sobre LaVac, sino sobre la cultura. 

"Para que haya una mesa de trabajo que funcione no puede haber más de diez personas"

-Este año las ayudas de la Conselleria de Cultura a las galerías de arte son bianuales de forma excepcional tras no publicarse en 2016, ¿cómo valora la nueva fórmula?
-Nos reunimos con ellos para darle forma, para optimizarlas al máximo y que entendieran para qué eran esas ayudas. Después de ese trabajo se cambiaron las bases. El susto del año pasado lo han compensado con una convocatoria del doble de dinero en la que puedes presentarte por dos ejercicios. Entiendo que este año es así de forma excepcional. 

-¿En qué han cambiado las bases?
-Por ejemplo, las galerías no podían optar a más de 4.000 euros cada una, porque habían hecho el cálculo entre el total de galerías, pero hay muchas que no van a ferias o que no la piden. El problema no era solo la cifra, sino que hubo algunos casos muy tristes en los que sobró dinero que no se reubicó en Cultura, sino que va a otros departamentos. Se ha conseguido que siempre se reubique ahí y que una galería pueda acceder a más ayudas si lo justificaba. Ahora también se valora la presencia de artistas españoles y valencianos y la calidad de la feria a través de un ranking que ya existía. Miramos mucho las bases de las ayudas a nivel nacional, que son más escuetas pero cuyas bases están hechas por gente que sabe del mundo del arte. Ese trabajo no se había hecho hasta hace dos años, nadie se había sentado con un galerista para ver si la convocatoria estaba bien. 

Foto: ESTRELLA JOVER.

-Abierto Valencia, desde el punto de vista de la visibilización, es el proyecto estrella de LaVac, ¿se plantea generar otros puntos en el calendario?
-Se quiere, pero es verdad que es un esfuerzo que dejo en manos de mi sucesor, con el apoyo de la nueva junta en la que, si lo consideran necesario, estaré. Hay buenas ideas, espero que en año y medio podamos lanzar un proyecto bonito que haga que las actividades se alarguen todo el año. Una de ideas que hemos planteado es generar desayunos los sábados, tenemos que darle forma, estamos en ello. 

-No se trata tanto de generar un nuevo gran evento sino pequeños picos de actividad.
-Exacto. Muchas galerías cierran los sábados. Abriríamos con esa excusa de que está pasando algo especial. El problema es que para crear más necesitamos un equipo que no tenemos. 

-¿En qué punto deja LaVac y qué le pide a su sucesor?
-Creo que se queda en un momento muy bueno, cuando la cogí no existía, siento decirlo así de duro. Ha sido muy gratificante ver que se consiguen cosas. Yo he tenido la suerte de tener una galería que he heredado, con una estructura inmensa, que gestiono y en la que por supuesto hay lucha, pero es otro tipo de batalla, no desde cero. LaVac sí ha sido una lucha desde cero. Es muy difícil, pero cuando sale es increíble. Debe asentarse y no desaparecer. Independientemente de las diferencias que pueden generarse dentro de una asociación, se ha trabajado siempre sobre lo colectivo, nunca lo individual, buscando la excelencia y proyectos que sirvieran para situar a las galerías en el panorama nacional. Lo que tiene que hacer el futuro presidente o presidenta es seguir ese camino pero siempre añadir cada poco tiempo algo nuevo para no perder ese espíritu combativo. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email