X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

frente a las 900 estimadas inicialmente

Quabit rebaja a 500 viviendas las que podría construir en Port Saplaya

13/02/2017 - 

VALENCIA. "Si todo va bien, cerramos el acuerdo con el Ayuntamiento de Alboraya y luego con los propietarios como Alcampo en tres años podríamos construir 500 viviendas en el proyecto urbanístico de Port Saplaya". Son palabras de Félix Abánades, presidente de Quabit Inmobiliaria, que este lunes estuvo en Valencia para presentar a los accionistas locales el 'road show' que lleva en marcha por toda España con motivo de la ampliación.

Conviene recordar que en enero de 2014 venció el plazo para ejecutar el Plan de Reforma Interior (PRI) UE-2 que debería haber desarrollado el sector para construir cerca de 900 viviendas, un hotel, una marina, un auditorio y cientos de amarres. "No descartamos el hotel pero en el mejor de los casos no veo que esté acabado este proyecto donde tiene poco sentido que siga allí Alcampo porque es un centro obsoleto".

Lo que es un hecho es que la cotizada madrileña acaba de ganar el proceso judicial iniciado en julio de 2015 por el que reclamaba a Egusa, la sociedad pública de suelo del Ayuntamiento de Alboraia, la devolución de los 23,4 millones de euros que adelantó al municipio para el desarrollo del Sector 'UE-2 Port Saplaya'.

"En una situación bastante precaria"

Egusa deberá abonar también a la compañía 2,3 millones de euros en concepto de intereses legales devengados sobre la cantidad principal desde febrero de 2014, fecha en la que Quabit reclamó por incumplimiento la resolución del contrato. "El dinero nos lo debe y no vamos a dejar de exigir lo que nos corresponde. Veníamos hablando con el Ayuntamiento de Alboraia antes de la sentencia para llegar a un acuerdo", añade el empresario alcarreño.

Abánades reconoció que no ha vuelto a mantener contactos con Egusa aunque sí que los ha habido "a nivel jurídico dado que estamos en fase de recursos. Hasta que no acabe el 'road show' no nos pondremos". Lo que sí tiene claro es que el proyecto "va a ser muy interesante para Port Saplaya" porque "está en una situación bastante precaria". Como también ve muy bien "este tipo de sociedades mixtas -como la que tienen en este proyecto- y nuestra intención es seguir con nuestro socio".

Respecto a los planes que tienen en la Comunitat Valenciana -más allá de Port Saplaya-, el presidente de Quabit reconoció que cuentan "con más terrenos en la zona de Castellón", mientras reconoce que le gusta más Alicante que Valencia "porque todavía no hay un mercado pujante y vemos poco suelo en la Comunitat Valenciana pero nuestro objetivo es estar aquí y por eso valoraremos las dificultades urbanísticas". Siempre teniendo en cuenta que lo que "buscamos es suelo finalista". Palabra de un constructor que advierte que "hay que hacer urbanismo razonable".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email