X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

críticas a la descoordinación entre concejalías 

Qué hacer con cinco toneladas requisadas de cerveza y otras macrocifras de la resaca de Fallas

Foto: EVA MÁÑEZ
20/03/2018 - 

VALÈNCIA. Se acabaron las Fallas. Como cada año, con la resaca, llegan las macrocifras de limpieza, inspecciones, viajeros… que corroboran el desmedido impacto de las fiestas en la ciudad. Desde el Ayuntamiento de València y la Generalitat emitieron diversos comunicados que aportan datos que ayudan a hacerse una idea de la dimensión real de las Fallas. Unas fiestas que, como siempre, han sido motivo de un agrio debate por la invasión que suponen el día a día, con un especial perjudicado: el pequeño comercio.

En este sentido, el portavoz de Ciudadanos en València, Fernando Giner, criticó este martes “la imagen que ha proyectado la ciudad”, que según él no concuerda con la denominación de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Para Giner, “la falta de gestión y coordinación entre concejalías ha provocado situaciones caóticas durante estas Fallas”, y puso como ejemplo a la EMT “como un servicio municipal que ha funcionado de manera muy deficiente durante las Fallas”.


Una desbarajuste que también denunciaba la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico. En un comunicado, dicha entidad aseguraba que “la descoordinación interna del ayuntamiento ha obligado a la sociedad civil a organizarse para paliar el caos”. Así, relataban que durante estos días han sido “constantes” las comunicaciones entre distintos colectivos y la Policía para trasladar lo que sucedía en las calles e intentar paliar los desbarajustes causados por “una falta de previsión, a nivel de ocupación de vía pública, sanitario y de respeto al patrimonio”.

1. Cinco toneladas de bebida ilegal (mayormente cerveza). Denunciaba la Federación de Ocio y Turismo este martes la imagen “caótica” que ha dado València, coincidiendo en el fondo y la forma con la asociación de comercios del centro histórico. La venta y el consumo de alcohol en la vía pública, “incluso a menores”, ha sido uno de los hechos habituales. Si bien los hosteleros critican falta de control, desde el consistorio recordaban que la Policía Local ha requisado más de 15.000 latas provenientes de la venta ilegal, mayormente cerveza. Cinco toneladas, aproximadamente. Toda esta bebida se destruirá y se perderá como lágrimas en la lluvia, que decían en Blade Runner. Tal y como recordaba el secretario de la Unión de Consumidores,Vicente Inglada, “las leyes son estrictas en este sentido y además nadie sabe dónde han estado; de hecho, muchas se escondían en contenedores. Además se rompe la cadena del frío y pueden ocasionar problemas”. 

2- 2.240 toneladas de ceniza, menos que el año pasado. Las Fallas este año han ardido mejor. O al menos eso es lo que cabe deducir respecto a la limpieza en la ciudad. Las toneladas de ceniza recogidas tras la Cremà de los monumentos falleros se han reducido en un 4,3% respecto a 2017 (el año pasado se recogieron 2.341 toneladas; y este año, 2.240 toneladas). Como es tradición y como destacó el propio alcalde, Joan Ribó, “en apenas 12 horas” los equipos de limpieza dejaron la ciudad como si no hubiera pasado nada.

3-Medio centenar de inspecciones diarias. La Concejalía de Sanidad inició la campaña Fallas 2018 el día 3 y la extendió hasta el 19 de marzo. Se realizaron un total de 766 visitas a 146 establecimientos autorizados, a una media de 47,8 al día. Además, se efectuaron un total de 712 análisis de aceites y 62 visitas acometidas de agua con un total de 84 análisis de aguas. De todas estas inspecciones ninguna derivó en nada reseñable, apuntan desde la Concejalía.

4-Casi 300 puestos de comidas. Un total de 281 puestos autorizados de comida (agrupados en 71 mercadillos), recibieron más de 350 inspecciones, observándose en general una clara mejoría de condiciones respecto a años anteriores, dicen desde el Ayuntamiento. Igualmente, se efectuaron 146 inspecciones de consumo, sin datos reseñables.

5- Los visitantes y falleros han reciclado mejor. En el Ayuntamiento de València se congratulaban también del buen resultado que han tenido las nuevas papeleras para depositar envases. Se han recogido 4.760 kilos, la mayoría de los cuales (52,2%) ha correspondido efectivamente a envases. Del resto del material depositado en estas papeleras, un 15% ha sido cartón y un 20% vidrio, lo que implica, en palabras de la concejal Pilar Soriano, “que el objetivo se ha cumplido, porque se ha evitado que todos esos residuos hayan acabado en el contenedor gris”. 

 6- La recogida de vidrio también mejora. La recogida de vidrio, según los datos del Ayuntamiento, ha mejorado con un incremento del 19,62%. La campaña de recogida puerta a puerta en Ciutat Vella ha permitido aumentar los kilos recuperados de los 22.249 del año pasado a los 39.822 de este año. Para Soriano, “lo que ha quedado demostrado es que si se le facilitan las cosas a los vecinos, se obtiene una respuesta positiva”. 

7- 2,3 millones de viajeros al tren. Ferrocarrils de la Generalitat también ha hecho sus cuentas, y éstas son millonarias. Los días en que se han prestado servicios especiales con motivo de las Fallas (3, 4, 10, 11, 15, 16, 17, 18 y 19 de marzo) se contabilizaron 2,32 millones de viajeros. La mayoría se concentraron en los días fuertes, del 15 al 19 de marzo. En estas cuatro jornadas se prestaron 120 horas de servicio ininterrumpido de metro y tranvía, con un total de 1,73 millones de viajeros, algo así como el doble de la ciudad. El mayor número de desplazamientos se dio curiosamente el 17 de marzo, en el que se contabilizaron 421.050 pasaheros, seguido del día 18, con 417.843. Un día normal laborable se desplazan unos 230.000 viajeros por la red de Metrovalencia. Es decir, fue prácticamente el doble.

 8. Quedamos en Xàtiva. La estación de Xàtiva, junto a la Estación del Norte, ha sido el punto de encuentro favorito, con 268.528 viajeros registrados en los cuatro días grandes de las fiestas (del 15 al 19). Más lejos se han hallado la de Colón, con 173.041 usuarios, y Plaça Espanya con 124.732. Entre las tres estaciones suponen más de medio millón de usuarios.

9. La seguridad no fue noticia. En el lado bueno de las cifras, como apuntaba el delegado del Gobierno en la Comunitat Valencia, Juan Carlos Moragues, “la seguridad no ha sido noticia y eso es un éxito de todos: de nuestros cuerpos policiales por la prevención y la planificación, y de los valencianos y turistas que han demostrado un importante civismo”. Con los datos de la Policía Nacional, respecto al año 2017, en la provincia de Valencia, se pasó de 3.716 infracciones penales a 3.211 infracciones en el 2018, lo que supone un descenso del  13 %. El mayor descenso se registró en lesiones y riñas tumultuarias con una bajada del 76%, mientras que daños y vandalismo se redujo más de un 60%.

10. Aumentaron las identificaciones pero no las actas. Ha habido más identificaciones (33.139 personas, un 13% más) pero se han levantado menos actas por posesión de drogas (2.119, o lo que es lo mismo, un 39% menos) y también se redujeron las actas por posesión de armas u objetos peligros (193, un 45% menos). Cifras que hablan de unas fiestas más seguras. Dentro del caos, mucho más que un consuelo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email